Policía de EEUU tras la pista del tirador de Nashville

Un sujeto que sólo vestía una chaqueta verde y blandía un fusil de asalto abrió fuego en un restaurante el domingo en la madrugada matando a cuatro personas

Por Agencias

Un hombre sospechoso de matar a tiros a cuatro personas en un restaurante el fin de semana en Nashville, Tennessee, identificado como Travis Reinking, trató de ponerse en contacto con el presidente Donald Trump en julio, cuando las autoridades lo arrestaron afuera del complejo donde se encuentra la Casa Blanca, dijo el lunes un agente del Servicio Secreto.

El agente especial Todd Hudson dijo que Travis Reinking “quería arreglar un encuentro con el presidente”. El oficial indicó que el sospechoso trató de cruzar el estacionamiento para bicicletas que está cerca de los terrenos de la residencia presidencial y se negó a irse cuando el personal de seguridad le solicitó que se retirara.

Hudson agregó que Reinking fue arrestado por haber ingresado sin permiso. El sospechoso fue liberado posteriormente y más tarde entrevistado por el FBI y las autoridades en el condado Tazewell, en Illinois. El individuo es oriundo de Morton, Illinois.

Intensa búsqueda

Un sujeto que sólo vestía una chaqueta verde y blandía un fusil de asalto ingresó a un restaurante en Nashville el domingo en la madrugada, donde mató a cuatro personas antes de que un cliente lograra quitarle el arma. Las autoridades intensificaron el lunes su búsqueda del hombre.

Intensa búsqueda

La policía emitió el domingo una orden de arresto contra Travis Reinking, de 29 años, por varios cargos de homicidio tras el tiroteo en el restaurante Waffle House en Nashville.

La policía dio a conocer los nombres de las personas que fallecieron. Se trata de Taurean C. Sanderlin (29), Joe R. Perez (20), Akilah Dasilva (23) y Deebony Groves (21). También resultaron heridas Shanita Waggoner (21), y Sharita Henderson (24).

Don Aaron, portavoz del Departamento de Policía de Nashville, informó el lunes que a solicitud del FBI se revocó el permiso de Reinking para tener armas, y además se le confiscaron cuatro pistolas, incluyendo el fusil AR-15 que habría usado en el ataque del domingo.

Aaron alertó que el sospechoso sigue prófugo y que es posible que esté armado.

El héroe

El hombre que desarmó al sujeto que abrió fuego el domingo señaló que cuando se lanzó contra el agresor pasó por su cabeza que él “tendrá que esforzarse para matarme”.

El héroe

“Al sujetar el cañón del arma estaba caliente, pero no me importó. Era vivir o morir”, dijo James Shaw Jr., de 29 años, quien forcejeó con el sujeto en el concurrido establecimiento Waffle House la madrugada del domingo en Nashville.

Para la policía, Shaw, habitante de Nashville, fue un héroe que salvó vidas en el lugar. Pero el hombre señaló que no era un héroe y enfrentó al agresor en lo que él llamo un acto “egoísta” solo para no ser asesinado.

James contó que había pasado la noche en un centro nocturno e ingresó en el restaurant minutos antes que el agresor armado. Afirmó que él y otro amigo estaban sentados en una barra cuando escuchó disparos y pensó en un principio que se había caído una pila de platos recién lavados.

Después los empleados del restaurante se dispersaron, volteó y vio un cuerpo tirado cerca de la puerta frontal cuando el sujeto armado irrumpió en el lugar. En ese momento se dio cuenta de que había escuchado disparos.

“Él maldecía cuando forcejeábamos. Cuando finalmente me apoderé del arma él maldecía que yo estaba mal”, afirmó Shaw. “No hubo ningún diálogo entre nosotros; yo sólo sabía que tenía que quitarle esa cosa”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo