La salud de nuestros arrecifes es monitoreada con tecnología de la NASA

Medioambiente. República Dominicana es el primer país del Caribe en tener un mapa en alta definición de arrecifes de coral. Para lograrlo se está utilizando un avión de alta tecnología que inspeccionará las playas del sureste.

Por MARIA MERCEDES

En la vida marina y terrestre, los arrecifes de coral tienen una importancia mayúscula porque son los responsables de proteger las costas contra la erosión y los embates de las olas; a la vez que sirven de hábitat para muchas especies marinas, incluyendo las que consumimos en la cadena alimenticia.

tecnología de la NASA Los arrecifes de corales protegen nuestras costas de la erosión. Fuente externa

Sin embargo, las actividades recreativas como el paseo en bote o toque coral mientras buceaba, la pesca  indiscriminada y el incremento de los niveles de CO2 potencian la expansión y multiplicación de las algas venenosas que matan a los corales, impactan de manera negativa este frágil ecosistema, no solo
Precisamente, con la finalidad de frenar esta realidad – que no es única del país, ni de la región del Caribe, sino del planeta-, la organización internacional The Nature Conservancy inició una inspección en las costas de Punta Cana que dio como resultado la creación del primer mapa de alta resolución de arrecifes de coral de El Caribe.

RD da un paso adelante en conservación arrecifes

La iniciativa que busca proteger y restaurar este valioso recurso, permitirá conocer, dar seguimiento y monitorear los cambios en el estado de salud de los arrecifes de coral para apoyar las inversiones en conservación y desarrollo.

Con su puesta en marcha, República Dominicana se convierte en el primer país del Caribe en tener un mapa en alta definición de arrecifes de coral.


Alcance de la investigación

Los científicos están realizado el estudio desde Punta Cana hasta San Pedro. La información recabada luego será proporcionada a los gobiernos y las empresas turísticas para mejor la prevención y el cuidado de las costas.


Francisco Núñez Henríquez, director de la organización “The Nature Conservancy para las Antillas Mayores, durante la rueda de prensa realizada en el Aeropuerto Internacional de Punta Cana (AIPC); informó en que esta primera fase se enfocará en el Santuario Marino Arrecifes del Sureste, porque la meta es conservar el hábitat natural y los ambientes que se forman a lo largo de la plataforma continental del sureste de la Isla La Hispaniola, que comprende el área del Canal de la Mona (al este de Cabo Engaño) y la porción marina existente al sur de la desembocadura del Río Higuamo, espacio de encuentro y albergue de numerosas especies marinas.

Para lograrlo se utilizará un avión de alta tecnología que inspeccionará las playas del sureste del país.

Mapa a escala nacional y regional

Al día de hoy, los arrecifes generalmente son manejados por los buceadores que cubren menos de mil pies cuadrados por inmersión, lo cual además de ser costoso cubre un área muy pequeña de su hábitat.

Es ahí donde la tecnología se convierte en cómplice del bien común. Esta afirmación responde a que una nueva constelación de satélites de la organización Planet rápidamente permitirá crear mosaicos sin nubes para áreas muy grandes, que contienen detalles notables que pueden utilizarse para guiar las acciones de administración de los corales en una manera oportuna.

Francisco Núñez Henríquez, director de The Nature Conservancy para las Antillas Mayores, afirmó que el objetivo es crear el primer mapa de arrecifes de coral de alta resolución en el Caribe a escala nacional que proporcione un inventario de referencia nunca antes alcanzado.

Agregó que “La gran mayoría de los países del Caribe no disponen de mapas precisos de sus propios arrecifes de coral. Los mapas regionales disponibles están obsoletos o no están en una escala útil para las islas y naciones tomar las acciones adecuadas en sus planes de desarrollo y mitigación de desastres”.

El mapa lo están realizando con innovadoras tecnologías de inspección, a través de imágenes satelitales de alta resolución y las imágenes hiper-espectrales y ultrasensibles al calor del Carnegie Airborne Observatory, con un avión fabricado especialmente para el alojamiento de espectrómetros de imágenes de alta fidelidad y varios escáneres láser.

Laboratorio aéreo equipado con tecnología NASA

La aeronave está siendo piloteada por expertos a nivel mundial, pertenecientes a la organización internacional The Nature Conservancy, la cual involucra en su investigación la más elevada tecnología en alta definición para graficar mapas de los arrecifes coralinos, determinar su estado y contribuir a su protección o restauración.

“El laboratorio aéreo está equipado con tecnología para recolectar imágenes hiperespectrales, es decir, que utiliza sensores especializados con capacidad de mapear la huella química y la composición de hábitats, permitiendo a los científicos mapear no solo especies individuales, sino también detectar niveles de estrés”, explicó Greg Asner, ecologista de la institución Carngie Airborne Observatory.

Dicha aeronave tiene cuatro divisiones en su cabina, siendo estas: área para pilotos, investigación, tecnología y espacio para instrumentos, los cuales fueron observados por los periodistas que asistieron a la rueda de prensa. El dispositivo utilizado para hacer las vistas de los corales es un espectrómetro y además de este solo existe otro y es propiedad de la NASA, que según Asner, esta tecnología solo la utilizan para estudiar el suelo; mientras que The Natural Conservancy la ha usado para estudiar los bosques en diferentes países.

Durante dos semanas,  los científicos pertenecientes a la institución The Natural Conservancy volarán el Canal de la Mona, la zona de Punta Cana hasta el río Higuamo en San Pedro de Macorís a mil metros de altura para crear un mapa que le dará el diagnóstico de los arrecifes.

La ardua tarea de compilar información

Núñez Henríquez manifestó que esta investigación servirá de base para implementarlo en otras regiones “ya que teniendo las informaciones que presentan las gráficas se pueden identificar tormentas y prevenir desastres naturales por desconocimiento”.

Precisó que el proyecto permitiría compilar un mosaico satelital de alta resolución para las fechas anteriores y posteriores de tormentas y huracanes, para cubrir la necesidad de mapas de hábitats costeros precisos y actualizados para la región del Caribe.

Greg Asner explicó que los científicos lanzarán un sistema de láseres hacia el fondo marino que le dará una vista en 3D de las algas, coral muerto, lodo y arena.

Dijo que las imágenes proporcionan detalles de hasta 10 pies de dimensión y se registran diariamente en un servidor, lo cual facilita que los científicos puedan comparar cambios muy detallados con el tiempo.

“Completar los mapas “de pared a pared” de la cuenca del Caribe, usando esta tecnología, tiene el potencial de revolucionar la forma en que se manejan los arrecifes de coral y otros ecosistemas marinos costeros”.

“La información obtenida de los vuelos no solo cuenta una historia sobre la composición de los arrecifes de coral, sino también sobre su salud, una pieza clave del rompecabezas para entender cómo protegerlos mejor”, indicó.

En ese mismo orden, Jake Kheel, vicepresidente de la Fundación Grupo Puntacana informó que “el co-manejo del Santuario es una alianza público-privado que ya se está dando frutos entre los diversos socios. Esa herramienta es imprescindible para la toma de decisiones de conservación y restauración en nuestra zona”.

Compartirán resultados

La información proporcionada por el mapa estará disponible para los gobiernos, los socios de conservación, el sector turismo y todas las personas de la región interesadas en su preservación.

Al finalizar, estos datos y mapas se compartirán con los gobiernos, los conservacionistas y los interesados regionales para apoyar la gestión de los recursos y las inversiones dirigidas a la protección y futura restauración de los arrecifes de coral. Estos mapas se usarán para comprender mejor el valor económico y los beneficios que los hábitats costeros brindan a las personas, como protección contra tormentas, recreación, turismo y pesquerías.

El plan a mediano y largo plazo, es que estos mapas sean utilizados para declarar nuevas áreas marinas protegidas, diseñar planes de gestión para las áreas existentes e influenciar las actividades de restauración y protección posteriores a los huracanes para los arrecifes de coral, incluidos los planes para viveros de corales, siembras y desove.

Apoyo e inversión

Jake Kheel, vicepresidente de la Fundación del Grupo Punta Cana, habló sobre los beneficios que tiene el proyecto e invitó a empresarios a contribuir en ideales como este.

Vale destacar que proyecto, que costará alrededor de 1.5 millones de dólares, será auspiciado la Red Arrecifal Dominicana, organización integrada por la Fundación del Grupo Puntacana, Fundación Propagás, The Natural Conservancy, Reef Check Dominicana y el Consejo de Pesca y Acuicultura (Codopesca). También, cuenta con el apoyo del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

A la fecha, las investigaciones realizadas son apoyadas por la Fundación Punta Cana, la Fundación Dominicana de Estudios Marinos (FUNDEMAR), la Asociación de Hoteles y Clúster Turístico Romana-Bayahíbe, cuyos representantes han proporcionado soporte técnico en la toma de muestras de corales y los vuelos del Carnegie Airborne Observatory.

Loading...
Revisa el siguiente artículo