Velocidad: arma de ataque en arsenal de los Gigantes

Bases robadas. Han sacado provecho de la capacidad de sus jugadores para llegar a salvo al salir al robo.

Por Hanly Ramírez
Abiatar Avelino (suelo), lidera la temporada de Lidom en bases robadas con un total de 12 robos en 14 intentos. / f.e.
Velocidad: arma de ataque en arsenal de los Gigantes

En un torneo como el de la Liga Dominicana de Béisbol (Lidom), la capacidad para robar bases es una herramienta vital para el éxito de un conjunto, ya que un buen robador de bases puede con su ejecución acercar las carreras, que son las que determinan quien sale con la victoria al final del juego, al home, esta facultad es una de las que se han valido los Gigantes del Cibao para mantenerse en pelea en la actual temporada.

El equipo con sede en San Francisco de Macorís, lidera la contienda en bases robadas colectivas con un total de 51, teniendo como su más cercano perseguidor a los Toros del Este que cuentan con 29, es decir una diferencia de 22 bases más alcanzadas por esta vía.

A pesar de ser el equipo que más veces se ha ido a robo en esta campaña, con un total de 66 intentos, su porcentaje ha sido el más alto de todos los equipos, ya que solo los han atrapado en 15 oportunidades, para un porcentaje de éxito de 77%, dos puntos por encima de los Tigres del Licey, que han llegado a salvo en 25 de las 33 ocasiones que se han lanzado a estafar una base, es decir, se han acercado más al plato en 75% de las oportunidades que lo han intentado, ocupando el cuarto lugar entre los seis equipos en bases robadas.

En porcentaje de éxito a estos los siguen: Águilas Cibaeñas 72% (18-7), Estrellas Orientales 66.6% (26 -13), Toros del Este 63% (29-17) y Leones del Escogido 60% (23-15).

Para posicionarse en la cima de este renglón, los Gigantes han utilizado una punta de lanza compuesta por Abiatal Avelino, José Siri, Rosell Herrera y Rafael Bautista. Avelino es el líder en bases robadas de la liga, departamento en el que Siri, Herrera y Bautista, figuran cuarto, quinto y sexto, siendo el único equipo que cuenta con cinco jugadores entre los mejores 10 de este encasillado (Moisés Sierra está empatado en el puesto 11 con cuatro robos).

Entre Avelino (12-2), Siri (9-1), Herrera (8-1) y Bautista (6-0), los Gigantes cuentan con un cuarteto que se ha robado 35 almohadillas y solo han sido atrapados en cuatro intentos, lo que se traduce en una apuesta de éxito de un 89.7%, porcentaje que le da la confianza a cualquier dirigente para dejarlos correr en medio de un partido, sin importar la situación.

Los Gigantes descansaban este lunes, ocupando la tercera posición del standing y una de las razones de que se encuentren en esa posición es su velocidad y capacidad para robar bases, algo que seguirán implementando para tratar de mantenerse en la lucha por lo más alto de Lidom.

Loading...
Revisa el siguiente artículo