Compañía farmacéutica producirá veneno de escorpión en RD para elaborar medicamentos

Por EFE

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales y la compañía Farmacéutica Medolife criarán escorpiones de la especie Rhopalurus Princeps (Escorpión Azul), de la familia Buthidae, para utilizar su veneno en la elaboración de medicamentos con propiedades anticancerígenas.

Así se establece en un acuerdo firmado hoy para desarrollar un proyecto en la comunidad de Neyba, provincia Bahoruco, mediante el cual la entidad ambiental autoriza a la farmacéutica a llevar a cabo una "Investigación de la taxonomía, ecología, distribución, composición del veneno, su efecto terapéutico, de los escorpiones de la familia Buthidae: Rhopalurusabudi y Rhopalurusbonetti".

Este Contrato de Acceso a Recursos Genéticos y Derivados tendrá una duración de dos años, informó Medio Ambiente en un comunicado.

El titular de la entidad, Francisco Domínguez Brito; y el gerente de Medolife, Artur Mikaelyan, también rubricaron un Contrato de Acceso a Recursos Genéticos y Derivados Para Distribución Justa y Equitativa de Beneficios, con una duración de cinco años.

El documento resalta que "tomando en cuenta las limitaciones naturales del recurso genético objeto del presente contrato, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales garantiza la exclusividad del acceso al recurso genético originado de la especie, su utilización en la elaboración del medicamento natural, y otros medicamentos y productos similares o análogos, durante la vigencia del acuerdo".

La compañía Medolife se encargará de beneficiar al país y a las comunidades en las que se encuentra la especie Rhopalurus Princeps capacitando y transfiriendo tecnología a estudiantes de entidades académicas en lo que respecta al Bioterio, laboratorio, recolección de muestras y todo el proceso que envuelve la colecta, tratamiento y técnica utilizada en la extracción del veneno de los escorpiones.

También donará, cada año, cien frascos de medicamento natural, Escozine, de acuerdo con la producción, disponibilidad y requerimiento de los mismos, a los pacientes de escasos recursos económicos, al Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social a través del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Además, la compañía deberá "aportar el cinco por ciento de las ganancias netas anuales por concepto de los beneficios económicos derivados de la comercialización del medicamento Escozine al Ministerio De Medio Ambiente Y Recursos Naturales; ese porcentaje será calculado en base a los estados de cuentas anuales de la segunda parte y avalado por una empresa auditora legitimada".

En el marco de la Convención de la Diversidad Biológica, de las Naciones Unidas, existe el Protocolo de Nagoya, cuyo propósito es regular y promover el acceso a los recursos genéticos con fines de investigación científica, que provea a la humanidad beneficios de tipo comerciales tales como alimenticios, farmacéuticos, terapéuticos, cosméticos, entre otros.

El protocolo además promueve la soberanía de los estados sobre sus recursos biológicos, a partir de lo cual puede otorgar permisos a terceros para llevar a cabo investigaciones científicas que terminen exitosamente obteniendo un bien o servicio en favor de la humanidad.

Estos permisos se elaboran a través de un contrato que, entre otros acápites, contempla que si un usuario obtiene éxito en su investigación, deberá compartir beneficios con el Estado dominicano.

Loading...
Revisa el siguiente artículo