Calimetes de plástico: una amenaza mortal para el planeta

Son consumidas por millones de personas cada día en todo el mundo. Destinadas a un solo uso, las pajillas alimentan a la fauna y flora y la asfixian. Un problema que afecta a todo el mundo, incluida Bélgica, donde cada año se utilizan más de 1.600 millones de pajuelas sólo en el sector del catering.

Por Metro Internacional

Tras el anuncio del grupo hotelero Hilton de que quiere eliminar las pajillas de plástico de estos establecimientos para finales de 2018, McDonald’s está ahora comprometido con el medio ambiente. El gigante de la comida rápida ha decidido eliminar las pajillas de plástico en todos sus establecimientos de Reino Unido, y lo hará en Bruselas y Namur a partir del próximo mes de septiembre. Una primicia para el grupo que propondrá en su lugar pajitas de cartón. Según Stephan De Brouwer, director gerente de McDonald’s Bélgica, esta medida se aplicará en una fase de prueba. Se elaboró tras conversaciones con la Ministra de Medio Ambiente de Bruselas, Céline Fremault (cdH), que está trabajando actualmente en un texto destinado a eliminar las pajillas de plástico de un solo uso.

Hacia la toma de conciencia política

Un problema que también parece preocupar en el Reino Unido, donde cada año se tiran unos 8.500 millones de ppajillas de plástico. El pasado mes de abril, el gobierno británico anunció su intención de prohibir estos objetos a finales de año, como parte de su plan para combatir los residuos de este material derivado del petróleo.

En Grecia, Sikinos, una pequeña isla de la Cíclada con menos de 300 habitantes, se prepara para pasar su primer verano sin pajillas de plástico, una iniciativa medioambiental nunca antes vista en Grecia. Las autoridades locales y los empresarios de la isla se han comprometido a dejar de utilizar estos objetos contaminantes como parte de la campaña medioambiental de la Fundación Laskaridis. Las pajillas de plástico serán sustituidas por versiones biodegradables suministradas por esta fundación, de forma gratuita hasta finales de 2019. La campaña entrará en vigor el 1 de junio.

Peligro real para el medio ambiente

Destinadas a un solo uso y una duración de uso de veinte minutos, las pajillas se consumen y se tiran a la basura. Más de 500 millones de ellas se usan todos los días sólo en los Estados Unidos. Un informe de Ocean Conservancy de 2016 reveló que las pajuelas eran el quinto residuo más común echado al mar. Se unen a los 700 kilogramos de residuos plásticos que terminan en los mares y océanos del mundo cada día y forman el ‘séptimo continente’ del plástico.

Sensibilización y alternativas

En 2015, un video que muestra a los oceanógrafos Nathan Robinson y Christine Figgener sacando una pajita de la nariz de una tortuga sangrante en Costa Rica conmovió al mundo, al presenciar una triste realidad. En promedio, el plástico mata a más de un millón y medio de animales marinos.

20  minutos es la vida útil aproximada de las pajillas.

500 millones de pajillas se usan todos los días sólo en los Estados Unidos.

Debido a su pequeño tamaño, las pajillas son difíciles de reciclar y muchas ONG piden que se retire este objeto, que dista mucho de ser necesario, ante este problema social. El pasado 3 de febrero, por iniciativa de las asociaciones francesas, nació en Francia un día internacional sin sorbete.

A través de estas iniciativas, las asociaciones esperan cambiar actitudes. Además del hecho de no pedir más pajillas con sus bebidas, estas últimas recuerdan que también existen alternativas como las pajillas en bambú, vidrio, papel o acero inoxidable. Para ir aún más lejos, Loliware propone incluso imaginar pajuelas a base de algas, biodegradables y comestibles.

P&R

Karmenu Vella

Karmenu Vella

Comisión Europea de Medio Ambiente

¿Cómo ayudará la prohibición el uso de plásticos en la Unión Europea contra el cambio climático?

—Nuestra propuesta tiene como objetivo reducir la basura en más de la mitad para los diez artículos de plástico de uso único más utilizados.

