Estrellas vs Toros en un duelo por la gloria en Lidom

Enfrentamiento. Ambos equipos inician hoy la lucha por conquistar la final del torneo de béisbol dominicano.

Por Hanly Ramírez. [email protected]

Las Estrellas Orientales y los Toros del Este estarán desde hoy  disputando la corona de campeón de la Liga Dominicana de Béisbol Profesional (Lidom), cuando el estadio Tetelo Vargas de San Pedro de Macorís encienda sus luces y la acción de la Serie Final pautada al mejor de nueve partidos inicie a partir de las 7:30 de la noche, en una contienda marcada por la versatilidad y profundidad de cada uno de estos dos equipos.

Velocidad, poder, bateo oportuno y dominio monticular han sido las características que han definido a estos dos equipos durante toda la temporada y que los ha llevado a la disputa del derecho de representar a la liga en la Serie del Caribe.

Ofensivas similares

Los nombres de Fernando Tatis Jr., Junior Lake, Miguel Sanó y José Siri (y talvez Robinson Canó) por parte de las Estrellas Orientales y los de Jordany Valdespin, Hunter Pence, Rubén Sosa y Teoscar Hernández por los Toros del Este, (por solo mencionar algunos nombres), aseguran un espectáculo de poder, versatilidad y velocidad en las bases.

Estrellas Las Estrellas tratarán de conquistar su primera corona desde 1954. foto f.e.

Ambos equipos fueron primero y segundo en bateo colectivo durante el Round Robin con un promedio de .256 para los Toros y .241 para las Estrellas, ambos equipos también encabezaron el renglón de las bases robadas 34-27 arriba el equipo verde, como también lo hicieron en jonrones 7-5 dominando el equipo de San Pedro de Macorís, pero a pesar de esto en extrabases totales los dirigidos por Fernando Tatis quedaron delante apenas 34-33, lo que habla del balance y parentesco entre ambas alineaciones.

El orden al bate de estos dos conjuntos está diseñado para no darle tregua al pitcheo rival y suelen aprovechar al máximo cualquier error, tanto de pitcheo, como de la defensa para hacer daño, por lo que será todo un reto ver como los lanzadores se las ingenian para detenerlos en la etapa más importante de la temporada.

Estrellas, mejor pitcheo

Un resultado colectivo de 1.80 de efectividad en un cuerpo pitcheo está a nivel de excelencia y eso fue lo que logró el pitcheo de las Estrellas en la semifinal, encabezados por una rotación abridora compuesta por Radhames Liz (2-0, 0.45 con 30 ponches en 20 entradas) Néstor Cortés    (2-0, 2.19) y Yunesky Maya (0-0, 1.19), además de un relevo intransitable de José “Jumbo” Díaz (0-0, 0.00 con seis salvamentos), Máximo Nelson    (3-0, 0.00), Román Méndez (1-0, 2.79), entre otros.

Los Toros no fueron tan dominantes en este aspecto como sus rivales de turno, pero su desempeño colectivo estuvo dentro de lo decente con un porcentaje de carreras limpias permitidas fue de 3.20 y su pitcheo pudo soportar y ganar los juegos cerrados, que al final del camino son los que los han llevado hasta la final.

Que las Estrellas puedan mantener una efectividad por debajo de 2.00 en la final, es poco probable, pero por la forma en que ha actuado su pitcheo, es entendible que por mucho que desmejore, seguirá mostrando un gran nivel y otro de los factores que pueden perjudicar a los Toros, es el hecho de haber tenido que utiliza a su mejor lanzador, el zurdo cubano Raúl Valdés en el juego decisivo ante los Leones del Escogido, obliga en cierto punto (ya que el veterano es capaz de subirse a loma con tres días de descanso), a utilizarlo en el tercer encuentro de la serie.

Toros dominan duelos directos

Aunque las Estrellas finalizaron en primer lugar, tanto en la ronda regular, como en la semifinal, la realidad es que los Toros fueron el equipo más difícil que encontraron en su camino hasta la final.

En sus 10 enfrentamientos durante la serie regular de Lidom, los dos conjuntos terminaron con balance igualitario de 5-5, ganando los Toros la “Serie de la Caña”, por diferencial de carreras. Ya en el Round Robin, los de La Romana impusieron su dominio, ganándoles cuatro de los seis partidos que disputaron ante los de San Pedro de Macorís.

A pesar de que fueron los claros ganadores en estos enfrentamientos, en ninguno de los cuatro triunfos que obtuvieron ante las Estrellas, los Toros ganaron por un margen mayor a tres carreras y cinco de ellos se definieron por ese diferencial o menos, es decir que a excepción de la victoria de los Orientales con marcador 7-3, todos los demás partidos terminaron por un margen mínimo, lo que revela lo cerrado que fueron estos juegos.

Enfrentamiento con sabor a revancha

Las Estrellas no ganan un campeonato en Lidom desde 1954 y la última ocasión que tuvieron en una final fue en la campaña 2014-15 cuando cayeron ante los Gigantes del Cibao, con resultado 5-3 en la serie. Por su parte los Toros conquistaron el campeonato del 2010-11, justamente ante sus rivales de turno, por lo que en esta ocasión este enfrentamiento, tendrá en sabor a revancha, en el cual solo el mejor quedará de pie.

Loading...
Revisa el siguiente artículo