Vladimir continúa siendo ejemplo para RD en su día

Por Hanly Ramírez

Vladimir Guerrero fue recibido como el héroe que es para el pueblo dominicano, quien celebró y aún celebra su escogencia al Salón de la Fama del Béisbol de las Grandes Ligas, pero aún en un día donde fue venerado, el nuevo inmortal se apartó de la humildad que siempre lo ha caracterizado y continúo siendo un ejemplo para la juventud dominicana, a quienes dedicó palabras en uno de los momentos más importantes de su vida.

El hijo de doña Altagracia Alvino y padre de ocho hijos, derramó sabiduría en su mensaje a los jóvenes, a quienes insto a perseverar detrás de sus sueños.

“Nunca bajen la cabeza. Lo que usted quiera ser, hágalo”, dijo Guerrero, quien utilizó su experiencia personal como ejemplo de los obstáculos que hay que superar y dejar detrás.

“Cuando yo firmé con los Expos de Montreal en mi pueblo, muchas personas decían que yo solo iba a jugar tres meses y duré 16 años en Grandes Ligas. No se lleven de lo que le digan, persigan su meta”.

Las palabras que dirigió a su hijo, Vladimir Guerrero Jr. en la rueda de prensa, celebrada el domingo en el Aeropuerto Internacional de Las Américas, José Francisco Peña Gómez, el inmortal dominicano dio a conocer la herramienta clave para lograr el éxito, en cualquier ámbito de la vida.

“Que haga su trabajo. Siempre trabajar”, expresó Guerrero, quien resaltó, que en el camino al triunfo siempre habrá trabas, pero que el deber es mantenerse fiel a sus principios morales, sin importar las circunstancias, como lo hizo en su carrera de liga mayor.

“En el camino, encontrarás personas que te van a proponer cosas negativas. Tuve problemas en el 2003 cuando iba a la agencia libre, tuve problemas en el 2009, en Anaheim, también cuando iba a la agencia libre, pero nunca pensé en nada de eso, sino en trabajar duro y gracias a Dios, por eso me siento contento”.  A pesar del éxito que ha alcanzado Vladimir no se ha dejado embriagar por la fama y la fortuna, manteniendo intacta su humilde forma de ser, como lo explicó.

“No voy a cambiar, porque uno es humano y cuando me vaya de este mundo, no me voy a llevar nada. Yo solo trato de que mi familia y mis hijos, vean lo que fue y sigue siendo su padre”. Otro ejemplo más a imitar por los jóvenes.

Loading...
Revisa el siguiente artículo