Roger Federer: “Estaré muy feliz si me quedo con 20 Grand Slam”

Exitoso. El tenista suizo conquistó el Abierto de Australia al vencer en la final al croata Marin Cilic.

Por Agencias

Disfruta con un nuevo gran título. Roger Federer admitió que jamás pensó que podía llegar a ganar 20 coronas de Grand Slam en su vida y por eso goza con esta nueva victoria en el Abierto de Australia. El suizo explicó que ve difícil llegar al récord de 24, en poder de la australiana Margaret Court, y agradeció el apoyo de Mirka Vavrinec, su esposa.

Con 36 años y medio, Federer derrotó al croata Marin Cilic y llegó a las dos decenas de Majors, sin dudas algo impensado para el jugador de Basilea, que conquistó su primer gran certamen allá por Wimbledon 2003. Ahora, con su sexta copa en Australia, igualó el récord en ese torneo que ostentaban el local Roy Emerson, en la era amateur, y el serbio Novak Djokovic.

Feliz, el suizo se paseó, custodiado, claro, por Melbourne, ante la atenta mirada de los medios de comunicación. Muchos fotógrafos y varios curiosos fueron testigos del camino recorrido por el genial Federer, quien fue consultado sobre si se ve con posibilidades reales de alcanzar la marca tope, en poder de la retirada Court. Antes, le quedan en la lista los 22 Grand Slam de la alemana Steffi Graf y los 23 de la estadounidense Serena Williams.

“¿Si creo que puedo llegar a 24 títulos de Grand Slam? No lo sé, no creo. Para ser honesto, nunca pensé que ganaría 20. Es ir demasiado lejos, no es algo que estoy mirando. Nunca lo había pensado. Esos números son surrealistas, increíbles. Yo estaré muy feliz si me quedo con 20”, reconoció, con humildad, el helvético.

“Estoy muy feliz. Pasé una noche muy linda, relajada, pero con pocas horas de sueño, aunque es un placer igual, porque volví a ser campeón de Grand Slam”, dijo Federer, quien estuvo cuatro años y medio sin levantar un trofeo de un Major, hasta que desde Australia 2017 se adjudicó tres para conseguir así 20.

“No me imaginaba que podía volver a ganar aquí después de lo del año pasado. Es sencillamente increíble, la verdad es que voy a tardar en asimilar lo que logré”, agregó. Y expresó que quiere dedicarle un tiempo a su familia, su esposa y cuatro hijos, y luego decidirá si juega el ATP 500 de Dubai, donde puede desplazar al español Rafael Nadal y regresar al Nº1 del mundo. Eso se daría para el lunes 5 de marzo, si sale campeón o bien su archirrival no llega a semis en Acapulco.

“Me siento genial, todo funcionó a la perfección. Y admito que me duele un poco la espalda, pero no sé si será por el quinto set o por llevar el trofeo junto a mí (risas)… “, contó. “¿Mi futuro? Seguiré en el circuito hasta que mi esposa quiera viajar conmigo. No podría hacer nada de esto sin ella”, remarcó, feliz como un niño.

Loading...
Revisa el siguiente artículo