Los venezolanos dejan de trabajar porque pierden dinero

En el país petrolero los trabajadores deben decidir entre laborar por unos centavos al día, buscar un nuevo empleo o ir a hacer filas tras la comida

Por Agencias

En varias ocasiones, Ramón Medina no tiene otra opción que faltar al trabajo para llegar a fin de mes.

Como le ocurre a casi la mitad de los venezolanos, gana el sueldo mínimo, el equivalente a unos tres dólares mensuales, por lo que cada vez que en su celular suena un aviso, deja su puesto de trabajo en un hospital para poder llevar a casa una de las bolsas de comida que entrega el gobierno, y de la que depende para alimentar a su familia.

Pero no es el único que pasa por problemas. En un día normal, estima que un tercio de sus compañeros del Hospital Vargas de Caracas faltan a sus puestos para acudir a un segundo empleo más lucrativo o para pasar horas en filas para comprar harina y aceite a unos precios que es imposible dejar pasar. Esto supone que pocos se quedan en el hospital para cuidar a los pacientes, dijo Medina, de 55 años.

“Se hace lo que se puede”, agregó sobre su empleo. “La gente se disgusta”.

Además de una inflación de cuatro dígitos, escasez generalizada y una recesión peor que la de la Gran Depresión estadounidense, la economía de Venezuela se está viendo afectada ahora por un nuevo problema: un ausentismo laboral significativo.

En las últimas semanas, periódicos y redes sociales se han llenado de reportes de paros en el metro de Caracas o en la petrolera estatal por la falta de trabajadores que, dada la escasez de sus salarios, no se molestan en acudir a sus puestos.
Para muchos venezolanos, la elección está entre ir a trabajar a cambio de unos centavos al día o buscar los cada vez menos productos, que se venden a precios controlados, para revenderlos en el mercado negro por una cantidad varias veces por encima de su valor oficial.

300 dólares era el salario mínimo mensual en 2012. Hoy, con la inflación, alcanza el equivalente a unos tres dólares mensuales

Elecciones controversiales

Los mayores partidos opositores de Venezuela decidieron no participar en las elecciones presidenciales de abril ante la falta de condiciones electorales, anunció el martes uno de sus dirigentes.

El vicepresidente del partido Acción Democrática, diputado Edgar Zambrano, dijo a The Associated Press que su organización y las fuerzas Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo decidieron sumarse a la postura de Voluntad Popular, la tercera fuerza opositora, de no acudir a los comicios.

El vicepresidente del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello, dijo ayer a una radio estatal que propondrá a la Constituyente que el 22 de abril también se elijan a los diputados de la Asamblea Nacional. El Congreso, que es controlado por la oposición, fue electo en diciembre de 2015 para legislar por un período de cinco años, según la constitución.  AP

Loading...
Revisa el siguiente artículo