El gran despliegue militar que busca asustar a Kim

Los “Vigilant Ace”, el ejercicio militar realizado por Corea del Sur y EEUU, comenzarán este lunes y se extenderán por cinco días

Por Agencias
El gran despliegue militar que busca asustar a Kim

Hoy comienza el ejercicio “Vigilant Ace”, las maniobras aéreas conjuntas entre Estados Unidos y Corea del Sur más importantes hasta la fecha, que se extenderan por cinco días. El entrenamiento militar movilizará unos 230 aviones y 12 mil elementos  de ambos países.

Las maniobras contarán con la participación de, en el caso de EEUU, 12 cazas furtivos (seis F-22, más conocidos como aviones “invisibles” o “sigilosos”, y seis F-35) y seis EA-18G Growler, cazabombarderos diseñados para la llamada “guerra electrónica”.

Por parte surcoreana se espera que tomen parte aviones de combate F-15, KF-16 y F-5, según adelantó hoy la agencia Yonhap.

Aunque los ejercicios estaban ya planeados antes de que Corea del Norte realizara el pasado miércoles su último ensayo de misiles balísticos, es muy poco habitual que el Pentágono lleve a cabo un despliegue de esta envergadura para “Vigilant ace”.

Todo este operativo se enmarca en el acuerdo refrendado en octubre entre Washington y Seúl para incrementar el “despliegue rotacional” de activos estratégicos estadounidenses en la península coreana con la meta de presionar a Pyongyang para que retorne a las conversaciones para su desnuclearización.

Durante los ejercicios, los aliados simularán ataques sobre falsas instalaciones nucleares surcoreanas y plataformas autopropulsadas como las que usa el régimen de Pyongyang para desplegar sus misiles.

Las continuas pruebas de armas de Corea del Norte, unidas al tono belicista con el que ha respondido el presidente estadounidense, Donald Trump, han incrementado en 2017 la tensión en la península hasta niveles inéditos desde el final de la Guerra de Corea (1950-1953).

Condena de Norcorea

Corea del Norte tachó de “belicistas” a Estados Unidos y Corea del Sur este domingo, en la víspera del inicio de sus maniobras aéreas conjuntas.

El diario Rodong del partido único en el poder en Corea del Norte denunció estas maniobras. “Es una provocación abierta, a todos los niveles, contra Corea del Norte, que podría desembocar en una guerra nuclear en cualquier momento”, señaló el rotativo en su editorial.

“Los belicistas estadounidenses y su marioneta surcoreana harían bien en recordar que su ejercicio militar dirigido contra Corea del Norte será tan estúpido como un acto que precipite su autodestrucción”, agregó.

El ministerio norcoreano de Relaciones Exteriores acusó el sábado a la administración de Donald Trump de “querer la guerra nuclear a cualquier precio” con este simulacro aéreo.

H.R. McMaster, consejero de seguridad nacional de Trump, consideró recientemente que la posibilidad de una guerra con Corea del Norte se reforzaba.

“Creo que aumenta cada día, lo que significa […] que estamos en una carrera para solucionar el problema”, dijo durante un foro. “Hay maneras de hacer frente a este problema fuera de un conflicto armado, pero es una carrera porque se acerca cada vez más [a su objetivo], ya no queda mucho tiempo”, agregó.

Corea del Norte afirma haber probado un nuevo ICBM, el Hwasong-15, capaz de transportar “una ojiva pesada extragrande” que puede alcanzar todo el territorio continental estadounidense. El dirigente Kim Jong-Un declaró que su país había alcanzado su objetivo: convertirse en un Estado nuclear de pleno derecho.

Pyongyang debe demostrar todavía que domina la tecnología clave para asegurar la supervivencia de las ojivas a su reingreso en la atmósfera desde el espacio.

Loading...
Revisa el siguiente artículo