La crisis en Venezuela llega a niveles sin precedentes

Esto, debido al desabastecimiento que sufren los caribeños no solo de insumos básicos, sino también de comida

Por Metro Internacional
Se prevé que la inflación alcance un 1.600% para este año en Venezuela|Getty
La crisis en Venezuela llega a niveles sin precedentes

Este miércoles la Asamblea Nacional, el parlamento unicameral de Venezuela controlado por la oposición, declaró la crisis humanitaria en materia de alimentos en el país. Esto, debido al desabastecimiento que sufren los caribeños no solo de insumos básicos, sino también de comida.

Y mientras el presidente de la Asamblea, Julio Borges, aseguró que con la medida pretenden incrementar la presión al Gobierno para encontrar una solución a la crisis mediante la salida del presidente Nicolás Maduro, la OEA entregó una serie de recomendaciones. A través de su secretario general, Luis Almagro, el organismo propuso celebrar elecciones generales en un plazo máximo de 30 días.

“Si el sistema político no está en condiciones de responder positivamente a las recomendaciones en el plazo perentorio de 30 días, y atendiendo al tiempo transcurrido desde mayo de 2016, deberá aplicarse el procedimiento del artículo 21”, se lee en el informe de la OEA. Esto significaría la expulsión de Venezuela del organismo.

“No nos vamos a quedar callados ni de brazos cruzados frente a la agresión del secretario general, de este traidorcillo, de este inepto llamado Luis Almagro (…) Nadie amenaza a Venezuela y menos esta basura de ser humano”, respondió Maduro en un acto oficialista.

Mientras el Gobierno sigue acusando a la OEA de ser la responsable del fracaso del diálogo político en el país, la población sigue sufriendo por el desabastecimiento. Además de los insumos básicos, como útiles de aseo y pañales, desde hace algunos días es la comida la que escasea. Tanto así, que Maduro decretó la intervención de las panaderías privadas, a las que responsabiliza por la falta del producto para boicotear al Gobierno, en lo que se ha conocido como la “guerra del pan”.

P & R con Johanna Valenzuela, periodista venezolana

¿Cómo está la situación en Venezuela?
-Venezuela atraviesa una grave situación económica marcada por la inflación. Hay escasez de productos, de alimentos básicos y de medicamentos. El poder adquisitivo de los venezolanos está en descenso, producto de la inestabilidad económica, el aumento de precios y la poca producción en el país. Ha habido un cierre masivo de empresas y, por ende, más desempleo. El incremento de la delincuencia en el país es alarmante. Hay largas colas para poder comprar lo que consigas y la cantidad que te indiquen, no hay opciones. Los hospitales están en crisis y las clínicas privadas son inaccesibles para muchos. Se mantiene la división entre gobierno, oposición y otros sectores. Hay violación de los Derechos Humanos, agresiones por parte del Gobierno a periodistas y líderes de otros partidos políticos.

¿Cómo estás sobreviviendo a la crisis? 
-Es difícil la situación, obviamente me ha tocado administrar muy bien el dinero, entre los gastos del hogar. Y al tener poco acceso a productos regulados de la cesta básica y productos de higiene personal, compro a precios muy altos. Sustituir alimentos que ya no se consiguen y otros eliminarlos por los precios, salir con mucha precaución del trabajo y a toda hora, lamentablemente en estos momentos no existe calidad de vida.

¿Cómo crees que Venezuela puede salir de crisis? ¿Qué es necesario?
-El Gobierno debe recuperar el tema de la inversión en el país y dejar de atacar a la empresa privada y los sectores que no están de acuerdo con su gestión, que se cumplan las leyes y se implementen nuevas estrategias para garantizar la seguridad en el país.
Igualmente tanto el Gobierno como los líderes de oposición deben aportar soluciones, establecer prioridades y dejar el enfrentamiento entre ambos, trabajar en tomar medidas acertadas y asumir los errores cometidos.

Felipe Herrera Aguirre/MWN
Loading...
Revisa el siguiente artículo