Separatistas acuerdan reelegir a expresidente catalán fugado

Las normas del parlamento catalán son ambiguas sobre esa posibilidad

Por Metro Internacional

Los principales partidos independentistas catalanes acordaron reelegir este mes al prófugo Carles Puigdemont como presidente regional, según confirmaron el miércoles dos portavoces, a pesar de que todavía no está claro cómo conseguirlo de forma legal.

Puigdemont, que está en Bruselas desde que fue destituido de la presidencia en octubre por un intento de independizar a la comunidad autónoma de España, podría ser detenido en cuanto vuelva al país. Quiere que la mayoría separatista en el parlamento le nombre a pesar de su ausencia.

Las normas del parlamento catalán son ambiguas sobre esa posibilidad, pero la oposición unionista afirma que un presidente no puede gobernar desde el extranjero.

“Es evidente para todo el mundo que para gobernar en Cataluña hay que estar en Cataluña. Eso no se puede hacer ni por WhatsApp ni por Skype ni por un holograma”, afirmó Inés Arrimadas, líder del partido contrario a la independencia Ciutadans (Ciudadanos). “Una personas que está huida de la justicia y no vive en Cataluña no puede ser presidente de Cataluña”.

El líder separatista obtuvo el apoyo del partido Esquerra Republicana de Catalunya (Izquierda Republicana de Cataluña) el martes por la noche en Bruselas, según un portavoz de la formación Junts per Catalunya (Juntos por Cataluña) que lidera Puigdemont.

Los dos partidos suman 66 de los 135 escaños de la cámara autonómica y podrían sumar el apoyo de cuatro legisladores antisistema.

Sin embargo, el dominio de los independentistas sobre la cámara depende de legisladores prófugos o encarcelados que no podrán votar a menos que sean puestos en libertad o cedan sus escaños a otros miembros del partido. El nuevo presidente puede formar gobierno con una mayoría simple al segundo intento.

También un portavoz de ERC confirmó el acuerdo, añadiendo que Puigdemont propondría hacer un discurso por teleconferencia en el parlamento catalán este mes o que otro miembro del partido leyera el discurso que deben hacer los candidatos a la presidencia catalana antes de la votación de investidura.

Los dos voceros hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a dar su nombre en reportes de prensa.

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, convocó unas elecciones regionales para el 21 de diciembre empleando los poderes especiales que invocó en octubre para disolver el parlamento catalán anterior, después de que legisladores independentistas votaran a favor de declarar a Cataluña una república independiente. También destituyó a Puigdemont y al gobierno regional.

Aunque Ciutadans (Ciudadanos) fue el partido más votado, las esperanzas de Rajoy de que los separatistas perdieran apoyo en las urnas se vieron frustradas.

Los dos partidos separatistas también acordaron elegir a un presidente independentista para el parlamento catalán en la sesión de apertura del 17 de enero. Es el presidente de la cámara quien cita a un candidato para encargarle que forme un gobierno en los días posteriores.

Puigdemont reiteró el miércoles que los tres partidos independentistas lograron una mayoría a pesar de que algunos de sus candidatos hicieron campaña desde un exilio autoimpuesto o en prisión, mientras son investigados por posibles delitos de rebelión.

“El deseo de ser libre de Madrid está creciendo, está en la mayoría y es duradero, pese a las enormes dificultades que enfrenta”, escribió en un editorial publicado en el sitio web de noticias Politico. “Eso demanda atención y respeto, algo que no han ofrecido el gobierno español y la Unión Europea”.

Sucesivos sondeos muestran que la mayoría de los catalanes quiere el derecho a decidir su futuro, pero están divididos a la mitad sobre la cuestión de la independencia.

Por AP

Loading...
Revisa el siguiente artículo