Joseíto Mateo despedido con música y baile

El veterano merenguero dejó un legado que enaltece este ritmo, genuina manifestación de nuestra identidad musical.

Por María Mercedes

El apoyo al arte y la cultura debe ser incondicional

En toda nación, el apoyo al arte y la cultura –además de responder a una política de Estado-, debe tener un valor tangible e incondicional.

Escribimos lo anterior porque resultó sorprendente que en el velatorio de Joseíto Mateo no hubo un protocolo oficial como lo merecía esta gloria nacional.

Tampoco se pudo observar una masiva asistencia de artistas que fueron a la Funeraria Blandino, a decirle el último adiós y a darles la condolencia a sus familiares. En la lista figuran Rafael Solano, Eddy Herrera y su hermano Evelio, Rubby Pérez, Fernando Villalona, Aldalgisa Pantaleón, Olga Lara, Kinito Méndez, Jandy Ventura, Boni Cepeda, Kaky Vargas y Héctor Báez –de quien supimos estaba grabando para un trabajo cinematográfico-.

También, asistió una delegación de viceministros del Ministerio de Cultura, en representación del ministro Eduardo Selman, integrada por Federico Henríquez Gratereaux, Cayo Claudio Espinal, Carlos Santos y Juan Morales, quienes expresaron a los descendientes de Rey del merengue, el pesar que embarga al personal del Ministerio de Cultura por el fallecimiento del emblemático artista. De acuerdo a una nota de prensa institucional, el Ministro se encontraba en Puerto Rico, coordinando con el consulado dominicano y el Instituto Dominicano en el Exterior (INDEX) la conformación de una unidad cultural.

Johnny Ventura no asistió, pero dejó un mensaje en su cuenta de Instagram. El Jefrrey está grabando un homenaje en honor al artista; y Manny Cruz lo recuerda con el mensaje que le dio “que mientras estuviera en tarima, siempre fuera lo más genuino posible, sin poses, siempre siendo yo, que eso la gente lo percibía. Ahh, y que meneara la cintura (en serio me lo dijo jeje)”.

Lo observado allá nos hace reflexionar en lo siguiente:

Ayer domingo, el gobierno declaró día de duelo, lo cual pasó desapercibido, pues mucha gente si enteró que el decreto 2018-18, ordenaba que la Bandera Nacional debía  ondear a media asta en recintos militares y edificios públicos en todo el país. Con todo el respeto que merece el primer mandatario de la nación, nos queda la inquietud de por qué no lo hizo antes.

Es importante que nunca olvidemos que los artistas también son seres humanos que viven en carne propia sus vicisitudes y alegrías. Es decir, que en momentos como estos debemos vestirnos de solidaridad, respeto y orgullo de haber tenido por tantos años a una persona que antes de nuestro merengue fuera reconocido internacionalmente, él tuvo la fe de interpretarlo y de legarnos una historia musical de éxitos.

Joseíto Mateo

 

Por todos sus aportes y su calidad humana mereció ser despedido con su jerarquía de rey, y rey sin comillas.

Su partida enluce a los dominicanos que vivimos en la isla y a todos lo que hacen vida alrededor del mundo porque vivió fiel a sus ideales y a su compromiso de llevar nuestro merengue dentro y fuera del país.

Y es que el apoyo al arte y la cultura debe ser incondicional, y cumplir con el sí matrimonial de quererse, apoyarse y respetarse en la salud y la enfermedad.

Joseíto Mateo ya no está con nosotros, pero su legado sí… no lo olvidemos nunca.

Finalizado el ritual del velatorio y las condolencias a sus familiares, a las 3:00 de la tarde del pasado sábado 2, llegó el momento de darle cristiana sepultura a Joseíto Mateo, una gloria eterna del merengue.

Por supuesto, allá no faltaron sus fieles admiradores, quienes por años bailaron con su música, y así quisieron decirle adiós. En la explanada de la Funeraria Blandino de la Abraham Lincoln se armó la fiesta a ritmo de las canciones “El negrito del batey”, y “San Antonio”. Fue la manera más digna que tuvieron para expresar el sentir de duelo que debió tener resonancia en toda Quisqueya.

“¡Que viva Joseíto Mateo!” exclamaron las señores y señores que crecieron escuchando sus merengues, mientras al compás del toque de las campanas, la carroza fúnebre se disponía a llevar los restos del merenguero de 98 años, a su última morada en el cementerio Puerta del Cielo, lo cual fue dispuesto por el Ministerio de Cultura.

Joseíto Mateo

En su última morada

Minutos después de las 4:00 de la tarde del pasado sábado, fue sepultado “El Rey del Merengue”. Sobre su ataúd yace la Bandera Nacional.

En este momento por demás emotivo, su hijo, Joseíto Mateo Jr., pronunció unas palabras en nombre de toda la familia Mateo. “Muchísimas gracias por estar aquí con nosotros, en nombre de la familia Mateo” agregó que “estas lágrimas que estoy derramando son más de regocijo que de tristeza, mi padre lo que me trajo a mí y a todos los que estamos aquí fue alegría y nosotros por eso tenemos que devolverle a él en este día toda la alegría que él se merece. Dios me dio la oportunidad de tener un padre famoso y amado por millones de personas, gracias papá”.

“Este día yo no esperaba que iba a llegar tan pronto, jamás lo olvidaré y siempre quedará en mi corazón. Sé que todos ustedes aman a mi padre y seguirán amando su música, su legado, su humildad, su generosidad y su bondad”, expresó.
Kaki Vargas, hermano de Sergio Vargas también expresó su admiración con estas palabras: “todos tuvimos que leer el libro de Joseíto Mateo para poder aprender esta difícil carrera de la música. Joseíto fue mi gran profesor, y sé que Dios le tiene un lugar especial en el cielo, en donde será recibido con los más altos honores de la orquesta celestial”.

Asimismo, le pidió al país que el merengue no perezca. “Si el merengue muere, morirán las próximas generaciones y nunca volveremos a tener identidad, porque el merengue es lo que nos identifica y sé que era el más grande de los sueños, de los anhelos, del mejor de todos los tiempos, el inmenso, el gigante, el irrepetible, don Joseíto Mateo”.

En este solemne acto también estuvo presente la artista Gisselle, quien perteneció a la orquesta de merengue Las Chicas del Can.

Vivió por y para el merengue

En diciembre pasado, al legendario merenguero dominicano le diagnosticaron leucemia. El  falleció a las 11:45 de la mañana del pasado viernes 1 de este mes, en el Hospital Central  de las Fuerzas Armadas, donde permaneció varios días en cuidados intensivos.

Joseíto Mateo

La carrera artística de Mateo estuvo vigente por más de 70 años. Por su vasta trayectoria se convirtió en un importante referente de la dominicanidad y la cultura musical del merengue. Por eso, mereció el título de “El Rey del Merengue”.

Su estilo innovador se caracterizó por una participación en escena enriquecida por su forma singular de bailar y cantar. Algunos de sus temas más conocidos son: “Madame Chuchí”, “Dame la visa”, “La cotorra de Rosa”, “La chiva blanca”, y “La patrulla”, entre otras.

“El Rey del Merengue”, fue reconocido en el país con múltiples premios, uno de estos el Gran Soberano que en 2004 que le entregó la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte). Este año estuvo presente en la ceremonia celebrada el martes 20 de marzo.

El 11 de noviembre de 2010, Mateo fue homenajeado en los Grammy Latinos con el premio “Excelencia Musical” que entrega la Academia Latina de la Grabación, por sus aportes a la música latina.

El ministro de Cultura, Eduardo Selman al referirse a al fallecimiento de Mateo, dijo que se produce en un momento de especial significado para el merengue, pues su deceso es antecedido por las declaraciones que hicieran la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO), como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, y la Organización de Estados Americanos (OEA), como “Patrimonio Cultural de las Américas”.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo