La Reina Letizia se interesa por el problema de los embarazos de menores

Por EFE

La Reina Letizia completó hoy su actividad en la República Dominicana con una charla con jóvenes que le explicaron el grave problema que representan los embarazos y matrimonios de niñas y adolescentes y la violencia hacia la mujer.

El acto tuvo lugar en el municipio de Baní, donde la ONG Plan Internacional, junto con Unicef y el Gobierno dominicano, lleva a cabo un programa de apoyo a chicas que quedan embarazadas y de formación para prevenir los efectos negativos que les acarrea, como el fracaso escolar, el abandono familiar o la prostitución.

La charla se celebró a puerta cerrada con la presencia de varias chicas y muchachos que trabajan como activistas en escuelas y barrios de las provincias de Azua, Barahona, y San Juan y del municipio de Higüey para concienciar del problema del embarazo precoz y las uniones tempranas y proteger la calidad de vida de las niñas.

Participaron también en la reunión, celebrada a puerta cerrada, la vicepresidenta dominicana, Margarita Cedeño, y el secretario de Estado español de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, Fernando García Casas.

Las chicas llevaban camisetas con el mensaje "Ninguna niña embarazada de menos de 18 años".

Según las cifras oficiales, uno de cada cuatro embarazos que hay en la República Dominicana es de una mujer de entre 12 y 19 años, muchos fruto de violaciones, lo que impide el pleno desarrollo de las jóvenes, sobre todo las que viven en situación de pobreza.

Se estima que el país caribeño ocupa el quinto puesto en América Latina en cuanto a número de embarazos precoces.

Un de las chicas, de 17 años y que quedó embarazada con 14, explicó que no tenía contacto con sus padres y, tras separarse, se hizo cargo sola del bebé.

"Una vez embarazada, cambia toda su vida", relató la joven, que, con la ayuda de Plan Internacional, ha podido retomar sus estudios, según informaron fuentes de la delegación española.

Las participantes en el encuentro coincidieron también en la violencia que sufren dos de cada tres mujeres, al menos verbal.

"Los agresores son hombres y la raíz es la cultura machista. Se le enseña al niño que él tiene el poder. Yo, con la reeducación, he visto las cosas de otra manera y veo con respeto a las mujeres", dijo uno de los voluntarios del programa.

La directora general de Plan Internacional para España, Concha López, alertó de que "la cultura machista en República Dominicana reproduce muchísimos estereotipos que llevan a las niñas a sufrir una violencia importante dentro de su entorno".

"En este país, la mujer está poco considerada, empezando por sus propias familias. Además, no pueden terminar su educación, por lo que reproducen el círculo de pobreza", lamentó López en declaraciones a los medios antes del acto.

La responsable de la ONG indicó que también es importante trabajar con los muchachos para evitar que reproduzcan "conductas violentas hacia la mujer".

Entre las que tomaron la palabra, Yokaira, de 19 años, reivindicó el derecho de las mujeres a ser iguales.

"Las jóvenes de este país queremos vivir menos expuestas a las distintas formas de violencia que nos impiden desarrollarnos", comentó la activista de San Juan Yokaira, informó Plan Internacional en un comunicado.

Licsy, de 18 años y procedente de Azua, lamentó que muchas chicas que esperan un bebé "terminen uniéndose o casándose con el hombre que las dejó embarazadas" porque sus familias las rechazan al verlas como una carga.

Las chicas regalaron a la Reina una caja con mangos, un mortero de artesanía de madera y una bengala encendida con la felicitación por su 14 aniversario de boda con Felipe VI, que se cumple hoy.

Desde Baní, la Reina va a regresar a Santo Domingo para emprender viaje a Haití, segunda parte de su viaje de cooperación.

Loading...
Revisa el siguiente artículo