Meghan y Harry ya se casaron en miniatura

Windsor está listo para celebrar la ceremonia y la boda cuenta incluso con una réplica a escala, así como el lugar definitivo donde tendrá lugar el matrimonio de la realeza

Por Metro Internacional

El príncipe Enrique de Inglaterra y Meghan Markle se darán el sí quiero el próximo 19 de mayo. Ese día, Markle, que ya cuenta con una figura de cera en el museo Madame Tusseauds de Londres, se convertirá en la primera persona con raíces afroamericanas en unirse a la familia real británica.

La boda más esperada de los últimos años en Reino Unido tendrá lugar en la capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor -a las afueras de Londres, lejos de la tradicional Abadía de Westminster y donde el príncipe Carlos contrajo matrimonio con Camilla Parker-, y arrancará con escrupulosa puntualidad británica.

Los emocionantes preparativos están en marcha. Muchas calles han sido repavimentadas, las vitrinas de las vallas de tránsito, las vitrinas de las tiendas decoradas con imágenes en tamaño real de Enrique y Meghan y los vendedores ofrecen todo tipo de recuerdos.

Windsor está recibiendo una nueva imagen, así como la monarquía, con el foco de atención en una nueva generación de principios mientras que la reina de 92 años va reduciendo sus pequeños públicos.

El ambiente es de fiesta en Windsor desde mucho antes. Turistas de todo el mundo llegan a diario en tren y recorren la galería comercial real hasta el castillo. Nadie, al parecer, puede resistirse al impulso de tomar una selfie frente a este.

La boda real en sí es una fiesta de gran escala, con 600 invitados a la ceremonia en la Capilla de San Jorge, otros 2.640 invitados a los alrededores del castillo, y decenas de kilómetros de personas más que esperaban las calles de la ciudad con la esperanza de ver a los recién casados.

Se están colocando las barreras de seguridad y se ha programado un solo despliegue policial. Es bastante fácil establecer un perímetro seguro en el área del castillo, y una zona de exclusión aérea para reformar el espacio. Aun así, Enrique y Meghan están determinados a salir del castillo en un carruaje con caballos, lo que requiere mayores medidas de protección.

Legoland

El parque temático Legoland, situado a una hora de Londres, ha creado un modelo en miniatura de los personajes de la boda real y el entorno (el castillo de Windsor) donde se celebrará el enlace entre el príncipe Harry y su prometida Meghan Markle. Esta atracción ha sido construida por un equipo de once personas que usaron cerca de 60.000 bloques Lego.
La réplica incluye una representación de Meghan Markle con su vestido y velo de novia, con el príncipe Henry a su lado, hecha con sesenta piezas.

Las figuras de la pareja van en un carruaje tirado por caballos por Long Walk, el paseo flanqueado por árboles que conduce a las puertas del castillo de Windsor, y están rodeadas por 500 espectadores, recreando la procesión que está planificada para el gran día, el 19 de mayo. Lego dijo que la réplica de la boda, que se construyó en 752 horas, se exhibirá de forma permanente en su parque temático, a sólo 5 kilómetros del verdadero castillo de Windsor.

Loading...
Revisa el siguiente artículo