Carlos Martínez y la búsqueda de salvar una vida

Misión. El lanzador de los Cardenales de San Luis ha dado su mano amiga a una niña con leucemia mielógena.

Por Agencias
Carlos Martínez ha mostrado su lado más humano ayudando a través de de su fundación Tsunami Waves. / fuente externa
Carlos Martínez y la búsqueda de salvar una vida

Carlos Martínez como muchos de los peloteros latinos que triunfan en las Grandes Ligas, no utiliza solo la temporada baja para descansar y vacacionar sino también para llevar a cabo acciones de ayuda para las zonas donde crecieron.

Pero en esta ocasión la ayuda que Martínez y su esposa, Laura Rivas, prestan a través de su asociación Tsunami Waves, encontraron un caso que superó todas las experiencias previas y los llevó a la búsqueda de salvar una vida como cuenta en su crónica José Ortiz del St. Louis Dispatch.

La asociación de Martínez se unió a la The Pujols para llevar servicios médicos con doctores y dentista de la ciudad de San Luis a Puerto Plata donde trabajan con personas de escasos recursos.

El texto explica que la mayoría de los casos que se atienden son casos de problema en la piel o infecciones leves. La misión dura una semana y atiende un total de 2,000 pacientes de los cuales 9 fueron casos de mayor gravedad que implican cirugías y en algunos casos traslados a los Estados Unidos.

Pero en estas circunstancias es que la familia de Camille Fernández se acercó a Martínez para hablarle del caso de la adolescente que sufre leucemia mielógena.

La chica fue diagnosticada con leucemia mielógena y con los tratamientos que tenía disponible en la República Dominicana la esperanza de vida oscilaba en algunos meses.

Pero Martínez y su esposa se enteraron de la historia y junto al doctor Rob Hanson, un oncólogo pediatra, empezaron a buscar cómo ayudar a Camille.

Marisa Díaz, la directora de la fundación de Martínez, empezó a trabajar para conseguir visas médicas para Camille y sus dos hermanos mayores y un empresario de San Luis prestó su avión para el vuelo que llevó a Fernández a San Luis para iniciar su tratamiento.

Ya en el hospital, Martínez lloró debido a la situación según cuenta Ortiz, al platicar con Camille.

“Nunca tuve una situación similar a esto pero sé lo que es crecer sin padres cuando necesitas que alguien te ayude. Cuando me dijeron que no tienen padres y no tienen suficientes fondos para pelear por esto, sentí como si fueran mis hijos los que necesitarán ayuda. Sé que puedo ayudarlos. Me llegó al corazón. Estamos en el planeta para ayudar a otros”, dijo el diestro de los Cardenales.

Martínez perdió a su madre siendo un bebé y su padre nunca intentó reclamarlo por lo que se crio con su abuela.

La situación de Camille sigue siendo bastante crítica y aún espera duras pruebas pero ha encontrado un gran aliado para enfrentar esta enfermedad.

Loading...
Revisa el siguiente artículo