Vladimir Guerrero, el nuevo inmortal de RD

Resultado. El ex jardinero dominicano fue elegido al Salón de la Fama de Cooperstown, con el 92.9% de los votos de la Asociación de Escritores de Béisbol de Norteamérica, convirtiéndose de esta manera en el tercer hijo de la patria de Juan Pablo Duarte que logra su ingreso al templo de los inmortales de Grandes Ligas.

Por Hanly Ramírez

Vladimir Guerrero verá desvelar su placa de inmortal el próximo el 29 de julio en Cooperstown, luego de que este miércoles se dieran a conocer los resultados de la votación de los Asociación de Escritores de Béisbol de Norteamérica (BBWAA), en las que el dominicano logró el 92.9 % de los votos, alcanzando su pase directo al Salón de la Fama del béisbol de Grandes Ligas.

Vladimir Guerrero

“Bienvenido Vladimir Guerrero al Salón de la Fama”, con esas palabras Jeff Idelson, presidente del Salón de la Fama, dio a conocer la elección del dominicano al templo de los inmortales situado en Cooperstown, Nueva York,  durante un programa especial en el canal de las Grandes Ligas.

Tras el anuncio de su elección, Guerrero fue entrevistado por ESPN y dijo sentirse orgulloso de este nuevo peldaño alcanzado en su vida.

“Me siento bien contento gracias a Dios. Lo que tratamos es de con Dios estar siempre adelante y de seguir llevando nuestra bandera siempre en alto. Agradezco  primero a mi mamá por llevarme en su vientre, a mi familia y a mis hijos, que ahora tienen un papá en el Salón de la Fama” dijo el nuevo inmortal dominicano.

Guerrero, quien estaba en su segundo año de elegibilidad en la boleta del Salón de la Fama  terminó segundo en la votación de la clase 2018 que ingresará al Salón de la Fama, solo detrás del exantesalista de los Bravos de Atlanta, Chipper Jones, quien alcanzó el 97.2% y por delante del ex toletero zurdo, Jim Thome que terminó con un 89.8% y del cerrador Trevor Hoffman, quien finalizó con 79.9%.

Los siguientes en la lista fueron Edgar Martínez (70%), Mike Mussina (63.5), Roger Clemens (57.3),  Barry Bonds (56.4), y Curt Schilling (51.2), entre los dominicanos restantes en la boleta, Manny Ramírez (22%) y  Sammy Sosa (7%).

Una elección histórica

En una entrevista previa a su elección, Guerrero dijo, “me siento bien con el trabajo que hice. Puse mi bandera en alto y lo voy a volver a poner en unos días” y así lo cumplió para su pueblo dominicano.

El jardinero nativo de Don Gregorio, Nizao, escribió su nombre junto a los de Juan Marichal y Pedro Martínez, como los únicos dominicanos con un nicho en el templo de los inmortales, siendo entre ellos el único jugador de posición, ya que tanto Marichal, como Martínez desempeñaron sus carreras como lanzadores.

Guerrero no solo escribió su nombre con letras doradas entre los dominicanos, sino que también lo hizo entre los latinoamericanos, ya que se convirtió en el número 16 que logra avanzar hasta la inmortalidad, pero en el noveno jugador de esta etnia que lo hace mediante el voto de los escritores norteamericanos, uniéndose a sus compatriotas Martínez y Marichal; a los puertorriqueños  Roberto Clemente, Roberto Alomar e Iván Rodríguez; al cubano Tony Pérez; al panameño Rod Carew y al venezolano Luis Aparicio.
Su porcentaje de 92.9 en los votos emitidos para ser miembro de los que descansan en Cooperstown lo colocan como el quinto latinoamericano en ser elegido con más del 90% y como el segundo de mayor porcentaje logrado entre este grupo, superado por el 93.0% que obtuvo Clemente en su elección.

Vladimir es también el primer latino elegido al templo de los inmortales, con características de bateador de poder, como lo explicó a Metro su excompañero con los Expos de Montreal, el exlanzador Miguel Batista.
“Hay que destacar que es el primer bateador latino con fuerza. Que se distinguía por su poder para conectar cuadrangulares, que alcanza la inmortalidad, porque Rafael Palmeiro no está, que dio 500 jonrones y 3000 hits”, expresa Batista.

Dominó su época

En su paso por las Grandes Ligas, Guerrero tuvo una línea ofensiva de .318 en promedio de bateo con 449 cuadrangulares y 1496 carreras remolcadas, pero como dijo Batista a Metro, “el principal requisitos para ingresar al Salón de la Fama, es dominar una era y eso sin dudas, Vladimir lo hizo. Él dominó” y en eso el exlanzador no se equivoca.

En el periodo de 1998 a 2007, según ESPN, Guerrero logró estadísticas impresionantes al batear para .327 con un OBP de .394 y un slugging de.586 mientras promediaba 35 jonrones y 114 impulsadas, esto gracias a que en siete oportunidades logró average por encima de los .320, pues como lo definió Batista “su ofensiva era tan abarcadora, que no solo le daba a los strikes”.

Ese dominio fue el que lo llevó a estar en nueve Juegos de Estrellas y a conquistar el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana en el 2004, con los Angelinos de Anaheim, a quienes llevó a la postemporada, en cada uno de sus años de servicios con este conjunto.

Abre el camino a otros bateadores

Desde este pasado miércoles, siempre que se hable de ofensiva con calidad para llegar al templo de los inmortales de Grandes Ligas entre los dominicanos, Vladimir será el punto de partida de este tema, ya que como pionero entre sus colegas, su elección abre ese camino que aún le falta por recorrer a muchos grandes bateadores que ha visto nacer la Republica Dominicana.

“Es un gran paso, porque ahora le seguirán en ese camino jugadores como Albert Pujols, Adrián Beltré, el mismo David Ortiz y esperamos que algún día sean Manny (Ramírez) y Sammy (Sosa)”, resaltó Batista, quien se refirió a Guerrero como “una gloría para nuestro país”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo