Carlos Maxwell apasionado del deporte y la televisión

Comunicador. Sueña con tener una empresa productora de televisión exitosa.

Por María Mercedes

El deporte es su gran pasión, tanto como la televisión. En el ejercicio de la comunicación aprendió a fusionar ambos talentos, a través de los cuales ha adquirido una vasta experiencia en República Dominicana y en Estados Unidos. Nuestro entrevistado de hoy es el comunicador Carlos Maxwell, quien de manera muy jovial nos comparte su historia profesional y sus sueños de tener una empresa productora de televisión. Por supuesto, le deseamos éxitos.

¿Cómo nació tu interés por la comunicación?

De manera muy natural. De jovencito, yo escribía guiones de programas de televisión imaginarios. Luego, a los 15 años terminé un curso de producción de televisión en Color Visión, en el cual aprendí cómo funciona este negocio.

¿Por qué te inclinaste por la comunicación deportiva?

Yo quería ser pelotero. Un scout me habló de lo difícil que era llegar a Grandes Ligas y del gran esfuerzo que se requería para ser pelotero profesional. Entonces, me di cuenta que era mejor unir dos de mis grandes pasiones: los deportes y la producción de televisión.

¿Cómo debe prepararse un comunicador para especializarse en la crónica deportiva?

Lo primero es que le debe de gustar. Eso es un fundamental en cualquier carrera. Pero lo importante es encontrar esa parte que a uno le llene y en la cual trabaje bien. Hay gente que se especializa en estadísticas, otros en dar opiniones, otros en narración; en mi caso, aparte de ser presentador; lo que me gusta más es producir. Encontrar ese balance entre el deporte y el entretenimiento. Creo que el cronista debe respetar al público y debe mantenerse informado -no solo de lo que pasa en el día a día-, sino también de las nuevas tendencias, como la analítica, por ejemplo.

Luego de trabajar aquí, te llegó la oportunidad de probar suerte en Estados Unidos ¿Cómo te preparaste para este reto?

Lo primero es que armé un demo de los trabajos que había hecho en nuestro país. Te confieso que mandé más de 30 a diferentes ciudades en alrededor de un año. Fue en Univisión Arizona, en el 2005, que me dieron esa primera oportunidad. La televisión dominicana fue mi escuelita. Por ejemplo, en Telecentro, llevaron personas que trabajaban en Estados Unidos para que nos dieran cursos. Ese aprendizaje me hizo tener una mejor transición a Estados Unidos pues nos enseñaron la terminología que se utiliza aquí.

¿Qué se siente haber trabajado para las dos cadenas hispanas más importantes de Estados Unidos? ¿Cuánto tiempo tienes en Telemundo?

Muy contento. A veces ni me lo creo. Y lo que más me satisface, es que en ambos casos, entré por mis propios méritos. Vi las posiciones en Internet, envié demos, me entrevistaron y me contrataron. Hay que confiar en el sistema, en sí mismo, y en que sí se puede hace un trabajo de calidad. Estoy en Telemundo desde el 2007.

¿Compártenos tu experiencia en la cobertura de grandes eventos deportivos como los Juegos Olímpicos?

A ser más creativo y a producir bajo presión con pocas horas de sueño. En los Juegos Olímpicos me ha tocado enviar reportajes diarios por un mes para diferentes estaciones locales de Telemundo. Es un gran reto porque vas contra el tiempo, pero es un trabajo muy satisfactorio y que te saca de la rutina. Nunca olvidaré mis experiencias en Pekín, Londres y Río de Janeiro.

¿A cuáles deportistas famosos has entrevistado y a cuáles están pendientes en tu agenda?

A muchísimos. (Risas) En la lista están Lebron James, Dwyane Wade, Pau Gasol, Oscar de la Hoya, Julio César Chávez, Giancarlo Stanton, David Ortiz, Yasiel Puig, Robinson Canó, y muchos más. Como tenemos esa cercanía a los equipos profesionales en Estados Unidos, se nos hace fácil contactar a los deportistas. Me encantaría entrevistar al lanzador de la Liga Menor Tim Dillard. Él hace videos muy chistosos en las redes sociales en los que demuestra su carisma y su gran sentido del humor.

Nos cuentas que además de las coberturas deportivas haces reportajes jocosos ¿Por qué y con qué objetivo?

Claro. Cuando voy a las Olimpiadas siempre trato de hacer reportajes de color. Por ejemplo, en Pekín, comí escorpiones. Todo fue bien improvisado, y estaban muy ricos. (Risas). Ahora, en Telemundo 51, estoy haciendo el segmento “Estrellas en la Jugada”. En este, juego algún deporte con cantantes, actores o presentadores. Con David Chocarro hicimos la entrevista jugando béisbol y pádel; y con Saúl Lisazo jugamos  fútbol. Es una manera de mostrar otro ángulo de los artistas.

El año pasado fuiste aceptado en la Escuela de Negocios de Harvard. ¿Qué representa este logro para ti?

Fue una experiencia increíble. Todavía ni me lo creo. Fueron cuatro días muy intensos, estudiando casos y con gente de todas partes del mundo. El curso se llama “El Negocio del Entretenimiento, los Medios y los Deportes”, que imparte la reconocida profesora Anita Elberse. Al curso, asisten como estudiantes, ejecutivos de medios y de equipos deportivos, agentes, encargados de agencias, artistas e inclusive deportistas profesionales. Por ejemplo, cuando yo fui, también estuvo el futbolista Gerard Piqué, el basquetbolista CJ McCollum, el jugador de rugby Jamie Heaslip y hasta la actriz Katie Holmes.

Esta ha sido la mejor experiencia académica de mi vida.

Recién en nuestro país pasó el torneo invernal 2017-2018 ¿Tú equipo eres aquí y en las Grandes Ligas?

Soy seguidor de los Tigres del Licey. Pero estoy contento por Manny Acta pues hizo una gran labor como gerente general de las Águilas. Y en Grandes Ligas, fui creciendo como seguidor de los Mets de Nueva York. Pero ese fanatismo ha ido decreciendo. Quizás por el hecho de que trabajo en esto todos los días. Soy más aficionado al deporte en sí, a ver cualquier partido. De todos modos, siempre quiero que le vaya bien a los Marlins, pues es el equipo de casa y son con los jugadores de ese equipo con los que más comparto.

¿En República Dominicana se hace buena crónica deportiva?

Claro que sí. Excelente. Solo hay que ver lo completa que son las secciones deportivas de los periódicos. En República Dominicana hay cronistas deportivos muy inteligentes, que están al tanto de todo lo que pasa, que saben utilizar los medios y las redes sociales para informar y que también tienen mucho talento. Y no solo hablo de los que conocí cuando yo trabajaba allá; hay una nueva generación que está haciendo un gran trabajo. Ojala, los pueda conocer a todos muy pronto.

¿Cuál es el gran sueño que aún no has cumplido?

El de tener una empresa productora de televisión que tenga éxito. Es una meta por cumplir y es algo en lo que estoy trabajando. Me encantaría producir contenido; no solo para mí, sino para otros, con proyectos tanto en inglés como en español, y que no necesariamente sean de deportes.

Una pregunta personal

¿Estás casado?

Estoy casado. Mi esposa es meteoróloga. Aún no tenemos hijos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo