Vivir mejor con menos

El minimalismo como receta para la felicidad

Por Laura Sengler Metro World News

¿Y si la felicidad está en las cosas simples? Menos presión, menos desorden, menos estrés y más tiempo y espacio para hacer las cosas que nos hacen felices. Nada podría ser más fácil, como dice Regina Wong, autora del blog ‘Live Well With Less’ (Vivir bien con menos), en su libro ‘Hagan Espacio. Guía Moderna del Minimalismo’. Un verdadero “antídoto contra el Sueño Americano” que debe ser cuidadosamente preservado.

Vivir

Adoptar el minimalismo puede cambiar una vida. Esto es lo que Regina Wong encontró. En su currículum, una brillante carrera en la industria de las telecomunicaciones cuyo salario le permitió hacer “terapia de compras” tan pronto como sintió la necesidad de equilibrar su estresante vida diaria. Pero después de quince años en este ambiente, y un verdadero cuestionamiento, es a través del minimalismo que finalmente encontró el camino hacia la felicidad. Su leitmotiv: vivir más con menos.

Filosofía de vida

Un verdadero descubrimiento que la llevó a encontrar el verdadero significado de la existencia. Como explica Regina Wong en su libro, el minimalismo nos permite “reevaluar [nuestras] prioridades para [deshacernos] del exceso y la superfluidad –todas las posesiones, creencias, ideas, hábitos, relaciones y actividades que no añaden valor a [nuestras] vidas– y [centrarnos en] lo que es positivo”.

Deshacerse de los objetos que invaden nuestro espacio vital es un “primer paso” que no se puede ignorar para vaciarse y volver a centrarse en uno mismo. El minimalismo es también un “cambio físico, mental, emocional e incluso financiero”, dice la autora.

Quitar lo supérfluo

La acumulación de objetos y pensamientos no es insignificante, según la escritora. “Pasamos nuestro tiempo aferrándonos a las cosas por muchas razones. Después de una muerte, por ejemplo, una ruptura… o porque nos falta algo para llenar un vacío, ocupar espacio…”.


Vivir mejor con menos es no sólo limitar nuestras posesiones a lo que nos trae alegría, sino también limitar las tensiones sobre nuestro bienestar mental y emocional, Regina Wong, autora del blog ‘Vivir bien con menos’


Un factor clave en el consumo excesivo es “la creencia de que las cosas que poseemos definen quiénes somos, y que su número y naturaleza reflejan nuestro valor”. Para avanzar en el camino del minimalismo, lo importante es preguntarnos por qué seguimos consumiendo o aferrándonos a ciertos objetos de esta forma. “La mejor manera de determinar lo que es importante es ver lo que no podemos prescindir”, dice.

Y para un arreglo exitoso, es mejor proceder “en orden y de una vez, preferiblemente dentro de un período no superior a tres meses”. Regina Wong nos recuerda que es inútil guardar un objeto simplemente porque hemos invertido tiempo o dinero en él, mientras que no aporta nada a su vida actual.

Vivir

Además, no se trata en absoluto de “sufrir la pobreza”, recuerda, o de ver el minimalismo como un “anticonsumo”, sino más bien de “llevar una existencia intencional hecha de elecciones conscientes”. El objetivo es “encontrar lo que necesitas, lo que es esencial para [nuestra] felicidad y bienestar, y para satisfacer [nuestras] necesidades”.

Dejar ir

“Vivir mejor con menos es no sólo limitar nuestras posesiones a lo que nos trae alegría, sino también limitar las tensiones sobre nuestro bienestar mental y emocional”. Esta clasificación se lleva a cabo con nuestros amigos o parientes. “Debemos distanciarnos de aquellos que nos lastiman, que no nos traen nada, bombear toda nuestra energía para reservar mejor esta energía para aquellos que nos hacen felices y nos apoyan”. A diario, se trata también de “examinar [nuestros] diversos compromisos, [nuestras] actividades, y conservar sólo aquello de lo que [nosotros] obtenemos más placer, resultados o cumplimiento”.

“Dejar ir es un verdadero desafío, un proceso que lleva tiempo” que tiene que ir paso a paso. Para Regina Wong, no debemos precipitar las cosas, sino permitirnos “tiempo y espacio” para que el cambio se afiance.

Loading...
Revisa el siguiente artículo