Donald Trump da marcha atrás en el plan para imponer sanciones a Rusia

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dio un golpe de timón al plan de imponer castigos económicos a Rusia después del anuncio de su embajadora ante la ONU, Nikki Haley

Por Agencias

El presidente Donald Trump decidió no seguir adelante con un plan preliminar para imponer sanciones adicionales a Rusia, contradiciendo el anuncio hecho por la embajadora ante Naciones Unidas, Nikki Haley.

Haley había dicho en "Face the Nation" de CBS News que el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, anunciaría el lunes las sanciones impuestas a las compañías rusas detrás del equipo relacionado con el presunto ataque con armas químicas de Assad.

Según fuentes citadas por el Washington Post, Trump dijo a sus consejeros de seguridad nacional que no estaba de acuerdo con la forma en que se estaban implementando las medidas.

Pero Trump consultó con sus asesores de seguridad nacional más tarde el domingo y les dijo que estaba molesto porque las sanciones se estaban extendiendo oficialmente porque aún no se sentía cómodo al ejecutarlas, según varias personas familiarizadas con el plan.

Los funcionarios de la administración dijeron que las sanciones económicas se estaban considerando seriamente, junto con otras medidas que podrían tomarse contra Rusia, pero dijeron que Trump no había dado la autorización final para implementarlas. Los funcionarios de la administración dijeron el lunes que era poco probable que Trump apruebe cualquier sanción adicional sin otro evento desencadenante por parte de Rusia, describiendo la estrategia como un patrón de espera.

Qué hay detrás

En un comunicado, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, aseguró hoy que su Gobierno decidirá “en un futuro cercano” sobre las sanciones, pero rechazó concretar una fecha.

Trump ha recibido numerosas críticas de miembros de su propio partido, el Republicano, por no haberse posicionado personalmente en contra del presidente ruso Vladímir Putin, a quien alabó en numerosas ocasiones durante la campaña presidencial de 2016 y con quien está tramitando una futura reunión en la Casa Blanca.

Preguntada al respecto por la prensa, la portavoz aseguró que Trump ha dejado “muy claro” que será “duro” con Rusia, pero también desea tener una buena relación con Putin y reunirse con él.

“Al presidente aún le gustaría sentarse con él (Putin). Repito, él (Trump) siente que es mejor para el mundo si tienen una buena relación. Pero eso va a depender de las acciones de Rusia. Hemos sido muy claros, en nuestras acciones, en qué esperar. Y esperamos que tengan un cambio en su comportamiento”, afirmó Sanders.

Trump ha expresado, en numerosas ocasiones, su deseo de trabajar con Putin para encontrar una solución para el futuro de Siria, arrasada tras siete años de guerra civil.

No obstante, una de las mayores incógnitas ahora es cuál es la estrategia de Estados Unidos hacia Siria y si Trump tiene previsto mantener su presencia militar tras los bombardeos del sábado a instalaciones gubernamentales sirias, donde, según Washington, se producían y almacenaban armas químicas.

Loading...
Revisa el siguiente artículo