Podemos evitar el daño ambiental que de otro modo hubiera costado 23 mil millones de euros para 2030. También evitará la emisión de 3.4 millones de toneladas equivalentes de CO2 para 2030. Tener un conjunto de normas para todo el mercado de la UE creará un trampolín para que las empresas europeas desarrollen economías de escala. Establecerá un estándar global para productos sostenibles. Los esquemas de reembolso de depósitos de las empresas pueden garantizar un suministro estable de material de alta calidad y una menor necesidad de productos importados de plástico de un solo uso.

¿Cómo ha sido recibida la propuesta entre los miembros de la Comisión Europea?

—Muy positivamente. Los ciudadanos realmente se preocupan por esto y quieren que actuemos a nivel europeo. El Eurobarómetro nos dice que 87% de ellos están preocupados por el impacto de la contaminación plástica en el medio ambiente. Nuestros océanos, nuestra comida e incluso nuestros cuerpos se benefician. Hemos estado consultando ampliamente sobre cómo abordar este tema, y ​​el 95% de los encuestados de nuestra consulta pública estuvo de acuerdo en que las medidas para abordar los plásticos de un solo uso son necesarias y urgentes.

¿Cuál será el impacto económico que puede tener esta propuesta?

—En conjunto, estas medidas traerán beneficios ambientales y económicos. El costo económico de la contaminación del plástico oceánico es difícil de cuantificar, pero es fácil de ver. Pero, en general, las inversiones evidentemente valen la pena. El lavado comercial de artículos de uso múltiple y planes de recarga (alrededor de € 2 mil 400 millones) y gestión de residuos (€ 8000 millones) redituaría el ahorro para los consumidores (de alrededor de € 6 mil 500 millones) y la creación de (alrededor de 30 mil) trabajos.

¿Es la prohibición total de los productos de plástico la única forma de resolver el problema?

—No. Como puede ver en nuestra propuesta, existen diferentes métodos para abordar el impacto de diferentes productos. Donde las alternativas estén disponibles y sean asequibles, las versiones plásticas de un solo uso de ese artículo serán prohibidas en el mercado. Para otros, como los contenedores de alimentos, los Estados miembros pueden establecer objetivos nacionales de reducción, poner a disposición productos alternativos en el punto de venta o garantizar que los productos de plástico de un solo uso no puedan suministrarse de forma gratuita. También solicitamos a los productores que cumplan con su parte al ayudar a cubrir los costos de gestión y limpieza de desechos, así como a tomar medidas de concientización o introducir un etiquetado claro sobre cómo se debe eliminar el producto.
Nuestro éxito con la iniciativa de bolsas de plástico muestra que estamos en terreno fértil.

Si se aprueba, ¿en cuánto tiempo puede convertirse en realidad?

—Esperamos que podamos encontrar un acuerdo para la propuesta antes de las elecciones europeas del próximo mes de mayo. En ese caso, las nuevas normas serán aplicables dos años después, para dar tiempo suficiente a los Estados miembros para adaptarse. Por lo tanto, un estimado sería 2021-2022.

Los productos plásticos que la Unión Europea busca prohibir

La Comisión Europea presentó una propuesta para prohibir productos desechables de plástico, como vajillas, cubiertos, pajillas (popotes) e hisopos.

“Más del 80% de la basura marina es de plástico. La Comisión Europea propone nuevas normas a escala de la Unión Europea que se centran en los 10 productos plásticos de un solo uso que se encuentran con mayor frecuencia en las playas y mares de Europa. Estos productos son la mayor parte del problema. Juntos constituyen el 70% de todos los artículos de arena marina”, informó la Comisión en un comunicado.

Además, solamente se prohibirán productos para los que, de acuerdo con la Comisión, hay alternativas. Empaquetados plásticos de alimentos y bebidas, seguirán en circulación, pero buscarán reducir al máximo su uso. Además, los países miembros de la Unión Europea deberán establecer objetivos de reducción y etiquetar los productos de manera unitaria.

Todo tendrá que hacerse exclusivamente con materiales más sostenibles.

Metro conversó con Karmenu Vella, de la Comisión Europea de Medio Ambiente, quien comentó cómo ha sido recibida esta propuesta en los estados miembro de la Comisión Europea. |Miguel Velazquez, mwn

Plástico

 

 

Productos de plástico que serán prohibidos:

•    brotes de algodón, de plástico
•    cuchillería
•    platos
•    pajitas
•    agitadores de bebidas
•    palitos de globo

Por Laura Sengler

Metro World News

 

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo