Gary Sánchez vuelve a tronar con los Yankees

Por Colimdo

Gary Sánchez nunca había dado tres jonrones en un juego a ningún nivel antes de su exhibición de poder del domingo contra los Orioles, pero eso no era razón para estar satisfecho. Cuando se acercó al plato para su sexto turno de la tarde en la novena entrada, pueden estar seguros de que el dominicano salió a buscar el cuarto. “Traté de hacer lo que todo el mundo estaba pensando, pero le di un poco por debajo”, dijo Sánchez después del juego.

No hizo falta un último bambinazo para que Sánchez, quien encabezó el ataque de siete jonrones de los Yankees con el 11mo partido de más de un bambinazo de su carrera, le arrancara varios elogios a su manager. “Es un gran pelotero y todavía está creciendo, así que nuestro trabajo es ayudarlo a alcanzar el tope en cada faceta del juego”, dijo Aaron Boone, piloto de los Yankees. “Está mejorando mucho. Sabemos que tenemos un talento especial en nuestras manos. Es alguien que impacta el juego, y punto”.

Fungiendo como bateador designado de los Yankees, Sánchez la botó contra David Hess en el tercer inning, ante Mike Wright Jr. en el séptimo y vs. Dan Straily en el octavo.

Sánchez ha dado seis jonrones esta temporada, a uno de Cody Bellinger de los Dodgers por el liderato de las Grandes Ligas. Se unió a Craig Nettles (1974) y Alex Rodríguez (2007) como los únicos de los Yankees con seis cuadrangulares en los primeros nueve juegos del club en una campaña. “Me siento bien ahora mismo en el home”, expresó Sánchez. “Estoy haciendo los ajustes y controlando mejor la zona. Ese ha sido el plan y me estoy sintiendo bien”.

La exhibición de poder llegó un día después de que Sánchez desatara la ira del cuerpo técnico luego de un lapsus de concentración en las bases, al ser sorprendido en la tercera almohadilla con las bases llenas y ningún out en la sexta entrada del encuentro del sábado. También lo sorprendieron en las bases el jueves en el primer duelo de la serie contra los Orioles. “En este juego los errores van a pasar”, dijo Sánchez. “Si no cometes errores, no estás jugando pelota. Y pasan. No somos perfectos. Van a pasar de vez en cuando. Lo importante es pasar la página y estar enfocado al otro día. Eso fue lo que hice hoy (el domingo)”.

Seis de los ocho hits de Sánchez esta temporada se han llevado la cerca, y el receptor se ha embasado en seis de ocho compromisos.

Después de un 2018 marcado por las lesiones en el que bateó .186 con 18 jonrones y 53 empujadas en 89 partidos, Sánchez dijo que está aprovechando que se encuentra más saludable, especialmente tras una exitosa recuperación de una operación en el hombro izquierdo. “Pienso que es muy bueno que esté jalando la pelota (hacia su banda) otra vez”, dijo el también receptor Austin Romine. “Se le ve cómodo. Sé que todos nosotros estamos bien cómodos cuando él anda sacando la bola del parque. Fue bien especial ver esos tres jonrones. Y casi da el cuarto”.

A la ofensiva de los Yankees le falta en estos momentos jugadores como Giancarlo Stanton, Didi Gregorius y Aaron Hicks entre sus nombres claves: Los tres dieron 27 bambinazos o más el año pasado. Pero no importó. Incluso con distintos protagonistas, los Yankees pegaron 14 jonrones durante el fin de semana en Baltimore “No te puedes equivocar en el medio del plato”, indicó el piloto de los Orioles, Brandon Hyde. “Los buenos jugadores te van a hacer daño”.

Las primeras 18 carreras de los Yankees fueron producidas por vuelacercas, una raya que se rompió en la sexta entrada del juego del domingo con un sencillo impulsor de Clint Frazier. “Para nosotros nunca son demasiados jonrones”, dijo Boone. “Por mí que demos todos los que sean necesarios”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo