Horas decisivas en Siria tras amenaza de Trump

Washington envió un portaaviones hacia las costas del país árabe y se prepara para responder al supuesto ataque químico por parte del régimen sirio

Por Agencias

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, le dijo a Rusia “que se prepare” para un inminente ataque sobre Siria en respuesta al presunto ataque con armas químicas del sábado contra la población civil en Duma.

“Rusia dice que va a derribar todos los misiles que se disparen contra Siria. ¡Prepárate Rusia, porque van a estar llegando, bonitos, nuevos e ‘inteligentes’!”, indicó el mandatario en su cuenta de Twitter.
En el mismo tuit, Trump critica la alianza de Moscú con las fuerzas del presidente sirio Al Assad. “Rusia no debería ser socio de un animal que asesina con gas”, afirma el presidente norteamericano.

Respuesta de Siria

La respuesta de Rusia no se hizo esperar, el ministerio de Defensa ruso dijo que los misiles “inteligentes” que el presidente Donald Trump ha prometido lanzar contra Siria destruirán las pruebas de un presunto ataque con armas químicas.

La vocera de la cancillería rusa, Maria Zakharova, se preguntó en un mensaje en Facebook si la organización que vigila el uso de armas químicas sabe que los misiles destruirán “todas las pruebas” del ataque.

“¿O acaso la idea original es usar los misiles inteligentes para barrer las pruebas de la provocación debajo del tapete?”, añadió. Tanto Damasco como Moscú niegan que el ataque haya existido.

Legisladores rusos advirtieron el miércoles a Estados Unidos que Moscú consideraría un ataque aéreo sobre Siria como un crimen de guerra. Esto podría desencadenar un enfrentamiento militar directo entre los dos exadversarios de la Guerra Fría, apuntaron.

Las fuerzas armadas estadounidenses parecían colocarse en posición para cumplir una orden de ataque. Un destructor de la armada, el USS Donald Cook, cruzaba el Mediterráneo oriental en esa dirección tras una escala en Chipre. El destructor de misiles está armado con misiles crucero Tomahawk, los mismos que se usaron hace un año para atacar una base aérea en Siria luego de un presunto ataque con gas sarín a civiles.

Eurocontrol, organización europea para la seguridad en la navegación aérea, emitió este martes una “alerta rápida” a las aerolíneas en el Mediterráneo Oriental ante posibles ataques aéreos a Siria con misiles en las próximas 72 horas.


EEUU

Recursos militares en la posible ofensiva

Misiles de crucero Tomahawk

Casi nadie cree que pueda producirse una operación militar terrestre a gran escala, especialmente dado que el presidente pidió hace menos de dos semanas la retirada total de las tropas estadounidenses de Siria, contra el consejo de sus propios generales.  De modo que un ataque aéreo con misiles parece el escenario más creíble, en caso de que Trump ordene finalmente tomar represalias armadas.

Las fuerzas armadas estadounidenses parecían colocarse en posición para cumplir una orden de ataque. Un destructor de la armada, el USS Donald Cook, cruzaba el Mediterráneo oriental en esa dirección tras una escala en Chipre. El destructor de misiles está armado con misiles crucero Tomahawk, los mismos que se usaron hace un año para atacar una base aérea en Siria luego de un presunto ataque con gas sarín a civiles.

Además, el USS New York está en camino en el Mediterráneo, aunque el buque anfibio de transporte es poco probable que se involucre directamente en un ataque.

Los misiles Tomahawk son de alta precisión. Cada uno de estos misiles de crucero de largo alcance mide más de seis metros de longitud y pesa más de 1.500 kilos.

Suelen llevar ojivas (cargas explosivas) de hasta 454 kilos, están diseñados para volar a bajas altitudes, llegando hasta los 885 km/h y son capaces de alcanzar objetivos de hasta 1.600 kilómetros de distancia.
Estos misiles funcionan gracias a tecnología GPS. Por supuesto, pueden fallar, pero su margen de error estimado es de tan sólo 10 metros.

En el caso de que el Pentágono decida usar aviones tripulados o drones, tiene una intrincada infraestructura en la región, donde ha llevado a cabo operaciones aéreas contra el grupo Estado Islámico en Siria e Irak desde 2014.


RUSIA

La defensa de Rusia en Siria

Rusia advirtió este miércoles que se reserva el derecho de responder cualquier ataque contra Siria y comenzó los preparativos para realizar ejercicios bélicos a lo largo de este mes en inmediaciones de las aguas territoriales de ese país. El ejército ruso, dijo el embajador ruso en el Líbano,Alexander Zasypkin citado por RT, se reserva el derecho de “abatir los misiles” y “destruir las fuentes de lanzamiento” en caso de una agresión de Washington contra Siria

El ejército del aire del país cuenta con 265 aeronaves de ataque y un personal de 15.000 miembros, por lo que no es un rival demasiado temible para las espectaculares capacidades del Pentágono. Los sucesivos bombardeos israelíes en territorio sirio, además, han castigado las defensas aéreas del país. Pero Damasco cuenta con poderoso aliado: el Kremlin.

Rusia mantiene desplegados desde 2015 misiles S-400 en la base aérea bajo su control en Khmeimin, en la provincia de Latakía, que tienen un radio de alcance de unos 400 kilómetros. A finales de enero, el Kremlin envió dos baterías adicionales a Khmeimin y otras dos a la base naval rusa de Tartús, de modo que su capacidad de respuesta es una realidad. Además, un contingente de cazas rusos permanece activo en Siria, así como una red de baterías antiaéreas y radares cerca de las áreas con presencia rusa. Factores que Trump y sus estrategas militares deben tener en cuenta a la hora de decidir qué hacer.

Rusia podría utilizar los sistemas de defensa antiaérea S-300, S-400 y Pantsir si el posible ataque estadounidense contra Siria amenaza a los militares rusos que se encuentran allí, declaró al medio ruso Sputnik,  el vicepresidente del Comité de Defensa y Seguridad del Consejo de la Federación de Rusia, Alexéi Kondrátiev.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo