Robert Barsky: “La llamada ‘crisis’ en Europa es solo la punta del proverbial iceberg”

El especialista en refugiados e inmigración dijo que algunas de las crisis de refugiados más graves se están desarrollando en Yemen, Sudán del Sur, Venezuela, Myanmar y América Central, y las continuas calamidades continúan produciendo migrantes vulnerables en Siria, Afganistán, Iraq, la República Democrática del Congo y otros

Por Daniel Casillas | Metro World News

Se ha hablado mucho en los últimos años sobre la crisis de los refugiados en Europa, pero ¿hay crisis de refugiados en otras partes del mundo?

—En todas partes del mundo que experimenta disturbios, desastres naturales, hambre, sequía o represión, son lugares de los que huyen los refugiados. La llamada “crisis” en Europa es desde ese punto de vista solo la punta del proverbial iceberg, ya que representa solo a ese grupo de refugiados que ha logrado huir de lugares lejanos y ha llegado a las fronteras exteriores de Europa. La mayoría de los refugiados no tienen los medios, la información ni los intermediarios necesarios para llevarlos a los países de acogida en Europa, por lo que cruzan la frontera hacia un país vecino con la esperanza de encontrar un refugio seguro. Incluso esos cruces pueden ser peligrosos, y muchos de los que llegan a los países vecinos languidecen en los campos de refugiados, a veces durante años o incluso décadas.

Además de Europa, ¿qué regiones tienen un problema grave de refugiados?

—Algunas de las crisis más graves se están desarrollando en Yemen, Sudán del Sur, Venezuela, Myanmar y América Central, y las continuas calamidades siguen produciendo migrantes vulnerables en Siria, Afganistán, Irak, la República Democrática del Congo, la República Centroamericana, y otros…..


Robert Barsky Robert Barsky

Las crisis en Yemen, el sur de Sudán, la República Centroafricana y el Congo, entre otros, han escapado a la atención de la gente, o no han logrado crear el tipo de titulares que ayudan a generar apoyo

 

 

 

 

 

 


¿Qué puede decirnos sobre la crisis de los refugiados en países latinoamericanos como Venezuela y El Salvador?

—El colapso de la economía venezolana está creando una carga aplastante sobre la población, y el número de personas que huyen para asegurarse el sustento es astronómico, con algunos expertos prediciendo una crisis tan monumental como la que se ha desarrollado en Siria. Centroamérica sigue produciendo una gran cantidad de refugiados que huyen de la violencia de las pandillas, así como de las crisis en curso relacionadas con la violencia doméstica y otros factores, lo que, combinado con la nueva rigidez de los Estados Unidos, es motivo de creciente preocupación. Una gran parte de la crisis en Centroamérica puede atribuirse a las políticas estadounidenses a lo largo de los años, incluyendo las intervenciones de Estados Unidos, el arresto y encarcelamiento de refugiados centroamericanos, y la peligrosa intromisión en los asuntos internos, lo que conduce a un ciclo de llegada, arresto, encarcelamiento, deportación y todo el sufrimiento que viene en su estela.

¿Por qué las otras crisis de refugiados no son tan conocidas? ¿Qué debemos hacer para que el mundo conozca esta situación?

—Las crisis en Yemen, el sur de Sudán, la República Centroafricana y el Congo, entre otros, han escapado a la atención de la gente, o no han logrado crear el tipo de titulares que ayudan a generar apoyo; de hecho, parece que está ocurriendo todo lo contrario, ya que la gente en los posibles países anfitriones vota por políticos que prometen medidas draconianas, muros, vallas y la criminalización de aquellos que buscan ejercer su derecho legal a encontrar refugio de la persecución.

¿Qué debe hacer la sociedad para conmemorar el  Día Mundial de los Refugiados y ayudar a poner fin a la crisis?

—Las llamadas ‘crisis’ de los refugiados se explican más adecuadamente por la falta de cumplimiento por parte de la comunidad internacional de sus obligaciones legales en relación con los refugiados y las personas desplazadas y, además, por el hecho de que entidades más grandes, como la Unión Europea y los Estados Unidos, no acogen y distribuyen poblaciones de personas que han sido desplazadas por la fuerza de sus países de origen. Si, por ejemplo, la UE aplicara una distribución de refugiados per cápita entre todos sus Estados miembros, el número de personas que entran en cada país de la UE sería modesto y manejable. Y que Estados Unidos, con sus recursos, capacidad e historia, rechace a quienes cumplen con la definición internacional de refugiados es una parodia. El hecho de que los refugiados tengan que hacer sus reivindicaciones en el primer país al que llegan supone un sufrimiento increíble, porque esto no puede sino crear cargas insostenibles para los países fronterizos y crear el tipo de xenofobia, racismo y sentimiento antiinmigrante que está alimentando el populismo y el endurecimiento de las fronteras internacionales.

Loading...
Revisa el siguiente artículo