Ser transgénero sin ser famoso

Hoy, Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia. A pesar de que su representación cultural y mediática cambió, para los trans todavía hay muchas luchas y debates que emprender.

/85574789
Ser transgénero sin ser famoso

En 1993 impactó en Estados Unidos el caso de Brandon Teena, quien murió golpeado por su reasignación de sexo. En 2015, gracias al despliegue mediático, Caitlyn Jenner fue plenamente aceptada en su transformación. Desde ahí, casos como el de Corey Maison, cuya emoción se hizo viral al recibir sus hormonas por primera vez, o el de Blue, la estudiante transgénero que pudo usar el baño correspondiente a su nuevo sexo como todos los demás, fueron favorables para sus protagonistas.

La viralización ayudó mucho a dar una conversación sobre los transgénero y su aceptación hoy en día. Pero más allá de esa pantalla  de celebridades y algunas veces de glamurosa visibilización, hay debates por los que los trans luchan constantemente, que no solo ahondan en sus representaciones en una sociedad cisgénero, que todavía los mira con resquemor. Algo que también se ve en políticas públicas y gobiernos. Y por supuesto, los crímenes de odio que aún se ven a pesar de este impulso, son otra parte del panorama.

De hecho, la Coalición Nacional de Programas Anti-Violencia, reportó el año pasado que en Estados Unidos el 55% de las víctimas de homicidio de la comunidad LGBT fueron mujeres transgénero. El 78% de ellas experimentaron acoso, el 35% de ellas, asalto físico y el 12% abuso sexual. Y a nivel mundial, según la organización Human Rights Campaign,  el año pasado murieron 22 transgénero por métodos violentos.

Ser trans es luchar por ser ciudadano

“El sistema en general, quiere hacerte sentir que si tú eres trans es algo desagradable. Para acceder al tratamiento te tiene que dar el visto bueno un sicólogo cisgénero. A mí me argumentaron que mi cambio de sexo no ‘arreglaría’ otros problemas de mi vida, pero ¡arreglarán el aspecto de mi vida que yo quiero que arreglen! De los otros yo me ocupo”, afirma a Metro Izzy Martínez, un joven transgénero español de 29 años que tuvo que hacer sus propios descubrimientos de género solo y que suele enfrentarse aún a los prejuicios de la gente. Su familia lo ha apoyado de principio a fin, pero aún encuentra trabas en el sistema para ser lo que quiere ser a pleno derecho. Y eso que su país es uno de los más amigables en políticas trans, teniendo a Carla Antonelli, por ejemplo, como parlamentaria autonómica en Madrid.

Otro tanto tuvo que vivir Kim Zuluaga, la transgénero colombiana más famosa de su país. Cuando iba a su escuela tuvo que poner una tutela para seguir educándose como transexual. La ganó, aunque la batalla fue dura. De ahí, se catapultó en Twitter y hasta llegó a posar desnuda para la revista “Soho”.

Pero Kim aún tiene que enfrentar violencia en un país con una agenda política decididamente anti-LBGTI. “No busco fama, pues es difícil que en un país como el mío me acepten”, afirma para  Metro. “He sufrido violencias incluso de la gente LGBTI. Por otro lado, a la gente le da miedo todo lo que no conoce bien. El cuento de la inclusión suena lindo, pero poca práctica tiene. Creen que si interactúan con los trans es porque los van a asociar con ellos de manera sexual o amorosa”, explica. De hecho, en Colombia, aunque los crímenes contra la población LGBTI han disminuido, el abuso policial, como lo registró la asociación Colombia Diversa en 2015, mostró que hubo 222 casos reportados.

Y la situación se pone más compleja en cuanto al transgénero como ciudadano con derechos civiles básicos. De hecho, el gobierno Trump revocó este año la norma que permitía que los estudiantes trans pudiesen ir al baño, como primera medida para anularlos como ciudadanos. Muy diferente de las políticas, eso sí, de otros países como Dinamarca, Malta y Argentina, que reconocen a los trans como ciudadanos y les garantizan inclusión en planes de salud pública. No es para menos: según la OMS,  las mujeres trans tienen 49 veces más probabilidades de vivir con HIV que otros adultos en edad reproductiva. Tienen menos acceso a servicios de salud debido a factores de violencia, barreras legales y discriminación.

Añadido a eso, está el debate aún que se da por la multiplicidad de géneros que pueden existir en una persona, el cómo descubrirlos y cómo guiar, desde temprana edad, en un caso que requiere de apoyar procesos de identidad a nivel psiquiátrico, psicológico y colectivo. Y eso va más allá de una pantalla mediática favorable, pero que encierra realidades tan complejas, difícilmente perceptibles para el ciudadano de a pie que hasta ahora empieza a convivir y a tratar de respetar su alteridad.

