El mapa latinoamericano de los poderosos salpicados por Odebrecht

La novela de la empresa brasileña continúa sorprendiendo. Este miércoles se escribe un nuevo capítulo en latinoamérica con el vicepresidente de Ecuador condenado a seis años de cárcel

Por Agencias

El caso Odebrecht se extendió como una nube negra sobre la cabeza de ex mandatarios, ex ministros y empresarios de una docena de países de América Latina y África, acusados de haber recibido sobornos por parte de la constructora brasileña.

En la región ya son seis los países que se ven involucrados en esta maraña de corrupción, novela en la que cada cierto tiempo se descubre a un nuevo personaje envuelto en la trama. A continuación te dejamos una radiografía del escándalo Odebrecht en América Latina.

Glas en Ecuador

El político en activo de mayor rango en Latinoamérica condenado por la trama de corrupción de Odebrecht está en Ecuador, el vicepresidente Jorge Glas, quien se sumó a la lista de figuras procesadas por el escándalo de millonarias coimas.

Tras un juicio de tres semanas, Glas fue condenado el miércoles en primera instancia a seis años de cárcel por asociación ilícita. Con él también fueron sentenciados con la misma pena su tío Ricardo Rivera y otras tres personas.

Rivera fue su vinculación en la trama de millonarios sobornos de la brasileña Odebrecht, quien permanece en una cárcel de Quito junto con expolicías condenados por sublevarse contra Correa en 2010.

Glas, quien tiene un origen modesto, ha dicho que es el funcionario más auditado del correísmo y ha insistido en que no hay pruebas para condenarlo. Pero la Fiscalía señala que se benefició, a través de su tío, de 13,5 millones de dólares.

Lula en Brasil

En Brasil, el caso Odebrecht es un capítulo gigante dentro de la Operación Lava Jato iniciada en 2014.

El político más prominente alcanzado por Lava Jato es el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, que enfrenta al menos cinco causas judiciales. En una de ellas fue condenado en primera instancia a nueve años y medio de prisión, pero ha apelado.

Otra figura salpicada por el escándalo es Marcelo Odebrecht, ex CEO de la firma, sentenciado a casi 20 años de cárcel por su actuación en la red de corrupción.

El próximo 19 de diciembre pasará a prisión domiciliaria, gracias a los acuerdos de delación premiada, que extendió el caso a una docena de países.

La confesión del funcionario también abonó una ola de investigaciones contra ocho ministros del gabinete del presidente Michel Temer, un tercio del Senado, y unos 40 diputados.

Humala y Toledo en Perú

En Perú, donde no hay sentenciados, el escándalo ha salpicado a ex mandatarios y al actual presidente, Pedro Pablo Kuczynski, a quien se le investiga por presuntos vínculos con Odebrecht en su condición de empresario. La constructora brasileña admitió que pagó asesorías por casi 5 millones de dólares a dos compañías ligadas al actual presidente.

El único ex gobernante que cumple prisión preventiva es Ollanta Humala, acusado junto a su esposa de recibir 3 millones de dólares de Odebrecht para su campaña de 2011. El ex mandatario Alejandro Toledo, que se habría beneficiado de 20 millones, tiene una orden de captura y un pedido de extradición desde Estados Unidos.

Además, El empresario brasileño Marcelo Odebrecht confirmó que su empresa financió la campaña presidencial de 2011 de la entonces candidata Keiko Fujimori.

Maduro es señalado

A pesar de que el presidente Nicolás Maduro y el líder opositor Henrique Capriles han sido señalados, en Venezuela no hay procesos judiciales.

La Fiscalía descartó investigar a Maduro y en febrero pasado ordenó congelar las cuentas y activos de la empresa en ese país, que según Marcelo Odebrecht es la segunda nación latinoamericana -después de Brasil- en la que la constructora pagó más sobornos (98 millones de dólares).

La ex fiscal de Venezuela Luisa Ortega, que rompió con el chavismo y abandonó el país, asegura tener "evidencias testimoniales y documentales" de que Maduro, Cabello y otros altos jerarcas oficialistas están vinculados con las coimas.

Euzenando Prazeres de Azevedo, quien fue presidente de Odebrecht en Venezuela, aseguró que financió la campaña del dirigente chavista Diosdado Cabello en las elecciones regionales de 2008, en las que aspiraba a ser gobernador del estado Miranda, según un video difundido en octubre por la ex fiscal Luisa Ortega.

México y Panamá

El ex director general de la petrolera estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, es el único funcionario investigado en su país. Está libre y se lo acusa de supuestamente aceptar al menos 10 millones de dólares.

En Panamá, dos hijos del ex presidente Ricardo Martinelli y tres de sus ex ministros han sido imputados en el caso Odebrecht a raíz de que terminó el mandato. Sobre ellos no pesa aún una sentencia.

Loading...
Revisa el siguiente artículo