Astros parecen tener un gran futuro en GL

Talento. Su núcleo de jugadores jóvenes los llevó a conquistar la Serie Mundial y prometen lograr muchos más éxitos.

Por Metro RD

Cuando José Altuve subió al equipo grande de los Astros por primera vez en el 2011, Houston estaba a punto de empezar una larga y muchas veces dolorosa reconstrucción.

Dicho proceso empezaría de lleno durante el siguiente invierno, cuando el gerente general Jeff Luhnow llegó a la organización para empezar de cero. Pero los Astros han pasado de tener tres temporadas consecutivas de más de 100 derrotas del 2011 al 2013 a ser campeones por vez primera en su historia, con su triunfo sobre los Dodgers por 5-1 en el Juego 7 de la Serie Mundial.

Ahora, con un roster joven y con la mayoría bajo control contractual, Houston luce como un equipo construido para competir durante mucho tiempo.

“Ha sido una trayectoria de locos”, dijo el venezolano Altuve, quien dio dos jonrones y empujó seis carreras en el Clásico de Otoño. “Cien derrotas, tres años seguidos. No es fácil, pero creé en el proceso”.
Ese proceso ha producido un equipo que incluye a Altuve, al puertorriqueño Carlos Correa, George Springer (JMV de la Serie) y Alex Bregman, entre varios otros. Con dicho núcleo, Houston prevé muchos éxitos más en el futuro.

“Esperamos hacer cosas como ésta por muchos años más”, dijo Correa. “Tenemos un equipo joven, con mucho talento”. Dentro de ese grupo, se destacó la “química” de esta edición de los Astros, que lució estar en sintonía todo el trayecto.

“Es especial. No recuerdo ni una sola discusión en el clubhouse”, comentó Correa. “Cuando jugamos, nos apoyamos uno al otro y creo que eso es lo que hace este equipo tan especial. Este equipo es increíble y esto es algo que ninguno de nosotros olvidará”.

En medio de todo ha estado Altuve, quien podría ser nombrado el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en unas dos semanas.

“Este año en los entrenamientos, me di cuenta de que éste es un equipo de verdad”, comentó el segunda base. “Había algo en nuestro clubhouse, mucha química y una buena relación entre los jugadores y los coaches. Creí que éste era el año. Todo el mundo lo logró y ahora estamos aquí”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo