Confesión muestra la frialdad de Ana Julia

Reacciones. Miles firman para que la confesa asesina de Gabriel Cruz pague pena en RD

Por Ivelisse Rosario

“Le di un mal golpe durante una discusión” es la desgarradora confesión de la dominicana radicada en España Ana Julia Quezada en torno a la muerte del menor Gabriel Cruz Ramírez, hijo de su pareja sentimental.

Según medios internacionales, Ana Julia, de 43 años, confesó el asesinato a la Guardia Civil diciendo que le dio un golpe con un hacha en la cabeza y que luego lo asfixió.

La información cuenta que el día del asesinato Ana Julia declaró que salió de la casa y se encontró con el menor pidiéndole que le acompañara a una finca y que al llegar al lugar discutieron, acción que la llevó a darle el golpe a Gabriel conocido como El Pescaíto, el cual perdió el conocimiento.

Antes de darse a conocer que Quezada le había quitado la vida al hijo de su pareja, ésta se veía en las movilizaciones y en la búsqueda del menor junto al padre.

Videos la muestran dándole besos a Ángel, padre del menor, caminando con los oficiales en la búsqueda y llorando con supuesto dolor por la desaparición de su hijastro.

En sus declaraciones de confesión en la comandancia de Almería, España, dijo que tras matarlo obstruyendo su respiración, procedió a quitarle la ropa y arrojarla en un contenedor, luego enterró el cuerpecito del menor en una fosa que ella misma hizo.

En sus declaraciones apuntó que el niño de 8 años, quien supuestamente se subió al vehículo de ella de forma voluntaria, la agredió en la finca familiar a unos kilómetros de la casa de su abuela y que ella “se defendió”.

Lo que ha pasado

Gabriel Cruz despareció el 27 de febrero cuando iba de casa de su abuela a casa de unos primos.

La información cuenta que los agentes pudieron ver el domingo 11 de marzo cómo sacaba el cuerpo del niño de un depósito de agua envuelto y lo metía en el maletero.

El domingo Ana Julia Quezada, la única acusada por la muerte del hijo de su pareja, fue detenida y los oficiales encuentran el cuerpo del menor en el maletero del coche. El lunes 12 de marzo la autopsia reveló que el menor murió estrangulado el mismo día que desapareció.

Otro “crimen”

A raíz de esto se ha dado a conocer que una hija de Ana Julia murió el 13 de marzo a los 4 años tras supuestamente caer por una ventana en 1996, hace ya 22 años.

En la investigación la Policía Nacional, en aquel tiempo, concluyó que había sido un accidente, pero debido al crimen de Gabriel el caso de la muerte de su hija está siendo revisado.

El expediente de la muerte de su hija no consta de declaraciones de Ana Julia, ya que según la información del periódico El País, sufría una fuerte excitación nerviosa que hizo imposible que aportara información”.

Despedida de los padres

Residentes de Almería acompañaron a Ángel Cruz y Patricia Ramírez. padres del pequeño a darle el último adiós. Las imágenes, que son desgarradoras, muestran a sus padres sumergidos en lágrimas y dolor en la catedral de Almería, abrazados despidiendo a su hijo.

En una entrevista para la cadena Española Telecinco, Patricia Ramírez, madre del meno,r dijo “No quiero que todo termine con la rabia que esta mujer ha sembrado. Me gustaría que terminara en ese mar de gente que se ha movido: todos por Gabriel”.

Piden pague condena en RD

Más de 200 mil personas han firmado para que Ana Julia Quezada, de nacionalidad dominicana y Española, cumpla la condena por la muerte de Gabriel Cruz en República Dominicana.

Según la información, las firmas han sido canalizadas a través de la plataforma Change.org donde su promotor Iban Gutiérrez, criticó el “cinismo” de Ana Julia, al estar once días junto a su pareja y cientos de voluntarios colaborando para encontrar al pequeño.

Los firmantes han declarado a Quezada “persona non grata en todo el territorio español”.

Cabe señalar que el convenio entre España y el país para que un penado sea trasladado a cada territorio tiene varios puntos en el que figura que el penado debe solicitar su traslado, o en caso de que dicha solicitud provenga del Estado trasladante o del Estado receptor, el penado manifieste su consentimiento expresamente.

Loading...
Revisa el siguiente artículo