El pitcheo vuelve a ser la clave en Final de Lidom

Objetivo. Ambos equipos cuentan con ofensivas poderosas, por lo que el trabajo de limitar el daño que puedan hacer es la tarea fundamental que tendrán los lanzadores.

Por Hanly Ramírez
Jair Jurrjens por los Tigres del Licey y Michael Roth de las Águilas Cibaeñas, serán los encargados de abrir el primer partido de la Final. ./ Foto fuente externa
El pitcheo vuelve a ser la clave en Final de Lidom

Los Tigres del Licey y las Águilas Cibaeñas inician esta noche la Serie Final del torneo de la Liga Dominicana de Béisbol (Lidom), en busca de la corona de campeones 2017-18, en un enfrentamiento donde el potencial de la ofensiva de cada conjunto no deja espacio para la duda, razón por la cual el pitcheo será el elemento clave para conseguir la victoria en el duelo pautado al mejor de siete partidos.

Ofensivas parejas

Unos dirán que las Águilas tienen mayor poder, mientras otros dirán que los Tigres poseen mayor versatilidad, pero la realidad es que la producción de los bates de ambos conjuntos en el Round Robin, demostraron que en este aspecto del juego, los dos se encuentran a la par.

Los Tigres dominaron la semifinal en promedio de bateo colectivo con .286, pero las Águilas finalizaron segundos con .281, ambos equipos quedaron empatados en carreras anotadas y terminaron primero y segundo en hits (190-180, Tigres), dobles (30-29, Tigres), jonrones (16-10, Águilas),  carreras remolcadas (86-85, Tigres), bases por bolas (80-74, Tigres) y en menor cantidad de ponches (109-119, Águilas), en OBP (.364-.358, Tigres), en slugging (.417-382, Águilas). Los del Cibao también encabezaron los triples con cinco.

En manos del pitcheo

Tomando en consideración esas cifras, las ofensivas de los felinos y las cuyayas son igual de peligrosas y pueden aprovechar cualquier situación de juego para hacer daño y es en este punto donde el cuerpo de lanzadores de cada equipo es decisivo.

La importancia de este elemento del juego en la final es tan evidente que en las elecciones del sorteo de importados, los dos conjuntos seleccionaron a tres lanzadores entre las cuatro escogencias que se realizaron, las Águilas agregaron los brazos del cubano Elih Villanueva y del mexicano Irwin Delgado, en tanto que los Tigres se hicieron con los servicios del derecho Jonathan Castellanos.

El trabajo de los abridores será fundamental en una serie en la que los siete partidos se disputarán en forma seguida, sin días de descanso según el calendario dado a conocer por Lidom. Que los pitchers iniciadores puedan transitar lo más lejos posible, le permitirá al dirigente de cada equipo mantener frescos los brazos de sus relevistas.

Un ejemplo de la importancia que reviste que un lanzador pueda llenar por lo menos cinco entradas de labor para un conjunto, fue la muestra dada por el Licey en las primera siete fechas del Round Robin, trayecto donde sus abridores lanzaron cinco o más entradas de dos carreras o menos, en seis ocasiones, cayendo derrotados en un solo encuentro.

Las Águilas también fueron testigos de este factor en el juego, cuando en los últimos dos partidos de la serie que antecede a la Final, incluyendo un encuentro de vida o muerte, sus dos iniciadores se combinaron para lanzar 12.2 episodios en blanco, encaminando a su equipo a ganar los dos partidos por blanqueadas.

Ejecución en los momentos apremiantes

Lo ideal para un dirigente sería entregarle la pelota a un lanzador relevista sin nadie en circulación, pero la realidad es que el equipo acudirá a ellos en situaciones donde la situación se torne apremiante y como es sabido, no siempre un juego se salva en la novena entrada, como ocurrió en el último duelo de estos dos equipos en la postemporada, cuando el cerrador de los Tigres, Jairo Asencio entró en la octava entrada del partido, cuando las Águilas tenían la carrera del empate en la tercera base y la de la ventaja en segunda con un solo out, pero el veterano relevista retiró a los dos bateadores sin que ninguno de los dos corredores pudiera pisar la goma y empatar las acciones.

Lo curioso de este partido, fue que Asencio permitió una vuelta en la novena entrada, pero los capitalinos habían ampliado su ventaja a tres carreras en el cierre del octavo inning, por lo que el diestro de los azules pudo preservar el salvamento y la victoria 10-8 para su equipo. Por circunstancias como esa, es que el pitcheo de relevo tiene la encomienda de sacar el out en el momento oportuno, para lograr vencer en esta Serie Final.

Abridores de hoy

Para el primer partido de esta Final, los Tigres mandaran al montículo al curazaleño Jair Jurrjens y las Águilas apostarán por el zurdo Michael Roth.

En el Round Robin, Jurgens tuvo marca de 1-0 con 2.25 de efectividad, en 12 entradas de labor le anotaron cuatro carreras, tres de ellas limpias, otorgó tres bases por bolas y ponchó a cuatro. Contra las Águilas, en su única salida ocurrida en la Serie Regular, el derecho de los azules fue atacado con cuatro carreras en cuatro episodios, cargando con la derrota.

Roth, por su parte, no tuvo decisión en dos aperturas en la semifinal y su efectividad fue de 2.08, fruto de haber permitido dos carreras limpias en 8.2 capítulos de dos ponches, sin transferencias. Ante los Tigres actuó en 4.2 entradas de cuatro hits, tres carreras, dos limpias, no otorgó bases por bolas, y ponchó dos bateadores.

Azules y Amarillos saldrán este martes a las 7:35 de la noche al terreno del Estadio Quisqueya Juan Marichal, en busca de dar el primer golpe en este nuevo episodio de la rivalidad entre las franquicias más ganadoras de la pelota local y esta caerá en el que haga mejor labor desde el montículo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo