5 denuncias de Odebrecht que autoridades de RD no hacen caso

Desde que se dio a conocer que la constructora Odebrecht sobornó a más de 11 países en América Latina y dentro de ellos el segundo donde hubo más desembolso de dinero (detrás de Venezuela con US$96 millones) fue República Dominicana con US$92 millones, el Ministerio Público ha dirigido “todos sus esfuerzos” a investigar quiénes fueron los receptores de las “propinas”, pero no ha iniciado investigación alguna sobre otras graves denuncias que dejan muy mal parado al país dentro del, hasta el momento, mayor caso de corrupción en la historia del continente.

Por Angely Moreno

Desde Brasil suplían prostitutas a funcionarios para agradecer contratos

Rodrigo Tacla, operador financiero de Odebrecht (hasta el año 2016), declaró al periódico español El País que esa firma corrió con los gastos de celebraciones de agradecimiento a funcionarios, que incluían prostitutas contratadas y enviadas desde Brasil. “La empresa organizaba fiestas y enviaba mujeres desde Brasil a celebraciones con políticos en Panamá y República Dominicana. Era la forma de la constructora expresar su agradecimiento por los contratos obtenidos. Aunque luego eso también se convertía en un chantaje”, explicó.

Se había difundido la información de que Tacla era abogado de Odebrecht, pero la misma empresa aseguró que ese no era su cargo, sino un operador financiero que tuvo participación en actividades ilícitas ya informadas por la multinacional brasileña a las autoridades en su proceso de colaboración.


Odebrecht trasladó a RD su sede de lavado internacional desde 2015

Marcelo Odebrecht explicó ante el Tribunal Federal Supremo de Brasil, que desde mediados del 2015 trasladó al país toda la red de pagos de propinas o sobornos, debido a que se les venía pisando rastro desde Estados Unidos y su país con una investigación, y RD le ofrecía seguridad para seguir realizando ese tipo de operaciones sin consecuencias.

“A Marcelo Odebrecht le preocupaba la seguridad empresarial para realizar las operaciones de soborno, y República Dominicana le aseguraba eso”, reza el documento, en el que Marcelo indicó además que fue una decisión analizada por los mayores directivos del departamento, y tras el estudio se trasladó la red de lavado desde Miami.


Financió las dos últimas campañas electorales de Danilo Medina

Gilberto Silva y Fernando Migliaccio eran los dos encargados de la distribución de dinero de la Caja 2 en el caso Odebrecht (dicha caja era el depósito de dinero que se destinaba a pagar campañas electorales a través de Joao Santana y Mónica de Moura).

En declaraciones separadas Migliaccio aseveró: “Yo sabía exactamente qué estábamos pagando por las elecciones, pagamos su trabajo (el de Joao y Mónica) en las elecciones. Muy bien hecho, por cierto,en las elecciones de El Salvador, Venezuela, Angola, Brasil, República Dominicana y Panamá”.

De su lado, Gilberto confirmó a las autoridades judiciales de Brasil que el publicista Joao Santana transfería dinero de esa empresa para financiar campañas políticas en República Dominicana, El Salvador, Angola, Venezuela, Panamá y Brasil.


Joao Santana, hombre clave en la red, enlace entre Danilo y Odebrecht

Según la confesión de varios altos funcionarios de Odebrecht, publicado en el periódico brasileño Veja.com, Joao Santana era uno de los cinco mayores receptores de la empresa, a través del departamento de honorarios o “propinas” que dirigía Gilberto Silva.

Santana, quien fue asesor de campaña del presidente Danilo Medina para las elecciones de 2012 y 2016, fue condenado a ocho años de prisión en febrero de este año por sus vínculos con la red de corrupción que operó en la estatal Petrobras, pero según ha declarado el equipo de campaña del presidente Medina, en República Dominicana no ha cometido ilícito alguno.

Sin embargo, la semana pasada, Tacla, el operador financiero de la firma, aseguró que la empresa era “muy cercana al presidente dominicano Danilo Medina y le recomendó al mandatario a Joao Santana como asesor para su campaña política”.


Sobrevaluación de Obras

Una de las estrategias utilizadas por Odebrecht y los funcionarios del Estado en el que operaban, según las investigaciones del Ministerio Público de Brasil, eran las sobrevaluaciones de las obras.

A la empresa que ha trabajado en el país desde hace 16 años, se le han adjudicado 14 proyectos, de los cuales 10 de ellos presentan alteraciones o modificaciones en sus presupuestos y adendas, que en total suman unos 830 millones de dólares “más” de los contratos originales destinados para esas obras.

Por citar solo una de las construcciones, la Hidroeléctrica Palomino fue aprobada por un monto de US$ 225 millones, pero al terminar, se informó que había costado US$ 400 millones, para un incremento de US$ 175 millones por encima de su costo inicial.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo