El Diario de Lorenna ¡Hay que volver al punto cero!

Por Lorenna Pierre
El Diario de Lorenna ¡Hay que volver al punto cero!

Querido diario:

¡Qué difícil es entender este comportamiento! O sea, ya debemos pensar como una sola nación, como tres colores: blanco, azul y rojo. Es hora de pasar página, y espero que tanto los fanáticos de un equipo como de otro lo asimilen antes de que finalice la Serie del Caribe.

Si diario, estoy hablando del béisbol dominicano. Ese deporte del que huía hace unos años. Ese del que sabía poco, a pesar de nacer en la isla de los grandes beisbolistas.

En esta temporada es que confirmo por qué lo hacía; no era porque me parecía aburrido o porque soy de las que termino comiéndome las uñas en cada partido, o porque muchos físicamente no parecen atletas a pesar de ser estrellas. Es por eso que estoy viviendo ahora, esa división que cae hasta en acciones violentas.

Sí, sé que es normal que las pasiones acompañen a todos los presentes en el estadio, a la hora de arrancar un partido. También sé que bromear sobre la rivalidad entre equipos es parte del deporte (literalmente). Pero en algún trecho del camino se nos ha olvidado la razón por la que los juegos fueron creados. Hemos pasado de fanáticos, a seres irracionales.

¿Qué para qué fue creado este juego? Según Wipikedia “antiguas culturas, en Persia, Egipto y Grecia, practicaron estos juegos como forma de diversión y como parte de ciertas ceremonias.” En esa oración hay un verbo que determina el por qué, como en todos los esparcimientos: ¡diversión!

Lo que no entiendo es que ha pasado con ese espíritu en los últimos años; sobre todo en esta serie invernal. Si hablas con un liceista, te dará miles de justificaciones para actuar como lo está haciendo. Y si hablas con un aguilucho, también. Solo quisiera que, por un segundo, fuésemos capaces de ver hacia adentro para darnos cuenta de que estamos dañando nuestro deporte insignia.

Para ello, habría que agotar varios pasos partiendo de la empatía. Y si deseamos restaurarlo, habría que pedir perdón, habría que reconocer errores y habría que construir una nueva manera de relacionarse con los “contrarios”.

Como suele pasar con los matrimonios cuando asisten a un sicólogo para resolver la crisis emocional por la que atraviesan. Según las películas arranca cuestionario con “si ambos quieren solucionar el problema”. Luego, cada uno dice cómo el comportamiento del otro le hace sentir. Y con un corazón abierto, con ánimos de encontrar la solución, ambos escuchan.

Y a partir de ahí inicia un proceso reflexivo interesante para hacer volver a ambos al punto de inicio donde el amor por el otro tenía tanta fuerza como el amor propio. Se salva aquella pareja que tiene la capacidad de volver a esas raíces.

Nosotros lograremos salvar nuestro espíritu deportivo cuando volvamos a ese punto cero. Cuando entendamos que es el espacio perfecto para divertirse con toda la familia. Cada quien pujando por el suyo, sin ser duro con el otro.

Ahí, cuando tengamos la capacidad de terminar el juego sin haber creado enemigos. Cuando podemos, al ganar cualquiera de las opciones, celebrar el triunfo de los que ganan por el esfuerzo.

Ahí, cuando ese grupo de atletas salga a representarnos fuera de nuestra media isla y tengamos la madurez emocional de decir “ahí va República Dominicana”. Porque ya dejamos de ser un grupo, para convertirnos en una nación.

Si no se basa en la unión, es débil. #PoderCorazon


Las raíces de un gran deporte: el béisbol

•El béisbol es una derivación del “Stool Ball” practicado en la Edad Media, y a su vez, el “Stool Ball” proviene de juegos rituales practicados en el mundo antiguo.

béisbol

•En 1796, las primeras reglas del “Base Ball” se publicaron en Alemania, lo que da cuenta, que en ese país, probablemente el juego ya se practicaba.

•El juego emigra de Europa a América entre mediados y finales del siglo XVIII llevado por los colonos ingleses que se establecían en el Nuevo Mundo.

béisbol

•Los Knickerbockers desarrollaron en 1845 un conjunto de veinte reglas, que se convirtieron en la base del béisbol moderno.
•El béisbol fue introducido en el Caribe en 1866 por marineros de Estados Unidos en la entonces Colonia Española de Cuba. Cuba fue el primer país de América Latina en recibir el béisbol.
béisbol

•Poco más tarde fue traído por primera vez a la República Dominicana por plantadores de azúcar cubanos que llegaron al país en la década de 1880.

•El primer torneo profesional dominicano se jugó en 1890 con dos equipos profesionales: “Ozama” y “Nuevo Club”.

béisbol

•Los Tigres del Licey se forman en el año 1907, luego Las Estrellas Orientales en el 1910. En 1921 nace Los Leones del Escogido, seguido por Las Águilas Cibaeñas en el 1936. Después surge Caimanes del Sur y Toros del Este en 1983 y finalmente Los Gigantes del Cibao , en 1996.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo