Violenta crisis social obliga a la OEA a intervenir en Nicaragua

La organización pidió al presidente Daniel Ortega aceptar la propuesta de la Iglesia de llamar a elecciones en marzo de 2019, para poner fin a la crisis política

Por Agencias

La Organización de Estados Americanos condenó el miércoles los abusos a los derechos humanos cometidos por la policía y civiles armados progubernamentales en Nicaragua desde que comenzaron a realizarse protestas multitudinarias contra el presidente Daniel Ortega a mediados de abril.

Una resolución adoptada por 21 votos a favor _ 3 en contra y 7 abstenciones _ también criticó el hostigamiento contra obispos católicos, quienes han sufrido al menos tres ataques. Los funcionarios eclesiásticos han mediado el diálogo entre el gobierno y la oposición para hallar una solución pacífica a la situación y han criticado al gobierno de Ortega por los asesinatos.

La resolución auspiciada por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Perú y Estados Unidos llama a Ortega a respaldar un calendario electoral acordado en las negociaciones.

En la resolución se destaca: “Reiterar su enérgica condena y su grave preocupación por todos los actos de violencia, represión, violaciones de DDHH y abusos, incluyendo aquellos cometidos por la policía, grupos parapoliciales y otros actores contra el pueblo de Nicaragua”.

Ortega se ha negado a adelantar las elecciones y califica a quienes piden su salida de “golpistas”.
El canciller nicaragüense, Denis Moncada, fustigó a la OEA por adoptar el documento, que calificó de ilegal e injusto.

“Tenemos instituciones que funcionan, un estado de derecho, una constitución que funciona. Por eso no es correcto que este Consejo Permanente se erija en una especie de tribunal que nadie ha autorizado ni dado facultades para juzgar a Nicaragua”, dijo, minutos antes de la votación.

Tres meses de crisis política

Cuando se cumplen tres meses de las protestas contra el régimen de Daniel Ortega, las fuerzas gubernamentales asediaron durante casi ocho horas la ciudad de Masaya, que se ha convertido en bastión de la oposición a su Gobierno. Han sido semanas de intensa violencia en Nicaragua que han dejado imágenes de marchas, estudiantes en barricadas, policías fuertemente armados, parapolicías amedrentando a los manifestantes y madres reivindicando justicia.

Las organizaciones no gubernamentales aseguran que la cifra de muertos supera las 300 personas.  la Comisión Interamericana de Derechos Humanos también denunció “el empeoramiento, intensificación y diversificación” de la represión en el país centroamericano.

Loading...
Revisa el siguiente artículo