Ataque a Siria, una visión desde Rusia

En Metro hablamos con una académica rusa para conocer cual es la “otra” versión tras el ataque aliado

Por Francisca Herrera

El presidente de EEUU, Donald Trump, insiste en que el ataque con misiles perpetrado junto a Francia y Reino Unido el viernes contra Siria es una “misión cumplida” y que se basa en una respuesta al presunto ataque químico en la ciudad de Duma provocado supuestamente por la alianza del gobierno sirio de Bashad al-Assad con Rusia.


(Hay) un plan más amplio para tratar de presionar a Rusia y hacer que cambie su política exterior, Olga Lepijina, académica rusa de la Universidad de Santiago


Sin embargo, el gobierno de Putin y su aliado sirio rechazan tajantamente la acusación y hablan de montaje.
Para la doctora Olga Lepijina, académica del Instituto de Estudios Avanzados (Idea) de la Universidad de Santiago que se considera pro-rusa, EEUU tendría tres motivos para llevar a cabo la acción bélica.

Según la doctora, que insiste en que los chilenos no deben sólo informarse por los medios formales, el gobierno de Trump quiere terminar con “un proceso pacificación que se está llevando a cabo en Siria (…) para empezar a conversar sobre el futuro del país, sobre una posible solución política a la guerra civil”.

“Entonces este proceso parece que no le gusta a algunas fuerzas, a algunos países occidentales, digamos entre ellos EEUU, ya que lo que ellos siempre postularon es que quieren sacar al presidente Bashad al-Assad, están como fijados en deshacerse de esa figura y apoyaron a algunas fuerzas de oposición que lo querían sacar por medida militar, pero no les resultó entonces ahora inventaron esto del ataque químico”, expone.

También existe una motivación interna para el ataque que se relaciona con la investigación de la conocida trama Rusa. “Trump tiene que demostrar que no tiene nada que ver con Rusia y bueno también esa es una parte de su defensa”, argumenta.

Por último estaría la campaña del desprestigio en el marco de “un plan más amplio” para tratar de presionar a Rusia para que cambie su política exterior. En esta estrategia  En este contexto, Lepijina argumenta que se han inventado una serie de situaciones para enlodar la imagen de Rusia, como el caso del ex espía envenenado en Reino Unido (dado a conocer “en el momento de la campaña presidencial”), las sanciones internacionales y el caso de doping en las olimpiadas.

Si bien la docente asegura que este escenario es “peor que en la Guerra Fría, ya que anteriormente hubo un acuerdo tácito de las superpotencias de no tocarse los unos a otros (…), pero actualmente no, derechamente se enfrentan, felizmente no con armas”, la III Guerra Mundial está lejos, ya que “de partida Rusia no lo quiere y para el presidente Trump es demasiada responsabilidad arrogarse una guerra de esa naturaleza.

Loading...
Revisa el siguiente artículo