La Cruz Peregrina e Icono de la Virgen continúan su recorrido por las Diócesis del país

Religión. “La Jornada Mundial de la Juventud es un encuentro con Jesús, una experiencia para descubrir vocaciones”.

Por Mariela Bidó
La Cruz Peregrina e Icono de la Virgen continúan su recorrido por las Diócesis del país

El pasado 25 de noviembre las principales autoridades eclesiásticas del país recibieron por primera vez  la Cruz Peregrina e Icono de la Virgen María, símbolos de la Jornada Mundial de la Juventud.

Los símbolos que recorrerán  en un periodo de dos semanas las 11 diócesis del Territorio Nacional fueron recibidos por una comisión religiosa encabezada por monseñor Francisco Ozoria, arzobispo de Santo Domingo; monseñor Diomedes Espinal, presidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED), la comisión de delegados de Panamá encabezada por el reverendo padre Justo Rivas, Sub-director de los de los Símbolos JMJ Panamá 2019 y Carolina Quijada,  además de sacerdotes y laicos.

La Cruz Peregrina

La Cruz del Peregrino y el Icono de la Virgen María bajo la advocación “Salus Populis Romani” o Protectora del pueblo Romano, ingresaron país procedente de Haití, por la frontera de la provincia de Dajabón, acompañados de una gran representación de católicos haitianos, que estuvo compuesta por sacerdotes, religioso y laicos encabezada por monseñor

Quesnel Alphonse, quien es el Obispo Presidente de la Comisión Nacional de Pastoral Juvenil de Haití.

Después de que las autoridades eclesiásticas dominicanas recibiron los símbolos, se dirigieron mediante una procesión, encabezada por monseñor Ozoria, a la parroquia Nuestra Señora del Rosario, donde se realizó un acto religioso como parte del rito y protocolo de recibimiento.

Los símbolos que estarán en el país hasta el día 13 de diciembre, hasta el momento han visitado las Diócesis de: Mao Montecristi, Puerto plata, Arquidiócesis de Santiago, Diócesis de San Francisco, Diócesis de La Vega, Diócesis de Barahona y la Diócesis de San Juan. Hoy estarán en la Diócesis de Baní, y los días martes y miércoles en la Diócesis de San Pedro, jueves 7 en la Diócesis de La Altagracia, y finalmente desde el viernes 8 hasta el día 13 estarán en la Arquidiócesis de Santo Domingo, donde culminan con una gran Concentración Nacional Juvenil en torno a los Símbolos de la JMJ. El evento tendrá lugar en el Pabellón Olímpico de Voleibol el domingo 10 a las 9:00AM  ¡No te quedes fuera y se parte de todo un día de adoración, alabanzas, confesiones y presentaciones artísticas!

Con respecto a la visita de los símbolos de la Jornada Mundial de la Juventud al país, conversamos con Joaquín Ruiz, Dayelin De la Cruz, Karynn Ramos y Kris Marie Manzueta, cuatro jóvenes católicos que hoy comparten con nuestros lectores sus experiencias/vivencias durante la Jornada Mundial de la Juventud 2016.

“La Jornada Mundial de la Juventud marcó un antes y después en mi vida. Fue el momento en que me encontré de cara con Dios y puede descubrir qué quiere él de mí como persona, es decir es la oportunidad para que Jesús nos brinda para que nos evaluemos  y cambiemos nuestro comportamiento”, narró Joaquín Ruíz.

Dayelin De la Cruz dijo “al igual que mi compañero Joaquín, la jornada trasformo mi vida. La cambio  para bien, porque fue ese tiempo donde tuve un encuentro personal con Jesús, y pese a que fue un evento multitudinario, de millones de personas puede vivir un momento a solas con Dios.  Hay experiencias que no se pueden describir, sino vivirlas y esta es una de ellas.

Durante esta jornada superé mis miedos, la inseguridad y limitaciones que me ponía olvidándome de que por encima de mi fuerza, de mis planes estaban los planes de Dios”.

De la cruz, además dijo que desde el justo momento en que el Papa Francisco les dio el recibimiento todos los jóvenes que estaban allí sintieron la gracia de Dios, la presencia del Espíritu Santo. “La JMJ es una experiencia para descubrir vocaciones”, añadió.

Kris Marie Manzueta

“Cuando decidí ir a la jornada alguien me dijo -con la misma intensidad que quieres ir, con esa misma intensidad te van a pasar cosas para desanimarte- y así fue. Sin embargo los planes de Dios eran otros, razón por la que él mismo me dio la  fuerza y valentía para que fuera a vivir la experiencia más hermosa de mi vida, conocerle en persona y poder disfrutar de su presencia”, expresó Kris Marie Manzueta.

Sin duda alguna cada uno de estos jóvenes vivió una experiencia única, tanto los que estaban en plena misión,  como aquellos que les seguían por medio de las pantallas, como fue el caso de Karynn Ramos, quien nos aseguró que desde aquí pudo sentir la presencia de Dios, y de cómo él se manifestaba en esos jóvenes. “Desde aquí estuve orando para que ese encuentro con Jesús fuera de provecho y el Espíritu Santo se pudiera manifestarse en la vida de cada joven que está ahí”, argumentó.

¿Cuáles el objetivo fundamental dela JMJ?

El objetivo fundamental de la Jornada Mundial de la Juventud tal y como  lo describe el Papa Francisco, es proporciónales a los jóvenes un encuentro con el Señor, no solo a los católicos, sino a todos los del mundo.  Es darles la oportunidad de que hablen con Dios, una oportunidad para que se le alabe en diferentes idiomas y que todos se entiendan solo con el lenguaje del amor.

¿Qué emoción espiritual esperan despertar en los jóvenes con la llegada de los símbolos a RD al país?

Con la presencia  de los símbolos no solo se quiere lograr que crezcamos en cantidad, sino que toda la juventud dominicana independientemente la iclinacion religiosa que tenga pueda abrir su corazón y recentrarse con Dios. Con la llegada de estos símbolos solo buscamos promover una sociedad más solidaria, más justa, que persiga una colectividad. Hacerle atender que Dios es el centro y guía de nuestras vidas.

Estos símbolos tienen un significado muy especial, y la Cruz viene a representar ese amor maravilloso de Dios hacia nosotros, es la muestra de que desea abrazar a su pueblo,  en este caso a los jóvenes porque fue construida como símbolo de la jornada, de ese encuentro con Jesús.

Sobre los Símbolos

La Cruz Peregrina mide 3,8 metros y fue entregada por primera vez a los jóvenes por el papa San Juan Pablo II el 22 de abril de 1984 durante la clausura del año Jubilar, en Roma; mientras que el ícono de la Virgen María, se entregó 10 de abril de 2003 con motivo del Día Mundial de la Juventud. Desde entonces, ambos símbolos peregrinan juntos y han recorrido en cientos de países las cárceles, hospitales, centros juveniles, entre otros lugares.

Los símbolos recorren los países cercanos a la sede de la JMJ y Panamá como país anfitrión de la próxima Jornada Mundial de la Juventud, ha dado la oportunidad a República Dominicana de poder acoger estas reliquias por un periodo de dos semanas como preparación previa para jóvenes que van  participar en el evento que reúne al Papa con millones de jóvenes de todas partes del mundo, la cual expone como lema el versículo de Lucas 1,38: “He aquí la sierva del Señor, hágase en mi según tu palabra”.

Un llamado a la juventud

Que abran su corazón a dios. Que dejen que el los guie. Pero sobre todo que le sirvan a Dios.

Loading...
Revisa el siguiente artículo