¿Se inicia una guerra económica entre Estados Unidos y China?

China elevó los aranceles de importación a una lista de productos estadounidenses por valor de 3.000 millones de dólares en respuesta al alza que Trump ordenó sobre el acero y el aluminio chinos.

Por Felipe Herrera Aguirre

China elevó los aranceles de importación a una lista de productos estadounidenses por valor de 3.000 millones de dólares el lunes 2 de abril. El gobierno del presidente Xi Jinping declaró que se realizó en respuesta a la subida de los aranceles de los Estados Unidos sobre el acero y el aluminio.

El gobierno chino no escondió las razones por estas alzas arancelarias. A través de un comunicado colgado en el sitio web del Ministerio de Comercio, Pekín acusó a Estados Unidos de “violar gravemente los principios de no-discriminación, piedra angular del sistema multilateral de comercio”. Esto, porque el alza de los aranceles afecta solo a ciertos países.


China nunca se someterá a Estados Unidos si es que empiezan una guerra económica, Gobierno de China, a través de un comunicado colgado en el sitio web del Ministerio de Comercio.


Dando señales de que China podría avanzar en su campaña de represalia contra la Casa Blanca, el Global Times, un periódico publicado por el gobernante Partido Comunista, advirtió que “los políticos estadounidenses se darán cuenta de que China nunca se someterá a Estados Unidos si es que empiezan una guerra económica”.


US$3

mil millones fue el alza total impuesta por el gobierno chino para más de cien productos agrícolas estadounidenses. EEUU había hecho lo propio hace diez días con el acero y el aluminio de origen chino.


Mientras, Donald Trump amenazó con imponer más aranceles a otros productos chinos por un valor total de 50.000 millones de dólares. Con eso se pretende reducir el enorme déficit comercial que Estados Unidos tiene con el gigante asiático, promesa que fue parte de su campaña. Las medidas serán anunciadas esta semana, según medios estadounidenses.

De aplicarse más alzas en los aranceles, las autoridades chinas responderán de la misma forma, por lo que cualquier otro movimiento de Estados Unidos será una declaración de guerra comercial.


P&R

¿Cuáles podrían ser las consecuencias del movimiento del lunes por parte de China?

– Los movimientos del acero y el aluminio en los Estados Unidos y en la carne de cerdo y algunos otros productos de China están en el esquema de cosas muy pequeñas. Implican solo US$ 3 mil millones para cada parte en una relación comercial que involucra cientos de miles de millones de dólares.

¿Es esto un signo de una guerra económica entre estas dos potencias económicas?

– Si se imponen aranceles, los chinos seguramente tomarán represalias en una escala mucho mayor que los US$ 3 mil millones de las importaciones estadounidenses que siguieron hoy.

¿Qué esperar en el futuro?

– El verdadero problema es si la administración estadounidense, tal como lo amenazó, impondrá aranceles sobre US$ 60 mil millones de productos chinos. O, en caso contrario, ¿habrá algún tipo de acuerdo negociado en los próximos 60 días que le permita a Trump declarar la victoria sin imponer aranceles?


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo