Christine Ha: “Pensar que ya no podía hacer cosas que antes sí hacía, me llenaba de impotencia”

Gastronomía con discapacidad visual. “Mis inicios fueron muy difíciles y hasta dolorosos”

Christine Ha: “Pensar que ya no podía hacer cosas que antes sí hacía, me llenaba de impotencia”

“Preparar los alimentos, más que un oficio, es una experiencia que despierta los sentidos y expone la pasión con la que un chef crea el arte que impacta al comensal desde el primer contacto con el plato”, así describe Christine Ha su labor en los fogones.

Ha es la primera y única concursante con discapacidad visual del programa de televisión transmitido en FOX, con Gordon Ramsay, Graham Elliot y Joe Bastianich de cocina amateur, MasterChef, donde se impuso ante más de 30,000 cocineros en todo los Estados Unidos y resultó ganadora del codiciado título MasterChef USA. Actualmente es co-anfitriona en el show de cocina canadiense “Four Senses” (cuatro sentidos) y escribió su propio libro de cocina “Recipes From My Home Kitchen” o en español “Recetas de mi Cocina Cacera”.

Tras la celebración de la octava edición de Taste 2017, Ha visitó el país para cocinar con los “cuatro sentidos”, visita que el equipo de MetroRD aprovechó para conversar con la afamada chef de cómo ha sido su proceso de incursión en el mundo de la gastronomía, y cuál fue la razón que la llevó a amar este oficio.

¿Qué sentimientos se te despiertan al escuchar la palabra gastronomía?

Alegría. Las gastronomía para mi es el disfrute de la comida en todas sus versiones.

¿Qué tan difícil te resultó incursionar en el mundo de la gastronomía con tus limitaciones?

Definitivamente es un reto, pero como a todas las cosas difíciles en la vida le puse empeño, me dispuse hacerlo y aun siendo ciega lo conseguí.

¿Cómo describes tus inicios?

Fue muy difícil y hasta doloroso. Hubo momentos en los que sentía que se me rompía el corazón, pensar que ya no podía hacer cosas que antes sí hacía, me llenaba de impotencia, pero siempre tuve paciencia y confianza en mí.

¿Qué fue lo que te motivo a cocinar?

En un principio entré a la universidad a estudiar negocio y como no tenía la cafetería muy cerca terminé comprando unos libros de gastronomía para empezar a cocinar y poder alimentarme. Es decir, todo empezó como una necesidad para poder sobrevivir, pero en el camino esta necesidad se fue convirtiendo en algo que amo.

¿Cómo la participación del Master Chef te cambió la vida?

Todo ha sido un proceso, fue difícil pero sin duda alguna esto ha cambiado mi vida. La participación en Master Chef  me ha dado, no solo la oportunidad de ser reconocida, sino también de convertirme en una vocera, una plataforma, un referente para la gente que no tiene capacidades “normales”. Es una herramienta que me permite hablar y representar a las personas con discapacidades en la sociedad.

¿Cómo lidiaste con la presión de entrar y cocinar delante de los jueces por primera vez?

En verdad me sentía muy atemorizada, me daba mucho miedo saber que estaba siendo evaluada, pero realmente fui consiguiendo la seguridad a través del mismo programa porque el no saber y ver lo que estaban haciendo los otros competidores me permitía concentrarme más en lo que yo misma estaba haciendo. No poder ver me hacía concentrarme más en lo mío. Una ventaja que me hacía grande.

¿Qué tan difícil te resulta el manejo de los atecillos?

De entrada lo que tengo que conocer es la cocina. Saber dónde está cada cosa que necesito, si sé con lo que estoy cocinando no tengo ningún tipo de problema,  es verdad que requiero un esfuerzo mayor de memoria que una persona con la vista, pero definitivamente es posible.

¿Cuándo te das cuenta que el plato está listo?

Me ayuda mucho el hecho de que una vez ya tuve visión, recuerdo los colores y las formas de las cosas, lo que permite  ir creando en mi cabeza el plato que yo recuerdo y que quiero presentar.

¿Qué les aconsejas a los jóvenes que ven al oficio de chef como un proyecto de vida?

Es importante que recuerden que no es un camino fácil. Que las dificultades se van a presentar tengas visión o no. Y que cuando las cosas se pongan embarazosas recuerden por qué eligieron este camino, que lo mantengan con la visión de la vocación y así alcanzarán el éxito.

¿Qué rasgos debe tener una persona para ser buen chef?

Tiene que ser una persona con mente abierta, que guste conocer y probar de todo, porque cuando se entrena el paladar también hay formación, y por supuesto viajar mucho, conocer otras culturas.

¿Cuál es la virtud más grande de un chef con tus capacidades?

La humidad de saber que no es el mejor. Que siempre debe estar hurgando para dar a sus clientes platos exquisitos y de buena calidad.

¿Cómo te defines?
Soy divertida, disfruto de la vida lo más que puedo.

¿Cómo manejas la fama después de ganar Master Chef?

Lo importante es utilizar lo que recibes para bien. Tener la posibilidad de ayudar a otras personas es lo que me mantiene humilde y consiente que todo el mundo merece respeto y un trato igual.

¿Cuál es el plato que mejor te sale?

No diría un plato en específico, sino un estilo, y este estilo es la comida asiática, porque es mi herencia, mi cultura.

¿Qué es lo que más te gusta comer?

Ja ja ja… yo como de todo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo