Sancionarán personal de maternidad por desaparición recién nacida en Santiago

Por EFE

El Servicio Nacional de Salud (SNS) sancionará al personal de la Maternidad del hospital Presidente Estrella Ureña de Santiago cuya ausencia en su puesto permitió que una mujer robará a una niña gemela nacida ayer en este centro.

Según el informe suministrado al SNS por la dirección del hospital, y difundido en un comunicado, el personal de seguridad estuvo en sus puntos de trabajo en el turno de la noche, sin embargo, personal de la puerta de Emergencia de la Maternidad y la de la que da acceso al área de internamiento no esperaron su relevo, por lo que el personal identificado, sometido ya a investigación.

La institución confía en la pronta respuesta de la Policía Nacional para dar con el paradero de la recién nacida, sustraída a primeras horas de este martes del área de Maternidad.

La prestadora de servicios de salud informó que a través de su departamento de Seguridad Hospitalaria, el SNS coordina con los departamentos de Investigación, Secuestro, Inteligencia y la Policía local, para localizar a la recién nacida gemelar.

Asimismo, espera que en el menor tiempo posible los organismos de seguridad del Estado encuentren en buenas condiciones a la bebé y capturen a los responsables del robo de la recién nacida.

La recién nacida sustraída es hija de Noelia Sánchez Lara, de 32 años, residente en Los Ríos, Padre Las Casas, Santiago, que se recuperaba de una cesárea de embarazo gemelar de 24 horas de evolución con productos femeninos, aparentemente sanos, confirmado por el Departamento de Neonatología.

La paciente estuvo acompañada en todo momento por una hermana, quien comunicó que la joven en la cama contigua a la de su pariente le llamó la atención, razón por la que en "ningún momento" se descuidó manteniendo vigilancia estricta sobre su hermana y las dos niñas.

Segun su testimonio, y de forma inexplicable, la sospechosa le ayudó a colocarle una frazada a una de las recién nacidas, acomodándola con la pared y, tiempo después, sobre las 6:15 de la mañana, se percató de la desaparición de una de las recién nacidas por lo que procedió a dar la voz de alarma.

Según observó, la señora era portadora de dos bultos, dato confirmado por la seguridad de turno quien indicó que la invitó a salir de la habitación, recibiendo por respuesta que esperaba por una hermana que estaba en labor de parto.

En cumplimiento con el compromiso institucional de garantizar los servicios de salud en un ambiente seguro, el SNS solicitó al recién designado encargado de Seguridad Hospitalaria que refuerce las capacitaciones dirigidas al personal de seguridad en los centros asistenciales para prevenir acontecimientos lamentables.

Loading...
Revisa el siguiente artículo