Un viaje en busca de la vida escondida bajo la Antártica

Una expedición científica espera resolver 120 mil años de misterio gracias a fractura del Larsen C.

Por Metro Internacional

Un grupo internacional de científicos, liderados por los especialistas del Centro de Estudios de la Antártica Británicos (BAS, por sus siglas en inglés), viajará al continente helado para analizar los ecosistemas que llevan ocultos más de 120 mil años.

La expedición comenzará el 21 de febrero y espera, en sus tres semanas de trabajo, analizar el área que previamente estaba bajo el gigantesco iceberg A-68 que se produjo tras la fractura de la plataforma Larsen C.

La bióloga marina del BAS, doctora Katrin lince, dijo sobre la misión que “el quiebre del A-68 nos dio la oportunidad única para estudiar cómo la vida marina responde a un cambio tan dramático”.

“Es importante que lleguemos rápidamente antes de que el ambiente submarino cambie a medida que la luz del sol ingrese al agua y las nuevas especies comiencen a colonizar. Hemos formado un equipo con una amplia gama de habilidades científicas para que podamos recopilar la mayor cantidad de información posible en poco tiempo. Es muy emocionante”, sentenció.

La idea es recolectar muestras de animales, microbios, plancton, sedimentos y agua a través de grabaciones y máquinas que permitan obtener registros.

El grupo de especialistas espera además registrar especies que hayan llegado al lugar tras la ruptura del bloque de hielo.

Nathaly Lepe/MWN

“Es importante que lleguemos rápidamente antes de que el ambiente submarino cambie a medida que la luz del sol ingrese al agua y las nuevas especies comiencen a colonizar”
Doctora Katrin lince, bióloga marina del BAS

La separación del Larsen

Antártica

• Un iceberg de un billón de toneladas -uno de los más grandes jamás registrados- se partió lejos de la plataforma de hielo Larsen C en la Antártida entre el 10 y 12 de julio de 2017, tras meses de alerta entre la comunidad científica.
• El iceberg que dio como resultado el quiebre se llamó A-68, pesa más de un billón de toneladas y su volumen es el doble que el del Lago Erie, uno de los Grandes Lagos.
• El desarrollo de la fisura durante un año fue monitoreado usando datos de los satélites Sentinel-1 de la Agencia Espacial Europea, sistema de imagen de radar capaz de adquirir imágenes independientemente de la cobertura de nubes, y durante todo el período de invierno actual de la oscuridad polar.

P&R a César Cárdenas
Científico y fotógrafo submarino del Instituto Antártico Chileno

César Cárdenas César Cárdenas

¿La oportunidad de explorar un área como esta es inédita?
Sin suda. Si bien ha existido exploración en las zonas colapsadas en la plataforma de Larsen, las expediciones científicas no tuvieron la oportunidad de registrar un tiempo cero, solo tuvieron acceso tiempo después, por lo que no nos queda claro qué paso en ese periodo. Por lo tanto es una oportunidad inigualable de conocer las comunidades que han vivido por miles de años bajo el hielo.

¿Qué se puede esperar de la exploración?
Existe mucho interés, por primera vez se podrá contar con información relativamente reciente. Se espera encontrar comunidades típicas de zonas de mar profundo con poco nutriente. Al visitar las areas ahora, la información generada será una línea base que permitirá ver qué pasa en estas áreas liberadas de hielo, como cambia la comunidad existente, que organismos comenzaran a colonizar al producirse fuertes cambios como un aumento en la productividad primaria, muchos nutrientes lo cual hará que las comunidades bentónicas (organismo que asociados al fondo marino) cambien.

Pablo Cavada|MWN

Loading...
Revisa el siguiente artículo