Los secretos del rescate de los niños atrapados en la cueva

Después de sobrevivir 17 días de agonía en una cueva inundada en el norte de Tailandia,todos los miembros del equipo de fútbol tailandés y su entrenador fueron rescatados

Por Agencias

Los niños varados en el complejo de cuevas de Tailandia recibieron medicamentos contra la ansiedad para ayudarlos a salir, dijo el primer ministro de Tailandia.

El equipo de fútbol juvenil, cuyos miembros tienen entre 11 y 16 años, recibió pastillas para calmar sus nervios mientras eran sacados de la cueva, dijo Prayuth Chan-ocha a la prensa.

Jani Santala, una buceadora finlandesa que ayuda con los esfuerzos de rescate, dijo la semana pasada que la manera más eficiente de sacar a los niños de la cueva era drogándolos y que los buzos lleven a los niños sedados. Sin embargo, la idea de Santala no fue tomada, y ésta pareció ser una solución mucho más factible.

Los niños rescatados tuvieron que viajar aproximadamente  21/2 millas, haciendo su camino de regreso a la entrada de la cueva,  acompañados por buzos profesionales en todo el trayecto y guiados por una cuerda. Aproximadamente 0.6 millas del viaje están bajo el agua, lo que requiere que los niños usen máscaras faciales completas.

Meditación

El entrenador de los niños, Ekkapol Chantawong, de 25 años, mantuvo vivo a los menores por dos semanas. Había sido monje budista durante 10 años antes de abandonar la vida eclesiástica y convertirse en el entrenador de fútbol de los “jabalíes”, como se llamaba el equipo. Varios amigos y familiares han destacado a diversos medios que para él la meditación era una parte importante de su vida y que sus técnicas probablemente ayudaron a los niños a no perder la esperanza.

El joven enseñó en estos días a los chicos a meditar y a conservar la energía hasta que fueran encontrados, además les cedió la poca comida que tenían, no ingiriendo nada durante los primeros nueve días. Sorpresivamente, sí, los hallaron vivos.

El aura mística que envuelve a la figura del entrenador encaja como anillo al dedo en la filosofía budista tailandesa. Tailandia es un país conservador y religioso, donde un 95 por ciento de la población profesa el budismo, lo que ha sido también determinante a la hora de juzgar al entrenador dentro del país.

Por acciones como esta, crearon y compartieron en las redes sociales una tierna caricatura de de Chantawong, en posición de meditación, acurrucando a 12 pequeños jabalíes en sus brazos, que simbolizan a los menores de entre 11 y 16 años que forman parte del equipo de futbol llamado así.

Mejorar el karma, meditando o siendo generoso con los demás como hizo el entrenador, es visto con buenos ojos en la sociedad tailandesa.

Loading...
Revisa el siguiente artículo