Patrizia Cordero: “La maternidad cambió mi forma de ver la vida”

Especial. “Ser madre es lo que mejor que me ha pasado”.

Por MARIELA BIDÓ. [email protected]

-¿Qué significa ser madre para ti?- Le preguté a mami. Y me dijo. “No hay palabras que puedan describir tan hermoso don. Pero, ser madre es un viaje que dura toda la vida. Es el privilegio más maravilloso del que puede gozar una mujer. Ser madre no requiere de profesión, pero sí de educación. Es decir, una madre debe formar en valores, debe formar entes de bien que aporten a la sociedad”.

Patrizia Cordero

Muchos hemos escuchado la frase que “a las mujeres no les cambia la vida hasta que no son madres”, sin embargo, esto no lo creemos hasta que no nos pasa, o simplemente nos encontremos con unas de esas mujeres a la que la maternidad la transformo. Hoy, en una entrevista especial,  por el Día de las Madres, conversamos con la coach en nutrición y fitness, Patrizia Cordero, también conocida en las redes como @wellfitliferd, quien nos aseguró que ese designio que le otorgó la naturaleza, cambio su forma de ver la vida.

“Ser madre significa tener una razón de ser por el resto de tus días. Es un privilegio poder desempeñar un rol tan significativo, importante y especial como el de ser madre. Realmente es una bendición poder sentir ese amor inigualable e incondicional que hace que cualquier sacrificio valga la pena. Ser madre significa que nunca más estarás sola en tus pensamientos, pues siempre pensarás doble, por ellos y por ti”, narró Cordero.

Hace cinco años eres coach en nutrición y fitness pero…  ¿En qué momento de tu vida te diste cuenta que querías trabajar con nutrición deportiva  (transformar tu cuerpo y salud) y qué querías compartirlo con tus seguidores?  

Comencé a cambiar mi alimentación y hábitos debido a problemas de salud. Siempre estaba cansada, con sueño y mis defensas estaban en el suelo. Cualquier enfermedad que pasaba cerca me agarraba  y no me soltaba. Todo mejoró cuando cambié mi estilo de vida. La buena nutrición, los ejercicios y los hábitos saludables me devolvieron la salud, la energía y la calidad de vida. Movida por mi experiencia y mi pasión por la salud y el fitness, decidí certificarme en entrenamiento personal, coaching nutricional y crear Well Fit Life con el fin de poder ayudar a otros a alcanzar este nivel de bienestar y que de alguna forma pudieran mantenerlo.

Patrizia Cordero

Te podemos ver muy activa en las redes con tu marca Well Fit Girl, realizando actividades, retos para transformación y clases de nutrición ¿No interfieren estas actividades en tu rol como madre?

Para nada. Ser madre para mí es lo primero, organizo las demás tareas alrededor de este rol primordial. Busco la forma para no sacrificar el tiempo  con mis hijas, por eso muchas de las actividades que promuevo, son cosas que hago con ellas en mí día a día. También aprovecho cuando duermen.

¿Alimentas a tus hijas de los buenos hábitos?

Sí, para mí es muy importante inculcarles desde ya, los buenos hábitos de nutrición. En casa comemos muy saludable y promovemos mucho la actividad física, porque entendemos que educamos con el ejemplo.

¿Cómo ajustas tus tiempos de ejercicios con los de ser madre?  

Ahora mismo no tengo un horario específico para ejercitarme. Hago ejercicios cuando y como mis hijas me lo permitan. Mientras duermen en la mañana o cuando están visitando a la abuela. También hago rutinas cortas en casa mientras ellas juegan o ven televisión. Muchas veces las incluyo en mis rutinas como acompañantes (o pesas jajaja).

Es decir, ¿Qué les das participación?

Sí, y les encanta. Aparte de que se divierten acompañando a mami, queman energía, por lo que se duermen temprano, mientras que yo me ejército y paso tiempo de calidad con ellas.

¿Cuál es la lección que tus hijas te dan en el día a día?

Que la vida es simple y nosotros la vamos complicando al crecer, con nuestra obsesión por el futuro o por lo que pasó, nuestros prejuicios y miedos. Ellas viven el momento, expresan sus emociones, olvidan pronto y son felices. Y creo que así es que hay que vivir.

Patrizia Cordero

¿Cómo te cambió la maternidad la vida?

De pies a cabeza. Cambió mi forma de ver la vida, mi enfoque, mis patrones de sueño, mis prioridades, mis intereses. Ya no soy Patrizia, soy la madre de Victoria y Camila, y me encanta. La maternidad es lo mejor que me ha pasado.

¿Qué pensabas o sentías que sería ser madre y qué ha sido diferente?

Lo veía como un gran sacrificio y no entendía cómo iba a poder yo hacer todo lo que hacía mi madre. Sabía que los hijos se amaban mucho, pero no me imaginaba que tanto. Ya después de tener a mis hijas lo entendí. Y sí, es un gran sacrificio, pero el amor de madre lo puede todo.

Estando en práctica constante de ejercicios ¿Cómo te preparaste para el embarazo y durante el embarazo?

La buena nutrición y el ejercicio prepararon mi cuerpo para el embarazo. Estaba en estado de salud óptimo en ambas ocasiones. Pude mantenerme activa durante ambos embarazos, para esto me documente bien sobre el tema y seguí las recomendaciones de mi doctora.

El ejercicio es una disciplina pendiente en la vida de casi todos nosotros, así que es de esperar que con la llegada de un bebé aún quede más abajo en la lista de prioridades. Según tu experiencia, ¿Qué es imprescindible para que una mujer decida ponerse en forma una vez ha tenido a su bebé? ¿Cómo se motiva la constancia cuando las horas de sueño son escasas y el cansancio se acumula?

Lo primero es entender que todo tiene su tiempo y que no hay que presionarse ni apresurarse a recuperar la figura inmediatamente tenemos un bebé.

Patrizia Cordero

Lo segundo, es la motivación, esta debe ir amarrada a una razón y un objetivo de fuerza. En mi experiencia, después de ser madre mis razones para ejercitarme cambiaron, ya no era tanto por el cuerpo, sino por mantenerme en buena forma y salud para poder disfrutar al máximo a mis hijas, verlas crecer y servirles de ejemplo. Eso me da fuerzas y me impide renunciar.

Nuestros lectores estarán pensando que si se trata de ponerse en forma con volver a hacer los ejercicios que hacían antes (si es que los hacían) será suficiente. Pero la realidad es que la vida de las madres cambia tras nueve meses de embarazo y sus necesidades también. ¿Qué diferencia a wellfitgirl de asistir al gimnasio habitual?

Como dices, cuesta un poco volver a agarrar el ritmo y los resultados pueda, que no se vean tan rápido como antes. En mi caso, no he logrado volver a ejercitarme con la intensidad con la que lo hacía antes de los embarazos, ni he logrado volver a ese cuerpo. Mis rutinas han cambiado y mis objetivos también. Es cuestión de aceptar los cambios y adaptarse a las circunstancias.

Aún son muy pequeñas, pero ¿Aconsejarías a tus hijas sobre la alimentación y entrenamiento a los que estas sometidas?

Todavía no entienden mucho las explicaciones, pero sí observan y aprenden de las acciones. Por eso ahora mismo no aconsejo tanto, pero sí predico con el ejemplo y eso ellas lo ven.

¿Cómo trabajas la educación de tus hijas?

Con amor, paciencia y coherencia entre lo que les digo y hago. Lo que quiero que aprendan, lo enseño con mis acciones.

¿Qué es lo que anhelas para el futuro de tus hijas?

Que sean felices, que se sientan amadas, que reconozcan su valor y que descubran su pasión.

Loading...
Revisa el siguiente artículo