Aceite de Oliva y sus propiedades saludables

Salud. El aceite verde es un antioxidante natural por excelencia que combate el daño de los radicales libres en las células .

Por Mariela Bidó

Sabemos que consumir aceite de oliva es bueno para nuestro organismo, y por tal razón debemos tener siempre presente los principales beneficios que éste aporta a nuestra salud. Hoy en MetroRD conversamos con la Nutrióloga Clínica Anni Veloz, para compartir con nuestros lectores los beneficios medicinales que el aceite verde aporta a nuestro organismo.

“Numerosos estudios han revelado que  el aceite de oliva contiene gran cantidad de propiedades para la salud, gran parte de estas son debidas a los polifenoles, agentes antioxidantes naturales, que combaten el daño de los radicales  libres en  nuestras células. Lo que significa el aceite verde que nos a ayuda a desintoxicar el organismo y prevenir enfermedades como el cáncer, entre otros beneficios”, explicó Veloz.

Anni Veloz / Fuente Extra

La nutrióloga  aseguró que este aceite aparte de sus propiedades nutritivas cuenta también con importantes propiedades medicinales dentro de las cuales destacó:

Previene las enfermedades cardiovasculares: los ácidos grasos presentes en el aceite de oliva virgen, especialmente el ácido oleico, contribuyen a reducir los niveles de colesterol LDL (colesterol malo), mientras que aumentan los de colesterol HDL, o colesterol bueno, incrementan la vasodilatación arterial, mejorando la circulación sanguínea y disminuyen la presión arterial.

Favorece la función digestiva y reduce la secreción ácida gástrica, protegiendo frente a las enfermedades gastrointestinales.

Ayuda a combatir el estreñimiento: por tener un suave efecto laxante, y mejora la absorción intestinal de los nutrientes.

Disminuye la incidencia de complicaciones en los pacientes con diabetes mellitus tipo II. Un elevado consumo de grasa saturada conduce a sobrepeso y obesidad, importantes factores de riesgo para la aparición y empeoramiento de esta enfermedad, por eso las recomendaciones nutricionales para personas con diabetes tipo II, aunque individualizadas según las características del paciente, suelen incluir la dieta mediterránea y el consumo de ácidos grasos monoinsaturados, sobre todo ácido oleico.

Contribuye a una correcta mineralización de los huesos, y a su desarrollo: es de suma importancia que el aceite verde esté presente en la dieta de los niños durante el crecimiento, y también en la edad adulta para limitar la pérdida de calcio que se produce durante el envejecimiento, y que puede desembocar en patologías como la osteoporosis.

Desempeña un papel protector frente al estrés oxidativo celular: por su elevado contenido en antioxidantes fenólicos, como la vitamina E.

Aumenta la longevidad: al reducir las muertes por enfermedades cardiovasculares y cáncer. Los resultados obtenidos en diversos estudios científicos han demostrado una menor incidencia de varios tipos de cáncer en países mediterráneos (los principales consumidores de aceite de oliva) en comparación con países del Norte de Europa y Estados Unidos. Es lo que ocurre, por ejemplo, con el cáncer de mama, relacionado con el consumo de grasa saturada de origen animal.

¿Beneficios que aporta su consumo en la dieta?

En resumidas cuentas, estamos hablando de un súper alimento en toda regla el cual está  a nuestro perfecto alcance. Todos estos beneficios se deben a su gran aporte nutricional, que se traduce a su vez en las propiedades que todo ingrediente saludable debería tener.

Dichos nutrientes se encuentran en gran medida en las grasas que aporta a nuestro  cuerpo, tanto las saturadas -en menor medida-, como las monosaturadas y las polisaturadas.

¿Cuántos tipos de aceite de oliva existen?

Existen tres;  Aceite de Oliva Virgen Extra,  Aceite de Oliva Virgen y  Aceite de Oliva.

El Aceite de Oliva Virgen Extra: Es sinónimo de máxima calidad, es aquel que conserva intactas todas sus características sensoriales y propiedades para la salud. Se puede considerar zumo de aceitunas sin aditivos ni conservantes, ha de tener una acidez menor de 0,8% y presentar unas características sensoriales agradables e identificables.

El Aceite de Oliva Virgen: Este sigue siendo zumo de aceituna sin aditivos ni conservantes, pero presenta algún defecto sensorial por mínimo que sea. Su acidez ha de ser menor del 2%.

El Aceite de Oliva: Este ya no tiene la consideración de “Virgen”, es un aceite de menor calidad por ser la resultado de mezcla de aceites refinados y aceites vírgenes. Parte de esta mezcla se obtiene de refinar Aceite de Oliva Virgen con acidez mayor del 2% por lo que el Aceite de Oliva no es zumo de aceituna. Aún así es apto para el consumo y debe tener un grado de acidez no superior al 1%.

Aceite de Oliva

¿Cómo consumir aceite de oliva?

Para disfrutar de las diferentes cualidades y beneficios del aceite de oliva, lo mejor es consumirlo siempre en su forma cruda, no introduciéndolo en formas de cocción menos aconsejadas ni saludables, como por ejemplo el caso de las frituras.

• A cucharadas: es una opción cómoda y sencilla, especialmente en ayunas. Consiste simplemente en poner aceite de oliva crudo en una cuchara grande de comida y tomarla directamente. También es ideal acompañarla con una o dos gotitas de limón.

• En ensaladas: las ensaladas son el mejor plato al que le podríamos añadir aceite de oliva crudo, ya que aumenta sus propiedades nutricionales y curativas, y además le aporta un delicioso sabor.

• En pan: ¿quién no ha disfrutado en alguna ocasión de un delicioso trozo de pan tostado con aceite de oliva por encima? Es otra de las opciones más aconsejadas e ideales.

Recuerden que el aceite de oliva en crudo puede  tomarse a cucharadas, hasta un máximo de 3 cucharadas a lo largo del día (preferiblemente una de ellas en ayunas). Una opción tan sana como ideal para añadir a tu dieta diaria, sin duda alguna.

¿Considera que el aceite de oliva tiene un gran valor gastronómico?

El valor culinario del aceite de Oliva Virgen Extra es muy superior al resto de los aceites. Es un jugo de fruta que puede consumirse directamente, lo que no puede hacerse con ningún otro tipo de aceite vegetal. Su extraordinario olor y sabor, le hace especialmente útil para el aderezo y aliño de numerosos platos y ensaladas.

Utilización en fritos (en caliente): Todas las grasas son dañadas en su proceso de calentamiento; sin embargo, el aceite de oliva virgen sufre menor alteración.

El Aceite de Oliva Virgen, al tener una temperatura de ebullición mayor que los aceites de semillas, permite que el alimento  que se sumerge en él, al estar a diferente temperatura, reaccione formando una capa crujiente alrededor del mismo, que impide que absorba más aceite, y permite retener todos los jugos del alimento. Además el consumo de grasa es menor que si empleamos otros aceites.

Es importante resaltar que al absorber menos aceite, añadimos menos calorías a los alimentos, por lo que hay menor riesgo de aumento de peso.

¿El uso constante del aceite de oliva es bueno para?

• Es bueno para tu salud cardiovascular.

• Es considerado un alimento maravilloso para el corazón.

• Funciona como un amigo del hígado y vesícula biliar.

• Es ideal  para el sistema digestivo y contra el estreñimiento.

• Actúa como laxante suave.

• Es bueno para vivir más años.

Loading...
Revisa el siguiente artículo