Receptores marcan su espacio en Round Robin de Lidom

Ofensiva. Más allá de su trabajo defensivo, los máscaras titulares de los equipos que accionan en la semifinal, han aportado en grande con el madero.

Por Hanly Ramírez

El trabajo de los receptores se enfoca mucho en su desempeño detrás del plato, su labor en la dirección del juego y su responsabilidad defensiva en cuanto al cuidado de los corredores rivales que llegan a las bases, como del control de los lanzamientos de los pitchers Es sin duda una labor agotadora, pero si aparte de esa función el conjunto recibe de éste un aporte ofensivo de consideración, los beneficios son aún mayores y es en ese aspecto que se han distinguido los máscaras titulares de los cuatro equipos que han accionado en el Round Robin de la Liga Dominicana de Béisbol.

Cada uno de estos receptores pertenecientes a los Tigres del Licey, Águilas Cibaeñas, Gigantes del Cibao y Leones del Escogido, han demostrado que además de su trabajo detrás del home, pueden aportar con el madero en las manos.

Yermin Mercedes, Tigres del Licey

Los Tigres del Licey lograron su pase a la final el pasado miércoles y sin dudas Yermin Mercedes ha sido la figura central del éxito de los felinos en esta etapa semifinal del torneo de Lidom.

El poderoso bateador derecho lidera la liga en jonrones (4), slugging (.757) y OPS (1.179), está empatado en el liderato de triples (1), es segundo en remolcadas (11), cuarto en porcenjate de embasarse u OBP (.435), octavo en bases por bolas (8) y noveno en dobles con (3). Su bate ha sonado con fuerza durante todo el Round Robin, pero en sus últimos juegos ha sido insoportable, evidencia de esto es que ha fletado tres cuadrangulares en cuatro partidos, incluyendo dos en los últimos dos encuentros contra las Águilas, a quienes les batea .444 con cinco empujadas en esos dos partidos, entre la victoria del miércoles, que le dio el boleto a la final a los Tigres, en ese partido remolcó cuatro vueltas.
Sus aportes con el madero han sido claves para el éxito de los azules.

Carlos Paulino, Gigantes del Cibao

Carlos Paulino Paulino ha sido uno de los bates más calientes en la semifinal. / f.e.

Carlos Paulino ha sido uno de los retos más difíciles de enfrentar para el pitcheo de los rivales de los Gigantes del Cibao en esta etapa del torneo, el máscara de 28 años de edad le ha pegado a todo lo que ha cruzado por el plato.

Un ejemplo palpable de lo difícil que ha sido sacarlo de out, fue el partido del miércoles, en el que su equipo cayó 5-4 ante los Leones del Escogido. Carlos vio frenada una cadena de ocho encuentros consecutivos bateando por terreno de nadie, en ese tramo se fue de 27-12 (.444) con un doble y un triple con seis carreras anotadas y cuatro remolcadas.

Siendo el factor clave en la parte final de la alineación de los de San Francisco de Macorís, Paulino ha logrado el segundo mejor promedio de bateo entre todos los jugadores de la semifinal, con un average de .385. Su desempeño lo ha situado en el quinto lugar entre los mejores 10 bateadores en OBP con .432, décimo en Slugging con .462 y sexto en OPS con .894.

Esto lo complementa con un doble y un triple como extrabases, además de tres carreras producidas y siete anotadas. Más allá del buen desempeño que ha tenido con el bate, su liderazgo en las filas de los Gigantes es indiscutible y su entrega en el terreno de juego es admirable.

Wilkin Castillo, Leones del Escogido

Wilkin Castillo Castillo ha demostrado su lidezgo con el bate para los Leones. / f.e.

El capitán de los Leones ha impuesto su jerarquía y ha servido de ejemplo para sus compañeros en el Escogido. Wilkin Castillo se ha visto limitado a nueve desafíos en lo que va de Round Robin, pero estos han sido suficientes para mostrar con hechos el valor que tiene en la alineación del equipo escarlata.

Líder en la cueva de los Leones, Castillo ha puesto en el terreno lo mejor de su producción con el madero, sus 12 imparables en 26 turnos al bate le otorga un promedio de bateo de .462. Ha fletado dos dobles, ha pisado la caja registradora en cinco ocasiones y ha llevado al home a seis compañeros, mientras ha tomado cinco bases por bolas y se ha ponchado en una oportunidad.

En este trayecto ha acumulado cinco partidos de dos o más imparables y de no ser nominal su participación, lideraría el Todos contra Todos en promedio de bateo, sería segundo en OBP (.531) y en OPS (1.070) y en tercero en slugging (.538).  Su presencia representa la mística roja que no permite que los Leones se rindan y por la cual son llamados los “Duros de Matar”.

Christian Bethancourt, Águilas Cibaeñas

Christian Bethancourt

Reconocido primordialmente por su gran capacidad defensiva, el panameño Christian Bethancourt le ha brindado a las Águilas Cibaeñas un bate capaz de producir y hacer daño ante el pitcheo rival en este Round Robin.

Con una línea ofensiva de .325 en promedio de bateo, Bethancourt, antes de la jornada de este jueves, acumulaba una cadena de siete encuentros consecutivos conectando de hit, en medio de este buen momento en su ataque sus estadísticas son de .363 (22-8) con cinco carreras anotadas e igual cantidad de carreras empujadas, desempeño que ha dado al traste con el momento más decisivo de la actual semifinal.

Su promedio de bateo y sus nueve carreras anotadas lo sitúan en el noveno lugar entre los mejores 10 de la etapa que antecede a la final y es octavo en OBP con .391.  Con siete remolcadas y cinco bases por bolas, el receptor panameño ha servido como un paso idóneo, entre la parte final y la parte inicial de la alineación de los cibaeños.

Balance colectivo

Sumando el accionar de cada uno, su promedio colectivo es de .359 (142- 51) con cuatro jonrones, seis dobles y tres triples con 27 remolcadas y 29 anotadas, una línea ofensiva más que envidiable y que avala el aporte que han realizado para el éxito de cada uno de sus equipos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo