Vacaciones, diversión y hospitalidad

Samaná. Es ideal para los días de descanso en familia. Xëliter Vista Mare y Balcones del Atlántico son dos opciones que hacen realidad este merecido derecho.

Vacaciones, diversión y hospitalidad

Cuando planificamos nuestras vacaciones, viajar ocupa el primer pensamiento. Esto no es casualidad, porque científicamente está demostrado que la acción de trasladarnos de un lugar a otro es muy beneficioso para nuestra salud física y emocional.

Samaná

Para nuestra dicha, en estas vacaciones de verano y todo el año, República Dominicana tiene opciones fabulosas que nos ayudan a cumplir con este objetivo. Solo basta que fijemos nuestra mirada hacia Samaná y lo demás, como dice La Biblia “viene por añadidura”.

Y es que esta provincia ofrece a sus visitantes la oportunidad de hacer zipline, zafarí, ciclismo de montaña, paseos a caballo, excursión al Salto El Limón y a la educativa “Ruta del Jengibre”. Visitar la Iglesia San Peter conocida como “La Chorcha”, iglesia que próximamente cumplirá su 193 aniversario; disfrutar un paseo en “La cuquita”, ir a “Pueblo Príncipe”, y caminar su puente peatonal entre cayos son otros de sus íconos que no debemos perdernos.

Samaná

Ir al Parque Nacional Los Haitises, visitar las Ballenas Jorobada, en los meses de diciembre a marzo; y darse un rico baño en playa Rincón –que ostenta la distinción de ser una de las 10 más hermosas del mundo-, e ir a Cayo Levantado, son experiencias únicas de Samaná.

Filosofía de servicio

Para hacer estas actividades, un día no es suficiente. Es decir, que es preciso pernotar en la provincia. Para los fines, Coral Hospitalary Corp, que surgio en la década de los 90, tiene como finalidad ofrecer hospitalidad a sus huéspedes de principio a fin. De ahí que sus ejecutivas Annerys Ayala y Carolina Paulino afirman que “el don del servicio nos sale por los poros”.

Con dicha visión, esta corporación liderada por un equipo de profesionales que tienen vasto conocimiento en la administración de hoteles y condominios turísticos de altos estándares, representa los hoteles Xelilier Vista Mare, Balcones del Atlántico en Las Terrenas, Samaná; Golden Bear Lodge, Villa Caletón, Fundadores, Aquamarina I y II, en Cap Cana; Xeitler Marbella y Coral Costa Caribe en Juan Dolio, entre otros.

Comodidad que supera expectativas

En el caso de Balcones del Atlántico en Las Terrenas, todas las instalaciones están fabricadas para que los huéspedes sientan que merecen pasar sus vacaciones en un complejo que les ofrece instalaciones con un alto sentido del valor de estar familia.

Samaná

En sus inicios fue construido para apartamentos y luego pasaron a ser villas suites de una a tres habitaciones disponibles para la renta de corta y larga temporada. El estilo de este proyecto complace los gustos más exigentes.

La Recepción tiene un estilo rústico que va en concordancia con las villas decoradas con colores y elementos que hacen honor a la grandeza de la naturaleza –como el guano y el coco, muy presente en esta provincia-, los cuales se combinan perfectamente con las comodidades propias de la vida moderna del siglo XXI.

Entre las facilidades de estas instalaciones están un centro de conferencias con capacidad para 100 personas sentadas tipo teatro. En este salón donde cada domingo, a las 11:00 a.m., el párroco del pueblo oficia la misa.

Samaná

Cuenta con una piscina, cuyo sonido es una sinfonía de relación. Para degustar la gastronomía local e internacional está el restaurante Porto, con capacidad para 300 personas, decorado con barcos y elementos marinos que se conjugan con la excelente vista al Atlántico. Igual que el bar al aire libre, este restaurante está abierto de 8:00 a.m., a 11:00 p.m.

En total relajación

Ubicado en Los Naranjos en la península de Samaná, como decimos los dominicanos en Xëliter Vista Mare “se pararon las aguas”, porque este complejo tiene entre sus fortalezas, la calidad del servicio y el buen humor de su equipo.

Ganador en 2014 del “Certificado de excelencia” de Tripadvisor, este complejo cuenta con 87 residencias distribuidas en 17 edificios estratégicamente construidos en una colina, con inigualables vistas a Cayo Levantado y las turquesas aguas de esta bahía.

Samaná

Un valor agregado es la vista a Cayo Levantado, que permite tomar fotografías y selfies espectaculares desde cualquier ángulo.

Allá, los huéspedes disfrutan de alojamiento lujoso, en apartamentos de una, dos, tres y cuatro habitaciones todas con vista a la bahía y a Cayo Levantado. Todos son amplios, tienen terrazas privadas, y jardines embellecidos con la flora local.

Samaná Annerys Ayala muestra una de las habitaciones. jorge casado

La propiedad cuenta con dos piscinas y una playa privada de arena blanca protegida por rocas naturales; además de las áreas comunes y el restaurante a la carta El Cayo, cuyas delicias criollas e internacionales son preparadas por el chef Pedro Gerónimo y su equipo de ayudantes. También, sirven almuerzos y cenas para visitantes que no están hospedados.

En este ambiente de total relajación, durante el día sus huéspedes pueden ir al gimnasio, al club de niños, a la playa o la piscina. Y en las noches, pueden cenar a la luz de la luna y luego disfrutar del bar y lounge donde se monta un karaoke a todo dar que finaliza cuando el coro de amigos decide que es hora de dormir.

Samaná

Similitudes

En ambos complejos:
– El registro de entrada y salida se hace bajo las nomas de condominios.
– La calidad del servicio no se negocia.
– Los huéspedes disfrutan de un ambiente relajado y romántico.
– Cuenta con planta de aguas residuales.
– En distancia están aproximadamente a 250 kilómetros de Santo Domingo por la Autopista del Nordeste y a 55 minutos del Aeropuerto Internacional El Catey (AZS).

Loading...
Revisa el siguiente artículo