Q&A

Jennie Kermode 

Presidente de la organización TransMedia Watch, Gran Bretaña.

¿Cree que ha cambiado el escenario para los trans a pesar de cómo son retratados en los medios y productos culturales ahora ?

Creo que todavía existe un montón de prejuicios en el mundo. Cada región, con sus problemas específicos. Si bien en Europa ha habido un cambio cultural en los años recientes, con gran apoyo por parte de la población, no hay todavía un entendimiento profundo hacia los trans. Si uno va más al oriente es similar. Pero en cada país hay grupos de extrema derecha que son hostiles hacia sus derechos. También hemos trabajado con grupos alrededor del mundo para ayudarles a comprometerse con los medios y traer un cambio cultural. Cada uno tiene sus propios problemas, así que nuestro trabajo es conciliar para lograr transformación.

¿Por qué en muchos países todavía no hay programas educativos que guíen a papás y a niños sobre el transgenerismo?

Hay resistencia a educar a los niños sobre los trans porque mucha gente percibe incorrectamente que es algo sexual, o teme que los niños vayan a transformar eso. Es difícil de explicar, a su vez, el número de niños con problemas de identidad de género. Ellos no cambiaron por los mensajes que recibieron, pero es el resultado también de que supieron que podían tener ayuda.

Entonces, ¿cómo guiar a los padres para que no se asusten?

Mostrándoles ejemplos de que los trans viven felices y exitosos, que ser trans no es algo negativo. Mostrarles lo que pasa, las alarmantes estadísticas de niños que se suicidan o se lastiman cuando no reciben ayuda. Necesitamos mostrarles que los niños deciden cómo quieren vivir y no lastimarse en el proceso. Ellos necesitan empoderarse. Necesitan ser aptos para criar niños trans. Habrán desafíos, pero si se sienten amados, verán que todo estará bien.

Casos célebres sobre la comunidad trans en los últimos años

– El año antepasado, Diane Rodríguez, activista trans ecuatoriana, se hizo célebre por quedar en embarazo de su pareja, también trans. Su caso ha servido para luchar por los derechos civiles de su comunidad en su país natal.

– Kimberly Shappley, autodenominada republicana y conservadora y cristiana, cambió sus convicciones cuando descubrió que su hija Kai era transexual desde temprana edad. A la niña le prohibieron usar el baño de su nuevo género, por lo que su madre inició una batalla por sus derechos. Llevan un año batallando por eso. “Hacer esto me ha hecho mejor cristiana”, afirmó.

– Gavin Grimm, texano de 16 años,  ganó una batalla contra su escuela el año pasado. Pudo usar el baño de su escuela amparándose en el Noveno Título que iba en contra de la discriminación por género.

Tres celebridades que visibilizan a los trans

1.-Caitlyn Jenner

Caitlyn Jenner Signs Copies Of Her New Book "The Secrets of My Life"

Desde su mediático cambio en 2015, fue renuente al comienzo a ser portavoz de la comunidad trans. Pero pronto inició charlas de motivación y con MAC sacó un lápiz de labios cuya venta recaudó fondos para la comunidad trans. Sin embargo, aunque su reality mostró los desafíos de ser trans, no prosperó. Se pronunció contra Trump por sus políticas acerca de la comunidad y lanzó su libro de memorias este año.

2.- Jazz Jennings

The American Heart Association

Su programa, transmitido en Discovery Home and Health, se llama “Soy Jazz”. Ha ayudado a visibilizar más casos como el suyo. Ya desde los seis años se sentía como una chica y decidió, apoyada por su familia, dar el paso. Apoyada por Stonewall, publicó su libro “I am Jazz” y también apareció como imagen de marca en “Clean & Clear”. Ahora tiene 17 años y sigue siendo inspiración para muchos.

3.-Laverne Cox

Selena Gomez, Alicia Keys, Demi Lovato, Bryan Cranston, DJ Khaled, Miss Piggy And More Come Together At WE Day California To Celebrate Young People Changing The World

Al igual que Jess, salió en la revista “Time” como una de las 100 personas más influyentes. Hizo historia en 2014, al ser la primera actriz abiertamente trans en ser nominada para los Emmy por su papel en “Orange is the New Black”. Sufrió de una infancia dura, llena de privaciones y bullying, que casi la hacen suicidarse. Afirma que su papel ha cambiado de cierto modo la percepción sobre los trans en Estados Unidos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo