El Diario de Lorenna ¡Una boda en equipo!

Por Lorenna Piere

Querido diario:

“¿Estás segura?”, le pregunté a mi hermana. Y ella respondió: sí, quiero que seas tú. No entendía lo mucho que eso me impactaría, hasta que llegó el gran día. Ahí estaba yo, con todos mis pinceles fuera y mis herramientas para el cabello, para poder cumplir con mi función. ¿Qué cuál era? Maquillar y peinar a mi compañera de vida para su boda.

No era la única con funciones para este encuentro, todos los Pierre teníamos una tarea dentro de la organización. Por eso, ese “sí, acepto” no era cualquier evento. Era una verdadera demostración de amor de todas las partes. Y todo porque, las dos personas que iban a caminar hacia el altar, nos impulsaban a hacerlo.
Mi hermana quedó hermosa. Ella es hermosa, pero ese día más. Puse todo mi empeño para que se sintiera la novia más linda del universo. Y lo fue. El salón estuvo cargado de detalles, gracias a su esfuerzo y el de Javier de meses, y el apoyo completo de los nuestros.

Esa noche, en medio de brindis y palabras emotivas, recordé todo el camino que tuvimos que transitar todos para llegar ahí. Todas las pruebas, todas las alegrías, todas las carcajadas, todo eso que nos ha unido. Eso que nos ha hecho cercanos, más allá de lazos sanguíneos. Ese convivir, ese soportar, ese roce continuo.
Y vi, en cada acción, el resultado de todo ese andar. Ese amor incondicional, que hace que hoy, mi corazón se sienta orgulloso por la familia que tengo.

Fue por eso que, sin ni siquiera planearlo, me desconecté de las redes, del trabajo, de las obligaciones, para conectarme con ese presente. Es la primera vez, desde que estoy activa en las redes sociales, que me muevo sin tener internet disponible 24/7.

Tuve oportunidad de reactivar mi línea, de engancharme de la señal de otros aparatos móviles todo el tiempo,  y lo hice solo en pocas ocasiones. No quería perderme nada. Necesitaba estar ahí, en cuerpo y alma.
Quería saber cuáles eran las nuevas luchas que cada uno estaba enfrentando, deseaba darles ese cariño que no puedo manifestar por la distancia, tenía que bailar y reír de las ocurrencias dignas de este equipo.

Confirmé cuánto nos perdemos, por estar atentos al ruido… Ojo, querido diario, me encantan las redes y soy muy trabajadora. Solo que a veces tenemos que hacer esa pausa de la que tanto te hablo, estar presente y devolverle a los demás un poquito de lo que te han regalado.

Así fue como, el gran día de mi hermana, pasó a ser el gran día para muchos. Se sintió el anhelo de agradar a un ser amado, hasta el final. Mira que nos dolían los pies, pero resistimos hasta que el cuerpo dijo “!suéltame!”.

¿Lo mejor de todo? No me lo perdí.  

Ahora me toca gozar de ver a mi hermana feliz, junto al hombre que ama, formando una nueva familia. Sé que será maravillosa porque tiene grandes ejemplos, porque ha elegido una pareja que la amará y cuidará en el proceso, porque estaremos aquí…como siempre, para garantizar que así sea.
Porque eso hace quien ama: está presente.

La familia es donde empieza la vida y el amor nunca termina. #PoderCorazon


Siempre hay tiempo para pausas alimenticias 

En medio de todo el esquema, encontramos espacio para disfrutar del buen comer. Quería tiempo de calidad con todos, incluidos los que siempre están. Por eso mi hermano, mi cuñada, mi novio y yo, hicimos s algunas paradas. Y sí, todo contaba con el ingrediente mágico: ¡comida!

 

Casa Tua Cuisin

Casa Tua Cuisin

Este concepto me encanta. Es un restaurante de comida italiana que cuenta con distintas estaciones para que elijas según tu preferencia. Desde pastas, pizzas, carnes, hasta un heladito. Esta en Brickell City Center, el nuevo centro comercial de esa zona de Miami. Lo encuentras como @casatuacucina.


Brunch como en casa

 

 

 

Este está dentro de Freehand Hotel en Miami Beach. Se llama 27 restaurant & bar, y se caracteriza por tener opciones “grandma-style home-cooking”. Desde que entras, sientes que estás en una casa muy acogedora. Nos fuimos el domingo al Crunch que tienen disponible hasta las 4:00 pm y nos encantó. Búscalo @27restaurant.

 

 


Tacology

 

 

Como nos quedaba cerca, aprovechamos para visitar otro restaurante de Brickell City Center. Este es una taquería súper rica. Nos fascinaron las opciones de tacos que pedimos, las margaritas, los guacamoles, en fin… todo. El ambiente es muy agradable, una mezcla interesante en todos los sentidos. Está en @tacology_taqueria.

 

 

 

 


Museum of Ic Cream

 

 

Compré mis boletas unas semanas antes porque suelen agotarse. Este museo no solo está en Miami, pueden ver en @museumoficecream los detalles. Es un recorrido por un espacio muy colorido, como se imaginarían el mundo del helado. Pruebas distintas formas de presentar el helado y además te haces fotos en espacios muy divertidos.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo