¿Cómo identificar la epilepsia?

Salud. Hoy 24 de mayo se conmemora el Día Nacional de la Epilepsia.

Por MARIELA BIDÓ. [email protected]

La epilepsia es una enfermedad cerebral crónica que afecta a todo tipo de persona sin importar sexo, edad o lugar de origen. Una enfermedad caracterizada por la tendencia a sufrir convulsiones recurrentes, contracciones musculares bruscas y, por lo general, violentas, causadas por una descarga eléctrica anormal de las neuronas cerebrales. La intensidad y duración de las convulsiones varían según la zona del cerebro donde se localice la descarga, estas pueden afectar a diversas partes del cuerpo.

epilepsia

Cabe destacar que esta enfermedad es una de las más antiguas pero que, a pesar de esto, es una de las que guarda mayor desconocimiento, temores, discriminación y estigmatización social. Estigma, que en la actualidad persiste en muchos países.

Es por ello, que hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Liga Internacional contra la Epilepsia y la Oficina Internacional para la Epilepsia celebran el -Día Nacional de la Epilepsia-, con objetivo de crear conciencia, proporcionar información y sensibilizar sobre su padecimiento, además de reforzar y mejorar la atención sobre los pacientes que sufren la enfermedad, mediante la campaña mundial ‘Salir de la sombra’.
Según la OMS, la epilepsia se define por dos o más convulsiones no provocadas. Episodios breves de movimientos involuntarios que pueden afectar a una parte del cuerpo (convulsiones parciales) o a su totalidad (convulsiones generalizadas) y a veces se acompañan de pérdida de la consciencia y del control de los esfínteres.

Estas convulsiones se deben a descargas eléctricas excesivas de grupos de células cerebrales que pueden producirse en diferentes partes del cerebro. Las convulsiones pueden ir desde episodios muy breves de ausencia o de contracciones musculares a convulsiones prolongadas y graves. Su frecuencia también puede variar desde menos de una al año hasta varias al día.

Características de las convulsiones

Sus características varían y dependen de en qué parte del cerebro comienza la alteración y cómo se propaga. Pueden ocurrir síntomas temporales, como pérdida del conocimiento o la conciencia, y alteraciones del movimiento, de los sentidos (incluyendo visión, audición y gusto), estado de ánimo u otras funciones cognitivas.

Es preciso aclarar que las personas con convulsiones, por lo general,  tienden a padecer más problemas físicos como: fracturas y hematomas derivados de traumatismos relacionados con las mimas.

Causas

Antes que nada es bueno decir que la epilepsia no se contagia. El tipo más frecuente de epilepsia, que afecta a 6 de cada 10 personas con la enfermedad, es la epilepsia idiopática, es decir, la que no tiene una causa identificable. Y que la epilepsia con causas conocidas se denomina epilepsia secundaria o sintomática

Sus causas principales pueden ser:

•Daño cerebral por lesiones prenatales o perinatale. Por ejemplo: asfixia o traumatismos durante el parto, bajo peso al nacer.

•Malformaciones congénitas o alteraciones genéticas con malformaciones cerebrales asociadas.

•Traumatismos craneoencefálicos graves.

•Accidentes cerebrovasculares que limitan la llegada del oxígeno al cerebro.

•Infecciones cerebrales como las meningitis y encefalitis o la neurocisticercosis.

•Algunos síndromes genéticos y los tumores  cerebrales.

Prevención

La epilepsia idiopática no es prevenible, pero se pueden aplicar medidas preventivas frente a las causas conocidas de epilepsia secundaria.

•La prevención de los traumatismos craneales es la forma más eficaz de evitar la epilepsia postraumática.

•Atención perinatal adecuada, esta puede reducir los nuevos casos de epilepsia causados por lesiones durante el parto.

•El uso de medicamentos y otros métodos para bajar la temperatura corporal de los niños con fiebre puede reducir las probabilidades de convulsiones febriles.

•Las infecciones del sistema nervioso central son causas frecuentes de epilepsia en las zonas tropicales. La eliminación de los parásitos y la educación sobre cómo evitar las infecciones pueden ser eficaces para reducir la epilepsia en estos entorno

Síntomas

Entre los principales síntomas que presenta la enfermedad están:

La ansiedad, depresión. fracturas óseas, pérdida de conocimiento, contracciones musculares y alteración de la función mental.

¿Sabías que?

En todo el mundo, unos 50 millones de personas padecen epilepsia, lo que la convierte en uno de los trastornos neurológicos más comunes.

Que cerca del 80% de las personas que padecen la enfermedad viven en países de ingresos bajos y medianos.
Que las personas con epilepsia responden al tratamiento en aproximadamente un 70% de los casos.

Pero lo más triste, que en muchas partes del mundo, estos pacientes y sus familias pueden ser víctimas de la estigmatización y la discriminación.


Tratamientos

Una vez es diagnosticada la epilepsia, se puede tratar fácil y asequiblemente con medicación diaria. Estudios recientes en los países de ingresos bajos y medianos han revelado que hasta un 70% de los niños y adultos con epilepsia pueden tratarse con éxito (es decir, tener sus convulsiones completamente controladas) con fármacos anticonvulsionantes.

Además, después de 2 a 5 años de tratamiento eficaz y una vez desaparecidas las convulsiones, los medicamentos se pueden retirar a un 70% de los niños y un 60% de los adultos, sin riesgo de ulterior recaída.

Es posible diagnosticar y tratar a la mayoría de los pacientes en atención primaria sin necesidad de utilizar equipos complejos. El tratamiento quirúrgico puede ser beneficioso en pacientes que responden mal a la farmacoterapia.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo