El Diario de Lorenna: No das lo que recibes, das lo que eres

Por Lorenna Piere

Querido diario:

“Siempre escucho quejas sobre “cómo somos tratados”. Muchos usan la excusa, para reaccionar con dureza, que dan lo que reciben. “Si me tratan mal, yo trato igual. Si no me prestan atención, no les regalo mi tiempo”, dijo él en un grupo.

Este fin de semana estuve mucho tiempo en silencio. Como te expresé en otros diarios, creo necesario que nos alejemos un poco del ruido para poder escucharnos. Me desconecté de las redes, descansé e hice actividades que disfruto en mi búsqueda interna.

En el proceso fui encontrando respuestas que necesitaba obtener, pero no fue hasta oír la prédica del pastor Luis Mendez, “Un entendimiento bíblico de la ira”, que logré hacer click con lo que no comprendía.
Me encantaría transcribir todas las ideas de la exposición, porque no hay desperdicios. Por temas de tiempo te comentaré solo dos ideas que me tocaron grandemente. La primera es que, el 99% de las veces que nos airamos contra otros, lo hacemos movidos por el “yo”: yo me lo merezco, cómo me hace eso a mí, cómo me trata así a mí, yo me sentí, etc.

Es muy cierto, nuestro egoísmo nos hace caer en esos círculos. Eso me permitió, al identificar el motivo, poder aplacar la molestia. Porque la ira suele movernos hacia lo negativo, estaba actuando incorrectamente.

La segunda lección fue que “toda situación airosa se comienza a apagar con pedir perdón”. ¡Palabra que nos cuenta tanto! Y cuando lo pedimos es condicionado: yo pido perdón si esa persona acepta su culpa.
El perdón es un regalo, no un intercambio. Nace de un corazón consciente de lo mucho que falla, de lo mucho que se le perdona.

Algo se liberó dentro de mí. Y la paz del Señor me innundó. Dejé de desear castigar al otro por sus faltas, comencé a asimilar que esa manera de reaccionar está mal.

Ahí fue que conecté con ese pensamiento que te planteé al principio, de que tratamos según nos tratan. Podemos quedarnos en ese error, pero la realidad es que damos lo que tenemos.

Usamos esa excusa, cuando la verdad es que lo que recibes no es lo que marca nuestra forma de enfrentar cualquier golpe a nuestro ego. Es lo que está en nuestro corazón lo que sale cuando somos atacados.

Por eso, cuando vi que me faltaba perdonar, cuando entendí que era mi rabia guiada por el egoísmo lo que estaba hablando, todo cambió. Por eso hice click; ahora comprendo que no se trata del otro. Ahora reconfirmo que todo empieza en mí y termina en la misma persona: yo.

El perdón es un regalo, no un intercambio. #PoderCorazon


La cinemateca de Lore

Matilda:

¡Esta es vieja! Pero la historia es hermosa. Matilda es una niña encantadora y con una capacidad intelectual especial. Los padres de Matilda, Harry y Zinnia Wormwood y su hermano mayor Michael estaban tan ocupados en su trabajo y en sus frívolas vidas que apenas notaban que tenían una hija o hermana. Ambos malos ejemplos, aún así Matilda mantenía su luz. ¡Un reto lograrlo en este ambiente!


Luis Miguel “La Serie”:

Matilda:

En el caso de Luismi, las malas acciones de sus padres sí impactaron su manera de ser. Se mantuvo en medio de escándalos casi toda su carrera, hasta hace unos meses que decidió retomar el control de su vida. ¿Moraleja? Nunca es tarde para cambiar lo que damos, como consecuencia de lo que recibimos.

 

 

 


This is Us:

This is Us:

Ya he recomendado esta serie antes. ¡Es que es una historia rica en enseñanzas! En esta ocasión resaltaré el personaje de Jack, quien tenía un padre alcohòlico y abusivo, sin embargo fue un padre amoroso que luchó con sus demonios todo el tiempo. ¡Es un ser realmente especial! Esta serie está en ITunes, a diferencia de las demás, que están en Netflix.

 

 


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo