Analista: Cancelar reunión con Kim puede ser una táctica de negociación de Trump

Kim Jong-un perderá la oportunidad de ganar el reconocimiento público de su condición de líder mundial y de reducir la presión económica en el país asiático, que ayer anunció que destruyó su base de pruebas atómicas

Por Miguel Velázquez Metro World News

El encuentro histórico entre Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong-un que se esperaba que ocurriera el 12 de junio ha sido cancelado.

En una carta publicada por la Casa Blanca el jueves 24 de mayo por la mañana, Trump escribió que “con base a la tremenda ira y abierta hostilidad mostradas en su declaración más reciente, siento que es inapropiado, en este momento, tener esta reunión tan ampliamente planificada. Por lo tanto, permita que esta carta sirva para comunicar que la cumbre de Singapur, por el bien de ambas partes, pero en detrimento del mundo, no tendrá lugar”.


Todos los coreanos merecen vivir juntos en prosperidad y paz. Si Kim Jong-un decide unirse en diálogo constructivo, estoy esperando, Donald Trump


Luego, en conferencia de prensa, Trump no dio las razones por el cambio de decisión y dijo que  “no lo diré ahora, tal vez algún día”. Aunque lo más claro es que fue una reacción por la respuesta de Corea del Norte a las declaraciones del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, sobre la posibilidad de que la RPDC termine como Libia.

Trump El presidente Donald Trump habló ayer sobre la cumbre cancelada con el líder norcoreano Kim Jong-un durante la ceremonia de firma de un proyecto de ley en la Sala Roosevelt de la Casa Blanca.|getty

Choe Son Hui, la viceministra de Relaciones Exteriores de la RPDC, indicó que ella presentaría una sugerencia al máximo líder de la RPDC, Kim Jong Un, para reconsiderar su participación en la cumbre entre Pyongyang y Washington. Calificando las declaraciones de Pence como “ignorantes y estúpidas”, Choe dijo que el vicepresidente de EEUU debería seriamente considerar las “terribles consecuencias de sus palabras” antes de emitir ese tipo de declaraciones. “Podríamos conjeturar con suficientemente razón qué clase de político tonto es él, ya que está tratando de comparar a la RPDC, un Estado con armas nucleares, con Libia que simplemente ha instalado algunos equipos y jugueteado con ellos”, dijo.

La viceministra también reiteró sus advertencias previas de que la RPDC es capaz de defenderse con su poder nuclear y misiles.


Está tratando de comparar a la RPDC, un Estado con armas nucleares, con Libia que simplemente ha instalado algunos equipos y jugueteado con ellos

…también podemos hacer que en EEUU prueben una tragedia espantosa que nunca han experimentado ni imaginado hasta ahora. La viceministra de Relaciones Exteriores de la RPDC, Choe Son Hui, respondió a Mike Pence que comparó a Corea del Norte y Libia.


“Para tomar prestadas sus palabras, también podemos hacer que en Estados Unidos prueben una tragedia espantosa que nunca han experimentado ni imaginado hasta ahora”, indicó Choe con una extraña dureza si se compara con el tono que se ha usado después de que la RPDC y Estados Unidos comenzaron diálogos hace unos meses.

La situación se dio en una jornada en que el régimen norcoreano informó que destruyó su base de pruebas atómica de Punggye-ri, al noreste del país, aunque sin la presencia de expertos internacionales que lo avalen. La decisión se había tomado tras la cumbre celebrada el pasado 27 de abril con Corea del Sur.

“No habrían logrado nada”

“Es difícil decir con certeza por qué la reunión ha sido cancelada por el presidente Trump. Puede ser simplemente una táctica de negociación para hacer que el gobierno de Corea del Norte demuestre su voluntad de discutir la desnuclearización. O puede ser simplemente porque el presidente cree que los norcoreanos lo engañaron en el nivel de seriedad que tienen hacia las conversaciones, y ahora se da cuenta de que las conversaciones no habrían logrado nada”, dice Julian G. Ku, director de programas internacionales en la Universidad de Hofstra, Estados Unidos.

El analista dio a Metro su visión sobre la decisión que puso fin a meses de avances diplomáticos entre los dos países que Trump proclamó repetidamente como el posible precursor de un acuerdo de paz y la desnuclearización de Corea del Norte.


Julian G. Ku, Julian G. Ku, director programas internacionales de la Facultad de Derecho de la Universidad de Hofstra, EEUU

¿Quién gana y quién pierde después de que se anunció esta decisión?

– Creo que no hay ganadores o perdedores claros. El presidente Trump perderá la posibilidad de un logro diplomático antes de las elecciones de 2018, por lo que enfrenta el costo más inmediato a corto plazo. Pero Kim Jong-un perderá la oportunidad de ganar el reconocimiento público mundial de su condición de líder mundial y de reducir la presión económica sobre su país. A largo plazo, creo que esto será un mal resultado para Corea del Norte más que para los Estados Unidos.

¿Se podría lograr otra cumbre de un tipo?

– Una nueva reunión casi seguramente requerirá una mejor comprensión de lo que cada lado está dispuesto a discutir y negociar durante dichas conversaciones. Creo que una reunión inicial de los ministros de relaciones exteriores de los dos países u otros diplomáticos sería probablemente una mejor manera de proceder en lugar de comenzar con una reunión de tan alto nivel. En otras palabras, el Secretario de Estado de Estados Unidos podría hablar con su homólogo y establecer un conjunto específico de temas que ambas partes estén dispuestos a discutir.

¿Qué papel jugarían Corea del Sur y China en esa situación?

– Ambos países son crucialmente importantes para que una cumbre sea exitosa. El apoyo de Corea del Sur para una reunión es necesario para cualquier resultado exitoso, ya que es el país más afectado por las decisiones allí. Corea del Sur ha sido el principal impulsor de estas conversaciones de paz y tiene un fuerte incentivo para continuar apoyando las conversaciones.
El apoyo de China a Corea del Norte también es crucial para presionarlo a entablar negociaciones, pero también para apoyarlo cuando enfrenta el aislamiento y la presión de los Estados Unidos. La reacción de China a la cancelación de la reunión puede ser crucial para que Corea del Norte ceda y regrese al negociaciones.

Las amenazas y la presión han sido parte de la estrategia de negociación del presidente Trump.

¿Es algo similar a lo que hace Kim Jong-un? ¿Podría ser la razón por la cual se canceló la cumbre?

– En muchos sentidos, el lenguaje colorido del presidente Trump es bastante similar al lenguaje utilizado por el régimen norcoreano en años anteriores. Entonces, ambos lados están usando una retórica inflamatoria para establecer sus posiciones. El problema con este enfoque es que es fácil para cada parte insultar a la otra y socavar su relación a través de comentarios públicos. Esto puede explicar por qué la reunión fue cancelada en última instancia.


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo