Edwin Espinal recupera la confianza en SC

Por COLABORACIÓN HANLY RAMÍREZ

Durante la mayor parte del pasado año Edwin Espinal luchó consigo mismo para volver a rendir al nivel acostumbrado, luego de que fuera golpeado por un lanzamiento en el rostro durante la temporada de béisbol de liga menor, situación que arrastró hasta el torneo de la Liga Dominicana de Béisbol Profesional (Lidom) y que parece haber dejado detrás en la Serie del Caribe.

Espinal fue alcanzado en el rostro por un lanzamiento durante un partido a mediados de temporada en la sucursal Toledo AAA de los Tigres de Detroit y aunque pudo regresar a juego antes de finalizar el calendario, el trauma emocional causado por el golpe, no le permitió recuperar su confianza con el madero en mano, lo que terminó afectando su desempeño en el terreno.

“Fue una situación difícil, que no me permitió volver a ser el mismo. No es fácil. Cuando me dieron tenía seis cuadrangulares, y no di otro más”, detalló Espinal a un diario local en octubre pasado.

En su temporada con Toledo, Espinal concluyó con promedio de .242, seis jonrones y 24 remolcadas, logrando un porcentaje de embasarse de .330 y un slugging de apenas .319.

En el torneo de Lidom, Edwin no pudo lucir como la figura clave que fue en el campeonato que un año antes había conquistado con las Águilas Cibaeñas, alcanzado apenas un average de .196 con dos dobles como extrabases y siete remolcadas, tomó seis bases por bolas y se ponchó en 16 oportunidades en 34 partidos, una actuación muy distante a lo que se espera de un bateador de su clase.

Ahora en la Serie del Caribe, con las Estrellas Orientales, representantes de República Dominicana en el evento regional, Espinal ha mostrado esas cualidades que lo hacen un bateador valioso y peligroso en una alineación.

En sus turnos en los dos primeros encuentros del equipo quisqueyano, se ha visto a Edwin batear con contundencia y utilizar todo el terreno para dirigir tus batazos, además que se ha visto su control de la zona de strike, ya que en sus ocho turnos al bate, ha fletado cuatro hits, entre ellos un doble, lo que le otorga un promedio de bateo de .500, con dos remolcadas y aun no ha sido retirado por la vía del ponche.

Espinal es un bateador que cuenta con la capacidad de usar todo el terreno a su favor y tiene el poder para mandar la pelota muy lejos del home y con las muestras de recuperación que a dado en estos encuentros, son un indicativo de que está en el camino correcto para volver a brillar con el bate, no solo en la Serie del Caribe, sino en todos los niveles del béisbol.

Loading...
Revisa el siguiente artículo