Toque Profundo regala noche inolvidable a los amantes del rock

Un espectáculo musical con una rica, creativa y versátil mezcla géneros, como el merengue y la balada pop, con el rock

Por Metro RD

La hora esperada había llegado. El reloj marcaba las 9:50 pm cuando las puertas de Hard Rock Live Blue Mall se abrieron para recibir a quienes serían los protagonistas de la noche; los fanáticos de la banda de rock dominicano con mayor trayectoria musical, Toque Profundo.

Las luces se apagaron a las 11:13 pm y el sonido de la guitarra eléctrica marcó el inicio de lo que sería un espectáculo a los oídos y los sentidos. En cuestión de segundos, el escenario se llenó de música y el espacio se de cientos de voces que coreaban al unísono, la primera canción de la noche, “Levántate”, perteneciente a su álbum Cría Cuervos (1999). A esta le siguió “Acertijo”, de su disco Magia (2002), con la cual inyectó una alta dosis de sentimiento y color.

Las emociones estaban a flor de piel y las expectativas de cada uno de los asistentes en crecimiento. La música se detuvo y Tony Almont, vocalista de Toque Profundo, en nombre de la banda, ofreció unas palabras de bienvenida y agradeció a los fanáticos de su música que le han acompañado durante un largo viaje de 28 años. Seguido de esto, interpretó el tema “Cristo del Retrovisor”.

Eran las 11:26 pm, cuando todos fuimos sorprendidos por la voz del galán del merengue, Eddy Herrera, en una versión rockera, y sin igual, de su tema “Pégame Tu Vicio”.

La noche se llenó magia y los fanáticos de energía al escuchar las letras de “Lloraré”, perteneciente al álbum Moneda (1996); al cual le siguió “Babel”, su más reciente sencillo lanzado en agosto de 2017.

Pasada las 12:00 am, subió al escenario Rafa Rosario, versionando en rock puro, junto a la banda, su éxito “Mi Morena” (1990).

Las horas pasaban y la adrenalina se sentía por doquier. Temas como “Ramona”, “Fantasma Azul”, “El Jevito” y “Amigo” motivaron a los fans a ponerse sobre sus pies y cantar a todo pulmón.

Las risas no paraban entre una canción y otra. Eran provocadas por las intervenciones de Tony Almont, de humor basado en la realidad. Una de las más graciosas fue la ausencia momentánea de Joel Lazala –responsable de los instrumentos de percusión, teclado y los coros– al iniciar uno de los temas.

Con el éxtasis del público en su máximo nivel, a las 12:20 am, llegó a la tarima Pavel Núñez para, a dueto con la banda, cantar su más reciente sencillo “Agonizando” adaptado a una versión en rock.

“Me siento honrado de estar junto a la mejor banda de rock de República Dominicana”, Pavel Núñez

Toque Pavel

El ambiente y las expectativas del público iban en aumento, por lo que fue necesario hacer una descarga de éxitos como “Mentira”, “XXX”, “Alcohol y Celular” y “Tu Sombra” para calmar sus ansias.

Luego de realizar una serie de anécdotas, Tony Almont llamó al escenario a Riccie Oriach para interpretar el famoso “Bolero Biónico”, que forma parte de su primer álbum músical de la banda –en el que dejaron retazos de piel, de sueños y de juventud– titulado Sueños Y Pesadillas Del Tercer Mundo (1992).

Conscientes de que el público quería mucho más, Toque Profundo sacó su más pesado arsenal para saciar la sed su música. La fiesta del rock continuó con “El Viaje”, “¿Dónde Estabas Tú?”, “No Iré” y “El Experimento”. Los fanáticos se pusieron de pies al escuchar “Arranka”, “Rock Radio”, “Libérame”, “Botas Negras”, “Tabaco y Ron”, “Paradisso” y “Mi País 20 Años Después”.

A la 1:57 am, un instrumental conocido por todos los oídos presentes empezó a sonar, eran las notas de “Dios Salve Al Viajero”, uno de sus mayores éxitos musicales, que no podía quedarse dentro de su repertorio.

La hora de partir y decir adiós había llegado. Eran las 2:20 am. Luego de 3 horas de pura música –durante las cuáles la banda de rock dominicano Toque Profundo había interpretado 28 de sus mejores canciones– hicieron subir a la tarima a Frank Green para terminar la noche “Dando A´co”.

“Nuestros fanáticos lo son todo para nosotros. Gracias por acompañarnos durante este largo viaje de 28 años de puro rock, en el cual hemos dejado retazos de piel, de sueños y de juventud”. Tony Almont

Bolívar Orozco
Loading...
Revisa el siguiente artículo