El Diario de Lorenna: Soy persona, antes de ser periodista

Por Lorenna Pierre
El Diario de Lorenna: Soy persona, antes de ser periodista

Querido diario:

“¿Se es ladrón antes que padre?”, preguntó uno de los personajes de la serie ‘La Casa de papel’ a Berlín en medio de un robo. Eso pasa, puedes estar viendo cualquier tontería o escuchando una canción en la radio, ¡y zas!, eres golpeada con un rayo de luz.

Reflexioné sobre este tema cuando me tocó leer la nota sobre una situación desagradable en la que se vio envuelta una familia por la insistencia de periodistas para conseguir noticia. Ahí me acordé de mis años en Telenoticias junto a Roberto Cavada (sí diario, he recorrido un largo camino en mi vida profesional). Mi responsabilidad era la sección de espectáculos ‘Aplausos’, aunque llegué a realizar notas fuera de esa área porque la producción así lo requería.

El punto es que, aunque solía dar datos ligeros o buenos, por pasar horas en la redacción ya tenía esa vena ‘periodística’ algo desarrollada. Esa vena que te mueve hacia las primicias, hacia los escándalos, hacia las tragedias.

Un día, mi equipo de cámara y yo (en ese momento “Beato corre” era parte de) fuimos testigos en primera fila de un accidente en una de las vías principales del país. Y para mi sorpresa, mi reacción y la de todos fue: vamos, toma la cámara y grabemos. ¡Podemos llevarlo al canal!. Casi casi digo primero… Beato, ¡corre!
Al acercarnos, nos dimos cuenta de que el colapso se veía de mayor magnitud en la distancia. Que no había heridos, solo daños materiales. Con pena, regreso a mi carro. Sí, así mismo como lo oyes querido diario, con pena. Estaba triste porque no tenía esa primicia, porque no había conseguido esa tragedia que podía contar como “un tesoro”.

No caigo, sino días después, de que había sido periodista antes que ser humano. Es un profesión que nos lleva muchas veces a caer en ese horror. Ese día comprendí aún más la importancia de la empatía.

Y la verdad es que no solo le pasa a los periodistas; le pasa a los padres que son empresarios antes que protectores, o a las parejas que son empleados antes que compañeros. ¡A los profesores! Que por querer dar una lección a los alumnos, olvidan que fueron niños. ¿Dónde dejamos el ser humano? ¿Cuál de las áreas de nuestra vida ponemos primero? ¿Tenemos como prioridad lo material o los sentimientos?

Me chocó mucho ver como en esa serie, un ladrón que se supone es un ser frío, ponía al padre antes.

Muchos, cuando han dañado a otros apelan por el lado humano si están siendo maltratados, decimos que“como es un ladrón, no merece piedad”. ¿Y cuál sería la diferencia de nosotros con ellos? Porque estamos actuando inmisericordes igual.  Señalamos los errores de los demás sin darnos cuenta de que nos estamos convirtiendo en ese “alguien” que tanto atacamos.

Sabes que repito una y otra vez: que queda mal del otro y no de ti. En esta ocasión le sumo: porque somos humanos, antes que cualquier otra cosa. Esa debe ser nuestra prioridad.

Que quede mal del otro y no de ti. #PoderCorazon


Aquellos que pusieron la vida de los demás como prioridad

La heroína del archipiélago.

La heroína del archipiélago.

Martina Maturana es la heroína: Salvó la vida de cientos de personas que habitan el archipiélago Juan Fernández, a 600 kilómetros de la costa chilena. En ese entonces tenía tan sólo 12 años y fue la encargada de alertar del tsunami que se acercaba a las islas como consecuencia del sismo de Chile del 2010.

“Se enteró del terremoto a través de su abuelo, que reside en Valparaíso, y corrió hacia una plaza céntrica de la isla Robinson Crusoe, la principal isla del archipiélago. La menor hizo sonar un gong, que es la alarma del pueblo para estos casos”, dijo el diario La Tercera.


De evitar la tercera guerra mundial, a los micrófonos .

De evitar la tercera guerra mundial, a los micrófonos .

Hoy, James Blunt es un artista conocido, pero en 1999, era un soldado británico que servía en Kosovo: En uno de sus vuelos, recibió la orden de apoderarse de un campo de aviación, pero se encontró con el obstáculo de que los rusos ya habían ocupado ese espacio.  Sus supervisores le ordenaron que atacara ese aeródromo, a lo que Blunt se negó porque entendía podía ser el inició de la tercera guerra mundial. Su decisión resultó ser la más adecuada, pues ese fue el refugio de muchos militares británicos.

 


El súper hombre de los rieles.

El súper hombre de los rieles.

Un agente del Cuerpo Nacional de la Policía logró salvar a una mujer de 52 años que iba a ser arrollada en las vías del Metro de Madrid: La señora sufrió un desmayo y cayó sobre las vías cuando el vagón entraba hacia la estación de Marqués.

El policía escuchó el impacto del cuerpo contra el suelo y no dudó en lanzarse sobre ella para sacarla de allí. El conductor del tren pudo frenar a tiempo gracias a que observó al agente corriendo por las vías y a las señas de todos los que esperaban por el Metro. Y hace unos meses, este mismo agente salvó a otra joven de Alicante.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo