No hay un plan para las familias ya rotas

La reciente orden de Trump, que exige que las familias detenidas recientemente se mantengan unidas, no aborda a los miles de niños que ya fueron separados de sus padres bajo la política de “tolerancia cero” contra la inmigración ilegal

Por Agencias

Donald Trump emitió este  miércoles una orden ejecutiva que rescindió la política de separar de sus padres a los hijos de inmigrantes y refugiados en la frontera entre Estados Unidos y México.

Pero 2.342 niños ya han sido separados por la fuerza de sus padres, exponiéndolos al tipo de estrés que los expertos dicen que puede tener consecuencias graves y negativas a largo plazo para su desarrollo. Y la orden firmada por Trump no hace ningún movimiento para reunir a esos niños con sus familias.

Funcionarios estadounidenses reconocieron que no tienen aún un plan claro para reunir  a los miles de niños separados de sus familias en la frontera desde que se inició la política de llevar  a la justicia criminal a quien sea atrapado ingresando ilegalmente a Estados Unidos.

“Esta política es relativamente nueva”, dijo Steven Wagner, un secretario adjunto interino en el Departamento de Salud y Servicios Humanos. “Todavía estamos elaborando la tarea de reunir a los niños con sus padres después de la sentencia”, agregó.

Las autoridades dicen que los padres que buscan a sus hijos pueden recurrir a una línea telefónica especial o una dirección de correo electrónico. Pero sus defensores dicen que no es sencillo.


Esta política es relativamente nueva, todavía estamos elaborando la tarea de reunir a los niños con sus padres después de la sentencia, Steven Wagner, secretario del Departamento de Salud


Conectar a las familias presenta un desafío enorme porque una vez que están detenidas en la frontera los niños y los padres ingresan en dos sistemas separados: para los padres, el Departamento de Seguridad Nacional de los EEUU y la acusación penal. Mientras tanto, los niños son clasificados como “niños extranjeros no acompañados” y transferidos al Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EEUU.

Algunos padres han tenido problemas para encontrar a sus hijos, algunos de los cuales son trasladados a refugios en todo el país. Sin un proceso claro, es posible que algunas familias nunca se reúnan, según establece el diario The Guardian.

Qué pasará

Bajo la política de “tolerancia cero” de la administración Trump, el 100% de los inmigrantes que intentan ingresar sin autorización a los EEUU en la frontera con México son remitidos a un proceso penal. Esa política sigue en pie. Pero bajo la nueva orden ejecutiva, funcionarios de inmigración de la Oficina de Reubicación de Refugiados, que se encarga de la colocación de niños inmigrantes indocumentados en albergues o con patrocinadores, encontrarán o construirán instalaciones que puedan mantener juntos a padres e hijos. Eso podría llevar tiempo.

En definitiva, la orden ejecutiva del presidente no ha cerrado las lagunas que permitieron este tipo de separaciones familiares en primer lugar. Y hace poco para abordar el trauma y el daño potencial de larga duración que el gobierno de EEUU  ya inflingió innecesariamente a más de 2.300 niños.

Loading...
Revisa el siguiente artículo